Páginas vistas en total

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Delta Dolce Vita: Morir de éxito

Delta es una pequeña compañía italiana fundada en Napoles en 1982. Fue, junto con Stipula y Visconti, un intento por reverdecer las viejas glorias de la estilográfica clásica italiana. Ninguna de las tres tenía la historia de Omas, Aurora, Montegrappa o Ancora, pero su modelo eran los grandes éxitos  de primeros de siglo y, sobre todo, el uso de materiales y sistemas absolutamente clásicos. Las Delta son plumas totalmente italianas salvo por sus plumines que son Bock.


(Delta Colosseum demonstrator. Foto: Delta)

En el aspecto mecánico, el signo distintivo de Delta fue el uso de la palanca lateral y el depósito interior de goma como sistema de carga estándar para sus ediciones limitadas. Sus modelos evocaban grandes momentos culturales en la historia de Italia que es como decir la historia del arte. Optó enseguida por la producción de ediciones especiales conmemorativas que no sólo hacían referencia a aspectos culturales o históricos sino también a eventos actuales como los modelos fabricados para conmemorar el G7 de 1994 o la Jubilaeum para conmemorar el año 2000

A comienzos de los años 2000 del siglo pasado, Delta tenía varias ediciones especiales en el mercado que la habían situado en el punto de mira de los aficionados: las Venezia, Segovia, Pompei, Nazareth, Reppubliche Marinare y la más famosa de todas: la Colosseum. Esta pluma de resina torneada salió a la venta en 1996 en tres versiones: vermeil, plateada y demonstrator. La principal seña de identidad de la pluma era, con todo, su novedosa combinación de colores: un negro profundo y un naranja muy llamativo. La pluma tuvo un éxito fulgurante y se agotó enseguida. Delta quiso aprovechar aquel golpe de suerte -que no habían tenido con otras ediciones limitadas- y decidió explotar aquél éxito creando una nueva colección con los mismos colores que la Colosseum aunque ya en edición estándar y no limitada. Así nació la Dolce vita.

(foto: airline international)

La Dolce Vita se ha convertido en la principal seña de identidad de Delta. La colección inicial se ha ido extendiendo hasta convertirse, actualmente, en la espina dorsal de la producción de la napolitana que continúa con las ediciones limitadas pero ya en un segundo plano con relación a una combinación de colores que se extiende cada día como un río desbordado. La colección Dolce Vita de hoy en día es toda una panoplia de plumas: la clásica, la IT, la Stantuffo, la Zen, la mini, médium, stout, soiréee, la oro...


La Dolce Vita, dejando aparte sus ediciones especiales e incluso limitadas, es una pluma mucho más sencilla que la Colosseum de la que desciende. Se trata de una estilográfica alimentada por cartucho/convertidor y dotada de plumín de oro Bock últimamente con la versión fusión, o sea, un plumín de acero con una pletina de oro adosada.




La Dolce Vita es una pluma elemental cuyo principal activo sigue siendo su original y bella combinación de colores. Su principal desventaja es su precio. Incluso las versiones más sencillas son plumas muy caras para lo que ofrecen que es, en definitiva, un cuerpo de resina y una mecánica elemental. No funcionan mal, desde luego, pero un modelo medio ronda los 400 euros y una Oversize casi supera los 600. Por ese precio, hay mucho donde elegir en calidad y cantidad.


Por otro lado, el exceso de producción del modelo le ha privado, a mi juicio, del atractivo de la originalidad que tenía la Colosseum o las primeras ediciones de la Dolce Vita. Hoy cualquier naranja/negro resulta demasiado evidente y ya hay muchas plumas -sobre todo chinas pero también Conklin- que han imitado más o menos esta combinación hasta convertirla en algo trillado.


La heredera de la bellísima Colosseum, casi quince años después, ha perdido aquélla originalidad que la convirtió en una pluma enormemente deseada y el exceso de oferta derivado de su éxito ha conseguido que pierda sus rasgos exclusivos.

(todas las fotografias pertenecen a Delta y aquí se usan a efectos ilustrativos y educativos, sin ostentar ningún derecho sobre ellas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario