Páginas vistas en total

lunes, 12 de noviembre de 2018

Los nuevos compradores de estilográficas

Me refiero aquí, no al cliente individual, al coleccionista o al usuario, sino a las grandes regiones mundiales que sustentan hoy en día a la industria de la estilográfica. Como ya anticipamos en la entrada "Una parada técnica" que puede consultarse aquí, es sumamente interesante conocer de dónde proviene la demanda actual de nuestros queridos instrumentos, Esto nos dirá mucho sobre quién domina el mercado y,, sobre todo, quién determina qué tipo de producto es más apreciado y, en consecuencia, hacia donde caminan los fabricantes.

Por sorprendente que pueda parecer, las ventas de estilográficas crecen cada año y las previsiones son  cada vez más optimistas:

(fuente: Euromonitor)

Sin embargo, hay dos factores que es preciso tener en cuenta:

          1.- La variedad del mercado se ha reducido a dos grandes nichos: el lujo y la pluma de medio/bajo coste.

La pluma funcional de calidad, de un precio igual a superior a los 250 dólares aproximadamente, ha visto muy reducida su demanda en regiones tradicionalmente consumidoras, especialmente Europa y USA. Estas plumas han pasado a ser usadas únicamente por aficionados. Fuera de esta categoría encontramos, por encima, las plumas de lujo que son utilizadas como objeto de regalo o.en menor número, por coleccionistas. Por debajo, la enorme cantidad de plumas baratas que son usadas por grandes masas de población en países o regiones específicas, lo que nos lleva al siguiente factor.

         2.- El eje de la demanda se ha desplazado  hacia el Lejano Oriente.

El principal consumidor de estilográficas es, hoy,  el Extremo Oriente. La demanda en Europa y USA ha descendido drásticamente. Pero el mercado de China, Corea y Singapur, por decir los principales, es tan grande, que es capaz de mantener unas ventas que se incrementan cada año en el mundo. Se vendan muchísimas estilográficas, ciertamente, pero casi todas en Asia. Aquí podemos ver un cuadro sumamente interesante (fuente: Euromonitor)

Como se puede apreciar en el gráfico anterior, sólo China compra más plumas que los cuatro países que la siguen, incluidos los Estados Unidos.

Pero la cuestión es mucho más curiosa si nos detenemos a considerar qué precio están dispuestos a pagar los consumidores por sus estilográficas y así, podemos ver que son los surcoreanos los que más pagan más por sus plumas lo que indica que son decididos consumidores de ejemplares de lujo.




Podemos concluir que China es el primer consumidor mundial de estilográficas de gama baja mientras que otros países o regímenes del área como Hong Kong, Singapur o  Malasia, lo son de gama alta y de lujo.

¿Dónde quedan los tradicionales mercados de Europa o Estados Unidos?. En un lugar más que  modesto. En el siguiente cuadro (fuente: Euromonitor) podemos comprobar cómo el crecimiento de la demanda en China es impresionante, se mantiene en Italia, Polonia y Brasil, y desciende drásticamente en USA, India, Francia, Alemania y Reino Unido, tradicionales consumidores de estilográficas.

¿Qué conclusiones podemos extraer de la situación? Ante todo, que es el mercado asiático es el que hoy dicta las normas. Los fabricantes atienden esa demanda y no la de España, por ejemplo. Lo que quiere decir que los gustos, modas, preferencias y usos que dan a las estilográficos los usuarios asiáticos son los dominantes. La contracción de los mercados tradicionales hace que los intereses de los usuarios españoles, por ejemplo, apenas cuenten para los fabricantes. Esto explica la mala distribución, la desaparición de minoristas, el servicio defectuoso o inexistente y los altos precios finales.

La segunda consecuencia es la adaptación de la producción a los dos grandes nichos susodichos: el lujo y las plumas baratas. El primero, como objeto de regalo y prestigio adaptado a las costumbres sociales orientales. Las segundas, como instrumento puramente funcional bien adaptado a la educación y los usos cotidianos.

Si los cuadros anteriores continúan su progresión en el mismo sentido, asistiremos a una práctica desaparición del mercado tradicional que no sea el de los aficionados y coleccionistas. Se mantendrán, desde luego, pequeños nichos como el del lujo o el de las plumas clásicas, pero poco más.

