Páginas vistas en total

lunes, 14 de agosto de 2017

Pilot Custom Urushi. Una Obra Superlativa.

Como ya imaginarán los perspicaces lectores, esta es la pluma que ha viajado conmigo desde Tokio la semana pasada. Se trata de la Pilot Custom Urushi, una pluma que solo puede calificarse de superlativa en todos sus aspectos. Una pieza soberbia en la que todo resulta digno de alabanza y mucho antes, de admiración.

La Custom Urushi salió al mercado en 2016 y hasta ahora ha sido distribuida muy escasamente fuera del mercado japonés, hasta el punto de ser prácticamente imposible de encontrar en los catálogos de los importadores norteamericanos, generalmente muy bien surtidos, y, desde luego, en los europeos, en los que resulta casi desconocida.

La falta de ejemplares ha resultado en unas escasísimas referencias técnicas entre los aficionados. La primera fue la del maestro Bruno Taut en sus crónicas estilográficas y puede consultarse  aquí.

Aparte de esto, nos encontramos ante una ausencia casi absoluta de revisiones. No he leído ninguna y me complace sobremanera que los lectores de El Pajarete, tengan, pues, la primicia de ésta.


La Pilot es una pluma que se sitúa en el tope de gama del catálogo de Pilot. Por encima de ella, tenemos que acudir a los modelos Namiki, cuyo equivalente natural sería la Yukari Royale de la cual hablaremos más adelante.


Pese a esta posición, la pluma se presenta en una caja relativamente modesta y de reducido tamaño.


Es una caja negra de cartón, con un lecho satinado que esconde la documentación correspondiente.


La Pilot Custom Urushi es una pluma que comparte el diseño básico de la serie custom, es decir, plumas clásicas, de buen tamaño y extremos truncados. La Urushi es, en cuanto a sus líneas, una fiel representante de la serie aunque, desde luego, en términos superlativos. Mide 155 mm de largo, lo que la convierte en una de las plumas estándar de mayor tamaño del mercado. Una Pelikan 1000 tiene 145 mm de largo y una Montblanc 149, 148 mm. La Namiki Yukari Royal, se queda en 149 mm.


En su segmento, y ya por encima de los 150 mm, la igualan la Platinum Izumo, con 155 mm. y  la Sailor KOP de ebonita, con 152 mm y la Namiki Emperor con sus siempre impresionantes 173 mm. Aquí la vemos junto a una 845 que aparece sorprendentemente empequeñecida.


Y aquí con una Twsbi 580


Hasta la Sailor KOP Standard resulta minimizada a su lado.


La Urushi es, por tanto, una pluma de formidables dimensiones, acompañada en su longitud por un extraordinario grosor de cuerpo perceptible, sobre todo, en su poderoso capuchón.


Véase con más detalle la diferencia entre el capuchón de la Urushi y el de la Sailor  KOP


La pluma está construida en ebonita y resulta, lógicamente, muy ligera en la mano, pese a su imponente tamaño.


Los remates en los extremos se han realizado con un tapón embutido, al estilo de las 845.



La pluma se adorna, elegantemente, con tres anillos dorados de magnífica factura. Como buena Pilot, los acabados son impecables.


El capuchón, de grandes dimensiones y sorprendente grosor, está adornado con un gran anillo dorado, doble, donde aparece, grabada en negro, la leyenda Pilot Made in Japan Custom Urushi. Dentro, se puede apreciar una rosca perfectamente elaborada, así como un capuchón interior de plástico que garantiza la estanqueidad de la pluma una vez cerrada.


Este capuchón, al contrario de lo que ocurría con la 845, carece del anillo de fieltro en el labio interior para proteger la laca en caso de colocar esta pieza sobre el cuerpo. Probablemente sea porque no es funcional utilizar así una pluma de estas dimensiones.


El clip, típico de Pilot, con la bola en el extremo, está primorosamente terminado y está anclado al anillo superior del capuchón.



El cuerpo se remata con el tercer anillo, más estrecho que los dos anteriores.


El lacado en urushi es sencillamente inmaculado. No se aprecia el mínimo defecto o imperfección. Todas las piezas encajan primorosamente con el brillo incomparable de esta laca mágica.


La pluma se abre y cierra a rosca. El cuerpo, una vez desenroscado, a su vez, muestra una boquilla en la que se inserta la rosca metálica de buen grosor, que se remata con una pieza más reducida que permite insertar el convertidor CON-70 con el que viene dotada la pluma.


Todo el conjunto interior presenta un mecanizado excelente. La pieza rezuma calidad por todas partes.


