Páginas vistas en total

miércoles, 13 de abril de 2016

Visconti Ragtime: Japón en Italia

El modelo Ragtime de Visconti que salió al mercado en 1991 es, probablemente, una de las plumas más hermosas que han salido de la fábrica de la empresa florentina. No es una pluma demasiado conocida ni tuvo un éxito espectacular, pero a medida que pasa el tiempo, va creciendo su fama, su atractivo y el interés de los aficionados por ella.

Giuseppe Romano, uno de los fundadores de Visconti, dijo que la Ragtime fue su primera pluma con un diseño totalmente original.  Se trataba de una estilográfica de nitrato de celulosa inspirada en las plumas de los años 20 del siglo pasado. De buen tamaño y exquisitas formas, la Ragtime era una pluma enormemente atractiva pero siempre dentro de una cierta contención estilística que la hacía brillar con una elegancia extrema.


El diseñador de esta espléndida pluma fue el maestro japonés Kiyoshi Kato, un nombre casi mítico en el mundo de la estilográfica; un magnifico profesional que diseñó estilográficas por todo el mundo incluida, en este caso, la Italia en la que comenzaba a fabricar Visconti. Es la mano de Kato la que justifica la sutileza y discreto refinamiento de la Ragtime.

Más sobre Kato y Visconti en esta entrada  del blog Crónicas Estilográficas de Bruto Taut.

Hubo hasta cinco versiones de la Ragtime y, por lo menos, otras tantas ediciones especiales, pero aquí vamos a examinar los dos primeros modelos, las llamadas I y II. La primera salió al mercado en 1991 y la segunda en 1994.



Como puede apreciarse, la primera Ragtime era una pluma con un aspecto muy afín a los principios estéticos de los años 20 del S. XX; extremos redondeados; anillo dorado al final del capuchón, provista de un plumín bitono y carga por pistón. Si se me apura diría que se parece a una Pelikan 100 más larga.


El pistón, como aquí se advierte, se accionaba mediante un mecanismo interior para acceder al cual era preciso desenroscar la tapa posterior del cuerpo que sólo tiene efecto protector y decorativo, pero no funcional.


Las fornituras de la pluma son doradas pero no chapadas en oro. Un defecto que he apreciado en varias de estas plumas es el frecuente deterioro del chapado por causa de la humedad, como aquí se aprecia en el modelo que presento. Ello indica un proceso de mediocre calidad.


La Ragtime II era una pluma bastante diferente. Para empezar, los extremos fueron truncados y, aunque el tamaño era idéntico a la I, la pluma resultaba más esbelta. El material de construcción seguía siendo el soberbio celuloide laminado que ya exhibía la primera versión aunque en nuevos colores y matices.


El celuloide de estas plumas está entre los más bellos que ha utilizado nunca Visconti. No es torneado, pero la línea de soldado apenas se nota gracias a las estrías laterales del material y a la profundidad de sus colores.

La versión II utilizaba el mismo clip de la anterior, un diseño muy original basado en una pieza incrustada en un rebaje del capuchón con dos abrazaderas unidas por atrás y rematadas por un bellísimo clip ondulado de gran funcionalidad.


Los dos plumines de estas Ragtime son de acero. En uno o dos tonos, eran plumines de tamaño contenido y magnífico desempeño como corresponde a su origen Bock. También se ofrecían con plumines de oro pero la Ragtime, pese a su enorme calidad, no pretendía ser una pluma de lujo de ahí que se ofreciera con plumines baratos y a un precio muy asequible.


La carga de la Ragtime II se hacía también por pistón pero ya no con el accionador oculto sino usando el culote como cabeza de la rosca, una solución mucho más estándar y, a la vez, más seguro porque evitaba la pérdida de la tapa anterior.


El modelo II añadía un ulterior detalle de diseño que la dotaba de mucha más atractivo y eran los dos anillos dorados en la parte baja del capuchón, sustituyendo así el grueso anillo dorado que remataba el de la primera versión. Este doble anillo, a mi juicio, resulta muchísimo más elegante.


La última versión de la Ragtime, una Edición Especial de resina denominada "20 aniversario", se vendió en 2008 Desde entonces, el interés de los aficionados por esta hermosa pluma de fábrica italiana pero diseño japonés ha ido creciendo como la espuma, especialmente respecto de las dos primeras versiones. No es de extrañar; siempre fue un objeto en todo excepcional.

8 comentarios:

  1. Aquí podéis ver al maestro Kato en su taller
    http://youtu.be/SByOoh2XK6c

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el aporte, Rafael. interesantísimo. Un abrazo

      Eliminar
  2. Gracias Pedro por tu artículo. Soy un enamorado de este modelo de Visconti, que realmente fue su primer diseño original (ya que su primera pluma la Classic era muy parecida a la Parker Duofold en medida Junior) . Poseo bastantes Ragtimes, también de ediciones especiales, porque creo que es de lo mejor que ha fabricado Visconti (plumas bonitas de celuloide y grandes escritoras). Un saludo desde Zaragoza y enhorabuena por tu blog.
    Juan Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus comentarios, amigo Juan Carlos, y felicidades por esa envidiable colección de Ragtime. Un abrazo muy cordial.

      Eliminar
  3. Precioso modelo, no lo conocía. Un celuloide impresionante y, aunque llamativo, nada hortera. Precioso también el plumín bicolor.

    Gracias por la entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nobokakin, me alegra tenerte por aquí. Un saludo muy cordial

      Eliminar