La tercera y principal conclusión es que el mundo occidental ha dejado de ser una referencia en la demanda de estilográficas. Esto ha provocado el consiguiente traslado de la industria a oriente, como ya han hecho las principales marcas tradicionales y, sobre todo, la pérdida completa de la gran estrategia e iniciativa industrial que hoy, salvo algunas marcas de lujo europeas como Montblanc o Pelikan,  están en manos de Japón y de China, cada cual en su línea de trabajo.

Espero que estas pequeñas reflexiones sirvan para entender mejor lo que ocurre y que, puesto en concordancia con lo dicho acerca del estancamiento técnico de las estilográficas modernas, dará una mejor idea de lo que nos puede esperar.


 

jueves, 25 de octubre de 2018

"Tintarías": Monteverde “Noir Collection”

Por: Leonardo Izaguirre Barrios


Las tintas más allá de ser el ánima de nuestras estilográficas, sangre y alimento de la escritura manual, han pasado de ser un elemento funcional, a estar a la par en términos de coleccionismo.

Muchas casas productoras de estilográficas tienen hoy un gran y extenso catalogo de tintas. Algunas otras, que no producen estilográficas, se han dedicado al negocio de la tinta de manera muy profesional y dedicada por años.

Cada quien espera morder un pedazo del pastel de las ventas de tintas a sabiendas de que quien colecciona estilográficas, tarde o temprano coleccionará tintas.

Pigmentos, tecnología, nuevos colores, efectos de sombreado, colores secundarios, durabilidad, resistencia y hasta destellos de brillo dorado que recuerdan a las pinturas de Klimt, hacen de las actuales tintas todo un mundo para disfrutar.

En esta sección denominada “Tintarías”, queremos brindarles una mirada ligera de algunas tintas, bien sea en forma individual, por marcas o comparando colores de diferentes marcas. No es una evaluación profunda de las tintas, es más bien un trabajo descriptivo, una presentación informal de estas.

Inauguramos pues el ciclo con una colección recientemente lanzada por la casa Monteverde.

Espero sea de vuestro agrado.




Monteverde “Noir Collection” 

Monteverde es una marca “Americana”. Se sospecha que sus estilográficas son, evidentemente, producidas en China, pero sus tintas, al menos, dicen estar producidas en la Unión Europea. 

He leído que el fabricante de las tintas de Monteverde es el mismo que las hace para Montblanc. Por favor, no me crean. 

Independientemente de ello, Monteverde lleva varios años fabricando tintas y se ha esforzado en aumentar su colección inicial de 10 modestas tintas, en los colores básicos y muy aplanados, sin nada de picardía, hasta virar a colores verdaderamente interesantes como su marrón, el burdeos y un verde realmente atractivo. 

En la actualidad , la marca goza de un amplísimo catalogo de tintas individuales. Es muy mencionado su verde “Green”, que ha alcanzado fama entre los “youtubers” más seguidos y que seguramente tendremos la oportunidad de ver en otro momento. 

Pero además, Monteverde ataca el mercado con una idea innovadora. Se trata de las “colecciones”. Se componen casi siempre de 10 tinteros de 30 ml con colores que hacen honor al nombre de la colección. 

Hasta la fecha del lanzamiento de esta colección en 2017, Monteverde se había posicionado en el mercado, nada más y nada menos, que con 41 tintas en su catalogo. 

Reinventada desde 2016 y con la tecnología “ITF”, Ink Treatment Formula, una suerte de aditamento para hacer la tinta más fluida sin sacrificar saturación, al menos las primeras, eran producidas en Austria y empacadas en USA. 


En el caso que nos ocupa revisaremos las diez tintas de la colección “Noir”. Son colores con visos de sombreado hacia el negro, lo cual se logra bien en algunos casos y, en otros, no tanto. 

Foto web: https://blog.gouletpens.com/wp-content/uploads/2017/11/Noir5-1200x800.jpg 

Los tinteros son de lo más convencionales; parecen más bien frascos de boticas antiguos, pero resultan convenientes desde el punto de vista funcional, sobre todo por lo amplio de su boca, lo que los hace cómodos de usar. 


Vienen en cajitas de plástico transparentes con una tarjeta informativa del color y el fabricante. 


Veamos cómo se comportan en el papel japonés “Pilot” y con una pluma flexible esta colección que se compone de: 

1.-Azure Noir: Descrito por el fabricante como verdadero azul marino / negro, es para mí un llamativo color con tonos azul, verdosos que semeja a un verde-gris. 