Tanto el capuchón como el cuerpo de la estilográfica son de un notable grosor, típico de las piezas de ebonita, aunque en este caso, se advierte un trabajo finísimo en el acabado del labio del capuchón, en ligero ángulo con respecto a sus líneas superiores, hasta hacerlo más delgado y sutil que el del cuerpo, de paredes más macizas.


La pieza esencial de esta pluma y el motivo principal de su enorme atractivo es su plumín número 30. Se trata de una novedad absoluta de Pilot cuyo catálogo anterior terminaba en el ya de por sí magnífico plumín 15. El 30 que monta esta Urushi, es un plumín de extraordinario tamaño, equiparable o ligeramente mayor que al de la Montblanc 149, la Pelikan M1000 o la KOP de Sailor. Es, desde luego, más grande que el nº 20 que monta la Namiki Yukari Royale.


Se trata de un plumín de oro de 18K, bicolor, parcialmente rodiado, de líneas exactamente iguales a las de sus hermanos menores, con el acabado y el grabado típicos de la marca. Solo que en tamaño superlativo.


Con este tamaño, el plumín de la Urushi brilla con luz propia convirtiéndose en una pieza de incontestable belleza.


Este 30 solo se sirve en tres medidas: FM, M y B. Probado en la tienda, resulta ser una plumín con una notable flexibilidad. Sin poder equipararse a un clásico, sí proporciona una variación de línea apreciable a poco que se cargue el trazo. Viene acompañado por un eficiente alimentador de plástico.


Es, también, un plumín extraordinariamente jugoso, hasta el punto de que en medida B, o gruesa, es prácticamente equiparable a un occidental. Si la pluma se va a usar para escribir mucho y no se tiene una letra exageradamente grande, es aconsejable el M, o medio, mucho más adecuado.


La Urushi es una pluma con un desempeño sencillamente fantástico. La comodidad de su tamaño, la facilidad de agarre, la ligereza del modelo y el fabuloso desempeño del conjunto plumín/alimentador, hacen de esta estilográfica una pieza ciertamente extraordinaria.


La pluma cuesta en Japón 88.000 Yenes, es decir, 676 euros. A este precio habría que añadir el 8% de impuestos pero, siendo el comprador extranjero, la mayoría de las tiendas los devolverán. Es un  precio relativamente importante pero, dada la calidad y las prestaciones de esta pluma, resulta perfectamente adecuado. Salvo la Izumo de Platinum y las Nakaya más sencillas, cualquier estilográfica de ebonita y lacado urushi, incluida las Sailor KOP,  resulta más cara.

En términos comerciales, con todo, no es fácil entender a qué sección del mercado se dirige esta pluma. Por un lado, es evidente que compite con la KOP de Sailor. Está en un rango de precio parecido y ofrece prestaciones y estética equiparables. No ocurre lo mismo con la Platinum Izumo, parecida en planteamiento aunque más barata y con un plumín mucho menos vistoso. También es una rival más que seria para las europeas Montblanc 149 y Pelikan M1000 a las que, a mi juicio, supera en todo salvo en el pistón de la última.

El problema es que la Urushi también compite con la Namiki Yukari Royale, una pluma de prestaciones idénticas y un precio que casi dobla al de la Pilot. La Namiki es mucho más clásica, de líneas redondeadas; es metálica y pesada y está íntegramente sacada en urushi. La Pilot es más vistosa, más ligera, más moderna, cuesta la mitad y tiene un plumín de mucha mayor presencia. ¿En qué medida afectarán las ventas de la Urushi a la Namiki? Es pronto para saberlo, pero sospecho que lo hará notablemente.

La Pilot es una pluma superlativa en todos sus aspectos. No sólo impone su tamaño sino que su desempeño es absolutamente excepcional. El plumín 30 atrae las miradas como un imán y la belleza del urushi, en las modernas y agraciadas líneas Custom, combinan de manera singularmente perfecta. La nueva Pilot se acerca mucho a una obra maestra.




33 comentarios:

  1. ¡Qué belleza! Se develó el misterio y lo felicito Don Pedro por su espléndida adquisición. Es un acicate para la fantasía de cualquiera. A no ser que para uno sea muy importante el pistón, pareciera ser una lapicera perfecta. Gracias por compartirla. Cariños, Raquel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, querida Raquel. En efecto, es una pluma digna de los sueños de cualquier estilófilo. Un fuerte abrazo, amiga mía.

