Páginas vistas en total

martes, 30 de diciembre de 2014

Los plumines y sus medidas; ése permanente misterio.

Hay dos medidas referidas a los plumines que son fuente permanente de confusión. La primera se refiere al tamaño de la pieza y la segunda a la del punto.

El tamaño

En cuanto al tamaño del plumín, se usan generalmente ciertos guarismos que, en realidad, no corresponden a ningún estándar ni, que yo sepa, a una referencia métrica concreta. Se habla de plumines #5, #10 ó #15 que dan una idea relativa de su tamaño. A mayor numero, más grande la pieza. Pero no hay, en realidad, un catálogo objetivo. Esos números suelen ser usados por algunas marcas, concretamente las japonesas y más específicamente Pilot, que numera así sus plumines. Por analogía suelen usarse para otras marcas, pero no existe un criterio normalizado.


(foto: Penporium)

Las medidas exactas las suelen dar los grandes fabricantes y, para ilustrarnos, tomaremos el ejemplo de Bock. El catálogo de Bock describe con total precisión sus piezas y distingue dos medidas básicas: el largo total y la anchura de espalda, o sea, la distancia máxima entre los extremos que sirven de base a los aletines. Además, ofrece un índice de curvatura que permite saber qué alimentador encaja bien en cada plumín y así, informa de que el radio del mismo debe ser de 5 ó 6 mm, por ejemplo. Con estas medidas es posible hacerse una idea cabal de las medidas reales del plumín.



Por tanto, la medida de la espalda es la que suele darse, aproximadamente, como la del plumín. O sea,  ante una medida de 7.3 mm. de espalda suele decirse que estamos ante un plumín 7 y así sucesivamente. La referencia no es exacta pero es la más fiable.

El punto

El segundo punto de confusión se refiere al grosor del punto que, por extensión, puede confundirse con toda la pieza aunque esto no sea así pues, como es lógico, puede haber plumines muy pequeños con puntos muy gruesos y viceversa. La medida del punto, pues, solo indica el tipo y el grosor del trazo. Ya hemos hablado en otro lugar de los diversos tipos de corte del plumín así que vamos a concentrarnos ahora en el grosor.


(foto: Pilot)

Hay, básicamente, cinco medidas: extrafina (XF), fina (F), media (M) gruesa (B) y doble gruesa (BB).
Cada fabricante tiene las suyas y las aplica a algunos o a todos sus modelos. Hay quienes no disponen más que de tres y otros que añaden muchas otras como la triple gruesa  (3B) o la superfina (SEF). Veamos ahora un pequeño resumen de sus características básicas y de las medidas aproximadas asociadas a ellas.

Superextrafina (SEF). Suele llamarse punta de alfiler y ofrece un trazo excepcionalmente fino. Suele verse en plumas japonesas.


(foto: FPN)

Extrafina (EF). La línea que ofrece no suele superar los 0.4 mm. Es adecuada para letra muy pequeña

Fina (F). Proporciona una línea que ronda los 0.6 mm. Adecuada para letra pequeña.

Media (M). El trazo sube aquí hasta los  0.8 mm y es la medida adecuada para una letra normal.

Gruesa (B). La línea que proporciona ronda 1.0 mm y es la idónea para usuarios con letra grande o que la usan para firmar.

Doble Gruesa (BB). Con un trazo de 1.2 mm. es adecuada para firmar rápidamente o para conseguir variaciones de trazo.


(foto: thepencompany)

Triple Gruesa (3B). La línea que proporciona es de 1.4 y suele usarse para conseguir grandes variaciones en el trazo.

Hay multitud de variables y de modelos que, combinados con el corte, ofrecen enormes posibilidades expresivas: stubs, oblicuos, para zurdos, reversos o itálicos. A todo ello hay que sumar las especialidades japonesas que ya hemos visto en otra entrada, de las que destacaremos ahora los plumines music y los zoom; éstos ofrecen variación de trazo en función del ángulo de ataque del plumín sobre el papel.