2.-Coal Noir: Concuerdo aquí con los de Monteverde, se trata de un gris oscuro/carbón. Sin más. Algunos “negros” del mercado, como Waterman, se asemejan. 


3.-Copper Noir: Naranja rica en tonos intensos, vivos tonos otoñales. Un hermoso anaranjado saturado y sombreado. 


4.-Jade Noir: Para quienes gustan, como yo, de los verdes este resulta un muy interesante verde oscuro. 


5.-Mercury Noir: Es parecido a un burdeos con alto grado se sombreado y notas caoba y naranja. 



6.-Mulberry Noir: En la extensa gama de los violetas, este es un saturado y ennegrecido purpura de bellos destellos. 


7.-Ocean Noir: Es, para mí, la estrella de esta colección. Lograron con este color, los tonos más parecidos a la mítica “Penman Sapphire” de Parker. Hermoso, con notas rojizas y negras.


8.-Raven Noir: Negro profundo sin mayores pretensiones. No es más saturado que muchos negros convencionales del mercado. 


9.-Rose Noir: Uva-rosa-oscuro. Color complejo con sombras negruzcas oxidadas, no pasa desapercibido. 


10.- Smoke Noir: Es uno de los verdaderos grises que he visto últimamente. Para quien gusta y busca el gris. Este no le defraudara. 


Nuevamente estimados lectores de “el pajarete”, agradecido por vuestro interés y espero os haya gustado esta primera “Tintaría”. 

(Excepto donde se indica, todas las fotos son del autor.)

martes, 16 de octubre de 2018

Una parada técnica.

No voy a decir que la industria estilográfica esté paralizada porque es evidente que cada año contamos con novedades de interés pero sí parece que el merado está atravesando una etapa de relativa paralización o, quizá mejor, un tiempo de respiro.

Ya hemos visto que cualquier industria, con relación a un mercado, constituye un fenómeno dinámico. Hay una permanente relación entre la oferta y la demanda que obliga al fabricante a adaptarse continuamente a las necesidades o los gustos del consumidor. Si no lo hace o lo hace tarde, terminará perdiendo clientes, cuota de mercado y, a la postre, desapareciendo. En un sector tan libre como el de la estilográficas, no sometido a restricción, subvención o limitación alguna, esta relación entre fabricante y cliente es extremadamente sensible y móvil porque, dicho en términos económicos, la demanda es muy elástica. En general, esto consiste en que un incremento en el precio provoca la reducción de los ingresos totales mientras que una reducción del precio provoca incremento de los ingresos totales.

Los últimos años han sido testigos de una demanda sumamente elástica en la industria de la estilográfica que ha resultado, como sabemos, en una reducción general de precios con relación al ciclo económico anterior. De ahí la desaparición o irrelevancia de muchas marcas tradicionales y el inapelable surgimiento de marcas especializadas en el segmento bajo así como de la pujante industria china.

Pero como ocurre con muchos  movimientos estratégicos de mercado, el ciclo parece haberse estancado. Los modelos nuevos escasean y las marcas se limitan a multiplicar los acabados, colores y versiones de los que ya existen, pero sin presentar grandes novedades, diseños o técnicas. En realidad y salvo marcas japonesas, acompañadas de  algunas chinas, la estilográfica moderna es, casi, un modelo estándar, mecánicamente simple y estéticamente homologado, cuyas diferencias sustanciales se reducen a los acabados o a los materiales con los que están construidos. Entre una Delta, una Conklin, una Edison y una Italix, por poner algunos ejemplos, no hay diferencias sustantivas. Apenas de diseño. La multiplicaciones de fabricantes han acabado por crear modelos estándar que apenas ofrecen otras variaciones entre sí que sus diferentes acabados. Incluso los fabricantes artesanos, de cualquier parte del mundo, ofrecen plumas enormemente parecidas entre sí. Los modelos de precio asequible, reyes actuales del mercado, constituyen, en realidad una solución universal.


Pero este fenómeno, que no es negativo en sí mismo, puede presentar riesgos cuando no evoluciona, porque indica, a la postre, un estancamiento en la capacidad de innovación de una industria que, de esta manera, pone en riesgo su mera capacidad de supervivencia. Bajo estas circunstancias, si la demanda no se mantiene estable, las ventas desaparecen. Todos hemos sido testigos del agotamiento de ciertos sectores y modelos de negocio: la música, los libros y la fotografía analógica, son ejemplos palmarios. La estilográfica ha atravesado el desierto de su propia obsolescencia y transformación funcional y se enfrenta a un nuevo ciclo en el cual, sin ninguna duda, el viejo mundo no tendrá gran cosa que decir.