      Eliminar
  2. Por Dios. Una obra de arte y además escribe. Que buena adquisición y todo un privilegio contar con una pieza tan escasa y con tu análisis. Desborda calidad en todos los acabados. Felicidades y a disfrutarla mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Leonardo. Sabía que apreciarías esta pluma como merece. Siendo tú como eres, un gran experto, tu criterio es siempre una guía a seguir. un fuerte abrazo, querido amigo.

      Eliminar
  3. Magnífico ejemplar, no me esperaba menos; la sobriedad de sus líneas además de ese sutil encantó, la hacen una pluma formidable, creo que lo que rompe ese equilibrio es el plumín, por fin algo adecuado a una pluma de semejante talante. ¡Ya quisiera una! La espera valió la pena. Saludos Capitán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, querido Miguel. En efecto, creo contigo que el plumín es la pieza que coloca a esta estilográfica en la cima de su categoría. Tengo la intención de hacer otra entrada con sus cualidades funcionales, porque merece la pena. Un fuerte abrazo, amigo mío.

      Eliminar
  4. Bueno, bueno, bueno..., pero si es la pluma que tengo en mente para cuando vaya al Japón! Tenía mis dudas; a mí me gustan la plumas grandes y escribo con ellas sin problema (tengo una Sailor KOP, una Delta OS i una M1005), pero últimamente reconozco que me he enamorado del tamaño, el diseño y el desempeño de la Aurora 88. Por eso dudaba si en mi viaje al Japón tendría que hacerme con la Urushi 845, de unas dimensiones más comedidas, o con su hermana mayor y su magnífico plumín. Después de esta revisión, me parece que se han disipado todas la dudas. Muchas gracias por presentarnosla, por la fotos y los comentarios. Quizás más adelante te pregunte, al cabo de unos meses, cómo te sigue pareciendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gustan las plumas de buen tamaño, no resistirás la belleza de esta pluma. La 845, siendo una estilográfica magnífica, se queda corta ante la grandeza de la Urushi. Un saludo muy cordial, amigo Roger.

      Eliminar
  5. No se si me gusta más la pieza o su exquisita presentación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus amables palabras, amigo Daniel. Es un placer cumplir las expectativas de los amigos. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  6. Gracias por la presentacion de esta preciosa pluma. Supongo que no, pero esta pluma se puede comprar en internet? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta ahora, yo no la he visto. Y, al menos, no resultará fácil a corto plazo porque Pilot no la distribuye fuera de Japón. Un cordial saludo, Trevor.

      Eliminar
  7. Ya me imaginaba que era ésta pluma la que habías mencionado en el post anterior. Que bella e inalcanzable, pero disfruto mucho de las presentaciones que haces Pedro, casi como si la tuviese en mis manos. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miguel Angel, es un placer compartir la pluma con todos vosotros. La idea es que, por lo menos, el lector llegue a conocerla con el mayor detalle posible y pueda decidir luego lo que mejor corresponda. Un cordial saludo, amigo mío.

      Eliminar
  8. Enhorabuena por la pieza, Pedro. Muchas gracias por la presentación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Jesús. un fuerte abrazo

      Eliminar
  9. Buenas Capitan. Ya había leído la entrada de BrunonTaut en su post y ese plumín 30 y el tamaño de la pluma me había llamado mucho la atención. Busqué la posibilidad de comprarla y no hallé el modo. La duda que espero que me solucione, Capitán... Ante la posibilidad de conseguir o la Pilot Custom Urushi o la Sailor KOP ebonite... con cuál se quedaría? Y si la Sailor viene con plumín especial?
    Un saludo y gracias.
    Jaime

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La KOP de ebonita no está lacada en urushi, así que la elección dependería más de tus preferencias estéticas. yo soy un enamorado de esta prodigiosa laca así que, si el plumín no es un factor determinante optaría por la Pilot. Los plumines Sailor y Pilot son diferentes y el de la Urushi es mucho más elástico que el de la KOP. Por otro lado, si te gusta la variación del trazo al estilo Sailor, es decir, mediante cambio de ángulo de ataque, una Naginata Togi podria ser una elección muy buena. Es difícil elegir entre plumines de características diferentes. Dependerá de los gustos o destino que cada uno quiera dar a su estilográfica. Un cordial saludo, amigo Jaime

      Eliminar
  10. ¡Qué belleza y qué gran presentación! Muchas gracias por acercarnos un poco a lo "inalcanzable". Un abrazo, capitán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Daniel. Me alegro que haya gustado. Un fuerte abrazo, amigo mío.