(foto: nibs.com)

Sentado lo anterior, conviene recordar que tampoco aquí existe una nomenclatura estándar. Las medidas que he ofrecido suelen ser las normales pero ello no significa que todos los fabricantes las usen. en términos generales, idéntico criterio.  Podemos decir que las medidas más parecidas a las indicadas son las de las plumas norteamericanas. Muchas europeas suelen ser algo más gruesas y las japonesas algo más finas. por tanto, un plumín M norteamericano podría ser considerado un F en Europa y un B en Japón.


(foto: nibs.com)

Como regla práctica, puede decirse que cualquier medida japonesa equivale a un grado menos en el resto del mundo. Incluso a dos si nos referimos a ciertas marcas europeas. Es decir que un M japonés será para nosotros un F, como poco, y que incluso un B será más parecido a un M que a otra cosa. Por eso, cuando en Japón se habla de un SEF, hay que entender que es una verdadera punta de alfiler.

Sentado lo anterior a efectos generales, conviene recordar que no hay dos fabricantes con iguales medidas. El curioso lector puede comprobarlo en esta magnífica recopilación de nibs.com:

Tabla comparativa de medidas (nibs.com)

Conclusión: No hay que dejarse confundir por la numerología de los plumines; en realidad, no hace referencia a ningún estándar sino que da, únicamente, una medida aproximada. En cuanto al grosor, es más importante conocer el fabricante que la denominación.  Eso nos permitirá saber si hemos encontrado el plumín adecuado a nuestro tipo de escritura.


12 comentarios:

  1. Una recopilación de lo más interesante y útil. Gracias por compartirla :)

    Sin embargo, haré una puntualización. Yo poseo una de esas "puntas de alfiler" de la marca Platinum y no está marcada como SEF, sino como UEF (UltraExtraFina) :) Y según la tinta que se utilice puede agrandarse un poco el trazo, con lo que ya no es tan alfiler XD A ver si en un futuro puedo probar un plumín PO ¡tiene que ser más fino que un cabello! :D

    Feliz año nuevo, Pajarete, espero que nos sigas ilustrando con muchos post este año :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Papish. La nomenclatura general que yo he referido suele tener variaciones según la marca. Además de lo que tú muy oportunamente señalas hay muchas otras especialmente en el lado contrario, el grueso, en el que, a veces, se habla de BB otras veces de XB o C (Coarse).

      El plumín PO es fantástico. No sólo porque es muy fino -aunque yo creo que el que de verdad te gustaría sería el Saibi Togi de Sailor-- sino por su forma tan peculiar.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
    2. ¡Ambos me encantaría probarlos! :D

      Eliminar
  2. Muy útil el articulo, aunque sigo con mi duda, y es que últimamente ando liado con los gruesos de escritura. En estos momentos me agradaría comprar una Pelikan, por tamaño la que más me agrada es la M 600, pero al no saber que grueso exacto tienen sus plumines, voy a tener que comprar un modelo inferior para ver su trazado. Por eso me agradaría saber de donde has sacado esa tabla de gruesos, si por un casual es la de Pelikan, ya que de todas las que tengo yo, desde Pilot, Lamy, Kaweco o Inoxcrom no me cuadra, siendo los trazos mucho más pequeños.
    EF = o'2 a 0'3
    F = 0'4 a 0'5
    M = o'6 a 0'7 ú 0'8 incluso
    B= 0'8 a 0'9

    Hay que decir que Pilot va como tu dices un punto por debajo de todas las citadas. Un "M" que yo uso equivale a un "F" de las otras marcas referidas.

    Sabes de alguna página de internet dónde salgan los gruesos de los puntos de Pelikan?, Lo sabes tú?