Anuncio aquí una nueva entrada sobre los mercados actuales de la estilográfica, los cuales nos darán algunas indicaciones muy valiosas sobre lo que nos puede esperar.

No estoy muy seguro de hacia donde puede ir la futura industria de la estilográfica. Es trabajo de sus analistas, desde luego, anticipar problemas y buscar soluciones. Nosotros, como aficionados, somos meros espectadores, interesados en seguir los pasos que nos conducirán a un siempre incierto futuro.






sábado, 13 de octubre de 2018

Un millón y medio

El tiempo tiene la mala costumbre de pasar mucho más rápidamente de lo que deseamos y de lo que queremos. 1.500.000 visitas a este blog es una cifra que marea teniendo en cuenta la humildad de sus pretensiones iniciales.

Quiero aprovechar esta cifra para dar las gracias a los numerosos amigos, lectores y colaboradores, que hacen posible El Pajarete Orquidiado.

Últimamente, una agenda de trabajo que me obliga a viajar aún más de lo habitual, hace que sea más difícil mantener el ritmo regular de entradas que venía siendo habitual. Aún así, procuro estar pendiente y compartir con todos la afición que nos une.

Observo, sin embargo, que el mundo estilográfico está experimentando un cierto frenazo en la expansión de los últimos años. El número de verdaderas novedades ha descendido y las marcas no parecen saber bien hacia dónde dirigir sus próximos pasos. Rebasada la crisis de los años 2007 y siguientes y redefinido el mercado, atravesamos un punto de inflexión que nadie parece saber hacia qué conduce. Las fórmulas comerciales de los últimos dos o tres años se repiten sin demasiadas novedades a dia de hoy. La cuestión es sumamente interesante y será objeto de tratamiento en una entrada independiente.

Hoy me quiero felicitar y felicitar a todos los amables lectores por mantener vivo este espacio de amistad, buen humor e intercambio de experiencias en torno a la estilográfica. Muchas gracias.



lunes, 8 de octubre de 2018

10 mejores plumas con cierre a presión

Hace muy pocos días, un amable lector me sugería elaborar una nueva lista que, a la postre, me resultó muy interesante desde el momento en que los sistemas de cierre de las estilográficas constituye un universo en sí mismo. Se trataba de las mejores plumas con sistema de cierre a presión, o snap cap en inglés.

La necesidad funcional de proteger el plumín de cualquier golpe y posible deformación, unida a la evidencia de que la tinta se seca al aire libre, han hecho que toda estilográfica deba contar con un capuchón. Este elemento protege el plumín, evita que se manche la ropa del usuario que lleve la pluma en su chaqueta y, lo que es más importante, provee al conjunto plumín/alimentador de un mínimo espacio estanco o semiestanco que mantiene la humedad ambiental constante y evita que la tinta se seque, facilitando un arranque instantáneo de la escritura.

Como cualquier aficionado sabe, los sistemas de aseguramiento del capuchón al cuerpo de la pluma son muy variados aunque, a grandes rasgos, se puede hablar de dos sistemas básicos: el de simple presión o el roscado. También los hay de bayoneta, con imán o retráctiles, por ejemplo, pero los dos sistemas básicos son los antedichos. El roscado ofrece mayor seguridad. desde luego, aunque obliga a operar la rosca cada vez que se usa la pluma y eso no siempre resulta cómodo. El de presión es mucho más rápido y confortable aunque no suele garantizar una conexión segura y hay ocasiones en que el capuchón se desprende dejando caer la pluma en el infortunado bolsillo en que se porta. por otro lado, no todos los materiales son iguales a la hora de diseñar un cierre de este tipo: algunos plásticos son quebradizos y

 Las plumas que se muestran son las mejores con sistema de cierre a presión. Como se verá, no necesariamente pertenecen a plumas caras sino, al contrario, parecen haberse especializado en plumas de uso cotidiano y de rango de precios inferior lo cual, si se piensa bien, tiene toda la lógica puesto que son instrumentos de batalla, portátiles y frecuentemente maltratados por un uso continuado. Es ahí donde un sistema cómodo y eficaz demuestra su valor.