      Eliminar
  11. Muy buena presentación, Pedro, sin duda un ejemplar espectacular, y que como bien dices, muestra la gran calidad de una marca como Pilot. Como sugerencia, estaría bien una foto comparando su plumín con el de otra estilográfica, para apreciar mejor su tamaño. Muchas gracias por compartirlo. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. por cierto, te envié un correo, imagino que estarías fuera cuando lo hice, te lo recuerdo por si no lo viste o se ha perdido por el buzón de entrada que suele pasar, sin prisa :)

      Eliminar
    2. Gracias, amigo Cristian. Es un placer saludarte aquí. Tomo nota de tu sugerencia y revisaré el correo. Han sido días algo complicados y no lo llevo al día. Te pido disculpas. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  12. No pasa nada, Pedro. Gracias a ti por tu labor compartiendo esto y ayudando con las dudas. Revisalo cuando puedas. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamento decirte que no lo encuentro, Cristian. Serías tan amable de reenviármelo? MIl gracias, amigo mío. Un cordial saludo

      Eliminar
  13. Es una pieza superlativa. El plumín debe impresionar por su tamaño, y adivino que siendo un Pilot no será manco en desempeño. Difícil resistirse...
    En cuanto a la propia canibalización de la namiki, me viene a la cabeza una situación similar.
    Kawai, el fabricante de pianos, tiene dos firmas: Shigeru Kawai, su marca "artesanal" y Kawai con sus modelos de producción industrializada. Pues bien: Ambas tiene un piano de cola de nueve pies -tamaño concierto- que se llama modelo EX. Ambos son tope de gama,e incluso resulta complicado hablar de diferencias plausibles más allá de la entonación del instrumento y que sólo determinados artesanos trabajan en la confección de los SK EX.
    Será una estrategia muy japonesa, pero estoy muy de acuerdo en que en una economía tan global cuesta entender esta oferta tan cercana entre productos de la misma casa.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu mensaje, Rafael. Los datos que aportas, siempre de gran interés, inciden en la cuestión muy acertadamente. A veces es difícil desentrañar los objetivos de una marca. Un fuerte abrazo, amigo mío

      Eliminar
  14. Estimado Pedro
    Mi nombre es Pedro y soy un fiel seguidor de tu blog, que disfruto mucho leyendo con lo que dices y cómo lo dices (que también es importante). Abusando de tu amabilidad quisiera hacerte una pregunta:
    Tengo una modesta colección de plumas y quiero hacer una última adquisición (lo prometo) como colofón. Dudo entre la Platinum izumo urushi y la sailor kop urushi (la pilot custom urushi es inalcanzable salvo viaje a Japón).
    El precio no es un factor determinante y tengo la mano y letra pequeñas, y uso plumines F europeos.
    ¿Cuál de las dos me recomiendas y con qué plumín?
    Gracias por tu ayuda y un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado tocayo: para ésa tu "última" adquisición, que confío en que será siempre la penúltima, te diré que ambas son plumas de magnífica calidad. La Izumo es más barata y tiene un plumín pequeño; la KOP urushi (no la de ebonita, que es más barata) te costará más doble que la Platinum y tiene un plumín fabuloso. Ambas escriben muy bien y ambas son hermosísimas. Sus líneas son distintas y, aparte del precio y del plumín, creo que será el elemento decisorio. La KOP es más clásica y la Izumo, algo más novedosa con sus líneas sinuosas. En cuanto al plumín, vistos tus gustos, elige un M o un F. Si tu letras es muy pequeña, elige un F. El M es fino, pero más polivalente. Un cordial saludo

      Eliminar
    2. Estimado Pedro. Gracias por tu respuesta. Como opción intermedia estoy valorando adquirir una pilot custom 845, que es parcialmente urushi. Puedo comprarla en Tokio Pen Shop Quill por 50.000 yenes, que me parece un buen precio. Pero por 33.000 yenes más puedo comprar la pilot custom urushi también en el mismo sitio aunque hay lista de espera muy larga. ¡Es dura esta afición! Saludos cordiales, Pedro

      Eliminar
    3. La 845 es una pluma magnífica aunque palidece ligeramente ante la Custom Urushi. Si tuviera que decantarme por una de ellas, sería esta última pese a su mayor precio. Un cordial saludo, Pedro

      Eliminar
  15. Impresionante pieza que alimenta las fantasías de cualquier aficionado. Por el momento no me la puedo permitir, pero es como si la hubiese disfrutado gracias a su estupenda revisión, que me deleita "por simpatía". Un abrazo y que escriba con ella muchas páginas más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Joker. Un fuerte abrazo, amigo mío.

      Eliminar