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Emiliano. Las medidas que aparecen en este artículo son todas obtenidas por mí aunque, como habrás podido comprobar siempre se dicen que "rondan" porque hay variaciones dependiendo de las marcas. Hay varias páginas que contienen medidas pero todas son producto de la experiencia personal de los aficionados. Que yo sepa, no hay una tabla homologada universal. Un saludo muy cordial

      Eliminar
  3. Hola, Pedro: creo que es la tercera vez que leo esta entrada y no puedo dejar de preguntarte cómo acertar con el grosor del plumín, cuando al intentar realizar una compra vía web (por ejemplo, Amazon) no aparecen, salvo contadas excepciones, los grosores disponibles, suponiendo que se pueda elegir, dentro de la pluma que nos interesa. Sé que es un tema complicado, pero ¿hay alguna forma de abrir el abanico y no gastar dinero en un plumín que no vamos a poder usar por ser demasiado fino o demasiado grueso? Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Jesús. Casi siempre que se pone a la venta una pluma nueva en internet se hace referencia al grosos de su plumín. A veces puede estar más o menos escondido entre la información que se ofrece del producto, pero es esencial. Otra cosa es que la medida "f" de una marca equivalga a la de otra. Para estos casos, recuerda que las medidas europeas suelen ser mayores que las japonesas, es decir que una "m" japonesa suele corresponder con una "f" europea. Un cordial saludo

      Eliminar
  4. Pedro, ¿cree usted que puede cambiarse el plumín de la Pilot Custom 74 por el de Pilot Lucina?
    F. Nelson Cabrera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he intentado este cambio en concreto pero sí he podido comprobar que el de la la CH 92 se puede cambiar por el de la Lucina. Tratándose del mismo plumín número 5 para las tres plumas, deduzco que el cambio es posible. Ahora bien, la pregunta es con qué objeto, puesto que el plumín de la Lucina es de acero y el de la 74 de oro. Cualquier cambio supondrá una rebaja notable en una u otra teniendo en cuenta sus precios respectivos. Un cordial saludo.

      Eliminar
    2. Eso es cierto. La situación es que la pluma fue un regalo de mi esposa; pero desde un inicio tuvo un flujo pobre. Intenté ajustarla y al parecer quedó perfecta. Tuve una delicia de pluma por cuatro días; al quinto empezó a rascar horriblemente en cada curva. Como por estos rumbos no hay taller ni cosa que se le parezca, decidí tratar de suavizarla; pero nada. Al final, separé un poco los gavilanes y me ha quedado un punto BB hermoso, pero rascador como ninguno. Así que no encontrando repuestos en Internet, con los talleres que me he enterado en España o Argentina (yo soy de El Salvador) y con la necesidad de conservar la pluma por el valor sentimental; lo único que se me ha ocurrido es ocupar ese plumín que me saldría a menos de la mitad del precio de la Custom 74. Perdone lo largo de mi aclaración; yo creo que son experiencias que más de alguno ha vivido. Saludos cordiales. Si logro algo, le estaré contando mis resultados, aunque sé que las Frankenplumas no son algo de su agrado. Yo pienso que esta sería mi mejor solución. Jejeje. De nuevo un saludo hasta la Madre Patria.

      Eliminar
    3. Es una solución de compromiso que no está mal. Y teniendo en cuenta el valor sentimental de la pluma, yo haría lo mismo. Espero tus noticias sobre la operación. Un fuerte abrazo para ti y mi querido El Salvador.

      Eliminar
    4. Pedro cumplo con lo prometido. Me ha llegado la Pilot Lucina y efectivamente el plumín es número 5; sin embargo la curvatura del mismo es casi cilindrica por lo que ensamblado en el alimentador de la Custom 74 queda bastante alejado y no hay flujo de tinta. Por lo que tuve que cambiar toda la sección que enrosca perfectamente en el cuerpo de la CH74 y como era de esperar el plumín hermoso, jugoso y suave (aunque de acero). Al menos el objetivo lo he cumplido. El resultado es bastante agradable. A mis fines, servirá en demasía.
      Por otro lado, en realidad la Pilot Lucina me parece de precio algo elevado para lo que ofrece. Yo tengo una Pilot Urban que es una guerrera y pienso es mucho mejor aún con su humilde plumín.
      De nuevo saludos, esperando nuevas entradas en este blog que tan interesantes datos e historias nos brinda.
      F. Nelson Cabrera.

      Eliminar