Lamy Safari

La Safari es una pluma con uno de los mejores sistemas de cierre a presión. Seguro, fiable y siempre en su sitio, no hay manera de equivocarse con él. Cuando una Safari está cerrada, lo está con todas las garantías

(foto: fahrneys pens)

Pilot Prera.

Sin ninguna duda, el mejor sistema del mundo. Eficaz y seguro, funciona con una suavidad asombrosa que transmite confianza. Además, proporciona una estanqueidad única al conjunto plumín/alimentador.


(foto: Pilot)

Cross Townsend.

Otro de mis cierres favoritos. Algo más duro que los anteriores, se trata, en cambio, de un sistema de altísima calidad. Robusto como ninguno, la Cross no perderá su capuchón por mucho que se la agite. La Townsend es el epítome de un mecanismo infalible.


(foto: The pen addict)

Platinum Plaisir.

Otra japonesa con fundamento. La Plaisir cierra de manera perfecta y totalmente estanca.


(foto: Platinum)

Faber Castell Loom

La mayoría de las plumas de esta marca cuentan con un dispositivo de cierre de enorme calidad. Destaco el de la Loom que funciona impecablemente y de manera satisfactoria.

(foto: fahrneys pens)


Lamy 2000

Uno de los mejores cierres a presión. Seguro, confortable y totalmente estanco, añade valor a la magnífica pluma que ya es.


(foto: penchalet)


Dupont Linea D

Las Dupont tienen un mecanismo de cierre de primerísimo orden. La Línea D es un gran ejemplo de eficacia, suavidad y superior funcionalidad .



(foto: Chatterley Luxuries )


Pilot Metropolitan

Entre las muchas cualidades de la Metropolitan/Urban/Cocoon está su cierre, de gran calidad y magnífico desempeño. Para una pluma de su precio, es todo un alarde.


(foto: Pilot)

Parker 75.

Un clásico inolvidable y una pluma con un sistema de cierre magnífico. Firme y seguro, con robustas pletinas metálicas internas, no defrauda nunca.


(foto: Peyton Street Pens)

Pilot E95

Una pocket pen de primera división, dotada con un indesmayable cierre a presión de absoluta fiabilidad.




Con estos ejemplos, espero haber dado algunas pistas a aquellos adicionados que usan las plumas con frecuencia y que prefieren sistemas de cierre ágiles. Cualquiera de los modelos apuntados satisfará sobradamente sus expectativas.




jueves, 4 de octubre de 2018

Comparaciones "ociosas": Los Avatares de Lamy Safari

Por: Leonardo Izaguirre Barrios

Nuevamente en este espacio veremos, esta vez sin comparar necesariamente, una de las estilográficas más exitosas en el mundillo, pero desde la óptica de sus “avatares” más cercanos, sin discutir mucho sobre los entresijos técnicos.

En estos días, en que tanto se menciona la palabra “plagio”, resulta incomprensible como algunas veces, se trata de banalizar la intención clara de los fabricantes chinos de colocarse en la zona de succión de la super estrella verdadera.


Ya nuestro querido capitán nos ha enseñado que, cuando una pieza que está en el segmento medio/bajo del mercado es imitada, es porque genera un beneficio, aunque sea marginal.

Lo que voy a decir es una opinión personal: creo que la “Safari” de Lamy es a la industria alemana de estilográficas, lo que fue la Parker 51 para la industria americana.

La Safari es un super éxito de ventas que se mantiene gracias a una estrategia bien pensada y a cambios creativos constantes del departamento de diseño de esta gran casa germana.

La hemos visto vestida de muchos colores, diseños y con armadura de aluminio, en ediciones especiales y acompañada de tintas a juego. Todas estrategias destinadas a “mascar” un poco más, y sobre todo, a mantener vivo al caballo de batalla de la casa de Heidelberg.

A la Safari ya le venían saliendo disfraces de varias casas chinas. Algunas no tan evidentes y otras tratando de “parecer sin ser”.


Pronto fue claro que le habían tomado el pulso al alimentador y plumín, y que ya no eran tan “homenaje” como se pensaba.


Aunque algunas solo se atrevían a colocar sus características externas de manera casi exactas, dejando pequeños detalles de lado.


En 2014, la casa Hero se atrevió a más, y puso en escena algunas que podían engañar a los más descuidados, con un funcionamiento excepcional, cuidando detalles y para un precio de risa. Además con tres opciones de punto, (boquillas) intercambiables, en colores muy interesantes y nada aburridos. Cuidaron, eso sí, de no aplanar las dos facetas y de colocar su sello de marca en el capuchón como muestra de algún pudor, quizá.


Creo que a partir de allí, hubo un punto de inflexión y lo demás es historia que dejo a ustedes a través de imágenes, de algunos de los “avatares” que están en el mercado a través de fabricantes tan diversificados como la conocida Wing Sung.


Pero las cosas no terminan allí, es que además la misma casa goza de un catalogo extensísimo en variados colores que tientan a considerar a esta estilográfica, como la primera escolar.


Y siguieron, pues además las hay que simulan el metalizado de las versiones “AL” de las más recientes colecciones “Petrol, Charger Green y Lx Luxory”.


Sin perder detalle, además, de la boquilla translucida, y por supuesto con un nivel de exactitud en la unidad alimentador-plumín que hace perfectamente intercambiables los de estas, con los originales.


Apreciados amigos, les dejo esta entrada como testimonio del vuelco apresurado de la industria china y de sus intenciones de comer un pedazo de cualquier pastel que este servido. Precio promedio actual de 1,30 $ puestas en casa. Da hasta para traer varias, aunque sea para hacer un análisis tan “ocioso” como este.

Fuerte abrazo a todos.

Gracias de nuevo.

lunes, 10 de septiembre de 2018

Twsbi GO: Mecánica Híbrida.

Hacía tiempo que la taiwanesa TWSBI no lanzaba al mercado una novedad interesante que la relanzara frente a sus recientes competidoras chinas y que constituyese un cierto avance de diseño.
La GO  cumple sobradamente estos objetivos. No sólo se trata de una pluma novedosa sino también barata y, como siempre, con un desempeño garantizado, típico de la marca.

La GO es una pluma de diseño muy moderno: mezcla las transparencias típicas de la casa con los suaves colores traslúcidos pastel tan en boga hoy en día en las estilográficas orientales. Empezó en Japón y ha seguido en China;  TWSBI no ha querido quedarse atrás.

La pluma se presenta en dos colores: Azul y Humo. Los dos resultan muy atractivos, juveniles y desenfadados.

(foto: reddit)


Pero lo más interesante de esta pluma es su sistema de carga. TWSBI nos tiene acostumbrados a sus excelentes pistones pero en este caso, lo novedoso es que el accionamiento del pistón se realizado con la asistencia de un aparatoso muelle que queda dentro del cuerpo.


El depósito de esta pluma no es el cuerpo, como en los pistones tradicionales, sino un cartucho interior transparente fijado sobre la boquilla. Sobre el interior de este cartucho se mueve un pistón estanco que, en lugar de ser accionado a mano como, por ejemplo, en los sistemas simples de jeringuilla, o mediante una rosca sin fin, como en los convertidores, se acciona pulsando y recuperando con el muelle que recubre el vástago del pistón. Tal y como se hace con un bolígrafo o con la Pilot VP. En este caso, sin embargo, el accionamiento del pistón no sirve para descubrir el plumín sino para llenar el depósito

El mecanismo combina, pues, el muelle típico de los bolígrafos con el sistema de llenado de pistón. La solución es muy simple pero ingeniosa: un pistón de jeringuilla asistido por un muelle.

(foto: A better desk)

El plumín es un JoWo, típico de la marca. Se sirve en cinco grosores diferentes.

La capacidad no parece ser muy grande pero esto no constituye problema hoy en día salvo para largas sesiones de escritura y, dada la facilidad y comodidad de carga, tampoco hay inconveniente para realizarla cuantas veces sea necesario.

(foto: penshop.cl)

La pluma, por lo demás, es muy simple de líneas. Destaca la ausencia de clip y su sustitucion por un  resalte con agujero como para pasar un cordón.

(foto: pengallery)

el precio de esta pluma es de 20 dólares en la página oficial de TWSBI aunque llega a casi los 30 en otros distribuidores. Es un precio razonable que la coloca en el segmento asequible de la table, casi al nivel de la ECO. Sigue siendo más cara que alguna de sus interesantes competidoras chinas de última generación, pero en este rango de precios, las diferencias no son obstativas.

En resumen y a salvo de una revisión más detallada cuando disponga de un ejemplar, la TWSBI GO es una pluma muy interesante, eficaz como es habitual en la marca, y con un mecanismo original y novedoso que le dota de un atractivo muy especial. No son pocos valores hoy en día.