Páginas vistas en total

martes, 6 de octubre de 2015

La Guía del Buen Principiante.

Todos hemos empezado alguna vez a usar las estilográficas. Luego, hemos aprendido a apreciarlas y, finalmente, a amarlas con pasión. Pero la manera en la que nos acercamos a esta pasión no es homogénea y hay ocasiones en las que los atraídos por esos fascinantes instrumentos no terminan de encontrar su utilidad ni el placer que emana de su uso. Lo que sigue son algunas pistas elementales de cómo no equivocarse a la hora de empezar y no errar el camino.

1.- Sea un buen principiante.

Asuma, desde el principio, que usar una estilográfica es un ejercicio complejo. Si nunca ha usado una, no será fácil. Hay que adaptar el gesto, la presión, el ángulo. Hay que aprender cosas; hay que practicar. Como todo arte, la caligrafía o la mera escritura con estilográfica llevará tiempo.No se agobie; es normal que las cosas no salgan perfectas los primeros días.

2.- Compre una pluma de principiante.

No se lance a por una edición especial de cientos o de miles de euros. Esto no le ayudará a escribir con estilográfica sino que aligerará notablemente su bolsillo sin darle ninguna habilidad a cambio. Para aprender a escribir y a disfrutar con las plumas, basta con un ejemplar de 5 euros o, como mucho, de 20. Revise la entrada "Estilográficas para una economía de guerra" y elija una de su gusto que pueda conseguir fácilmente. Escoja un punto medio. Con eso basta.


(foto: Pilot)

3.- Dedique algún tiempo a entender cómo funciona una estilográfica. 

Cuando antes conozca su instrumento, mejor lo utilizará. Hay infinidad de material disperso por internet con toda la información necesaria para disfrutar de una pluma. Tampoco es necesario convertirse en un experto. Algunas nociones básicas, como las que se contienen en la entrada "Como se usa una pluma estilográfica", en este mismo blog, le servirá.



(Foto: pen nut FPN)

4.- La paciencia es una gran virtud. 

Al principio, escribir con pluma resulta algo extraño. Esa curiosa sensación de rascar el papel, esos cortes de flujo, esas interrupciones de trazo... se deben a la falta de experiencia y a un defectuoso cuidado de la pluma que, por ejemplo,no se puede dejar destapada en la mesa como se hace con un bolígrafo. Escribir con estilográfica no es para ir con prisas. Si las tiene, mejor reserve la pluma para momentos de calma.

5.- Actúe con prudencia. 

Una pluma es un instrumento delicado. Hay que cargarla. Tiene piezas que manchan. Rueda sobre la mesa y se cae. Es frágil. Úsela con precaución, no toque descuidadamente el plumín si no quiere llevar las manos impresas en bonitos colores o manchar su impoluta camisa blanca.




(foto: tex.stackexchange.com)

6.- Use la pluma a menudo. 

Una pluma abandonada es un instrumento que no funciona. La tinta se secará en el plumín y el alimentador y no escribirá bien. En el peor de los casos, se atascará y habrá que limpiarla a fondo. Juguetee con ella, tome notas, aproveche cualquier ocasión para ponerla en marcha. Irá aprendiendo a usarla y la mantendrá en forma. La pluma es una pequeña mascota que requiere atención.

7.- El papel es muy importante. 

A un bolígrafo o un roller, el papel le resulta indiferente. A una pluma, en absoluto. Experimente con diferentes clases y especialidades de papel. Notará la diferencia instantáneamente. Luego, comprobará que la pluma se comporta de manera diferente con cada uno de ellos. Finalmente, elija el que más le guste que, con toda seguridad, será el de mejor calidad.

(foto: rhodia)

8.- Utilice cartucho y convertidor.  

Ya habrá tiempo para probar otros sistemas pero es mejor comenzar por la facilidad del cartucho y a experimentar un poco más adelante con el convertidor y con tinta embotellada. De los convertidores, mejor usar uno de tipo aerométrico como el de la Pilot Metropolitan /Urban. Es más simple y seguro que el de pistón giratorio. Cada cosa, a su tiempo.

(foto: Jetpens)

9.- Disfrute del color. 

No es necesario escoger un color exótico para apreciar la intensa belleza de las tintas para estilográfica. Un simple azul de calidad le permitirá experimentar con la profundidad, la variación del tono, los degradados y las transparencias. Todo ello forma parte del placer que proporciona la estilográfica. Pruebe varios colores y varias tintas y note la diferencia.

(foto: Akkerman)

10.- Pruebe otras plumas. 

Siempre que le sea posible, pruebe con cualquier otra pluma que esté a su alcance o le preste un amigo. Sopéselas, compruebe su solidez, aprenda a entender su mecanismo, advierta las diferencias de acabado, de materiales y de diseño. Sobre todo, pruebe diferentes plumines: más gruesos y más finos, hasta que encuentre el que mejor se adapta a su escritura. Cuando su gusto se vaya definiendo, compre otra pluma de principiante con algo diferente de la suya, tamaño, peso y -principalmente- plumín. Ya está en el buen camino.

(foto: Writer's Bloc)

11.- CODA: PREGUNTE. 

No se guarde las dudas. Busque, pregunte, infórmese. La estilofilia es una afición que comparten muchas personas que estarán encantadas de hablar de plumas, papel o tinta. Plantee dudas, busque foros, aprenda de los más experimentados. Su conocimiento de las estilográficas subirá como la espuma y quizá encuentre, con ello, una afición para toda la vida.




33 comentarios:

  1. Lo prometido es deuda. Y parece que la última entrada de Pedro Haddock viene como anillo al dedo para este comentario. Por supuesto, antes de nada, nuevamente mis felicitaciones al capitán por la magnífica entrada de hoy.
    He dejado pasar unos días para comentar mis nuevas adquisiciones a fin de poder expresar una opinión sosegada y acorde a las sensaciones que me han transmitido las plumas. Como ya comenté en su momento, adquirí vía online dos Pilot Metropolitan: la Silver Python (F) y la Gold ZigZag (M). El pedido lo hice el 23 de septiembre y en puridad, contando desde el día 24, el paquete llegó en exactamente 7 días: el día 1 de octubre. Desde entonces he podido escribir bastante con ambas plumas, utilizando los cartuchos de tinta negra de la propia marca que venían con los estuches. Si alguien quiere recordar o ver más información sobre esta pluma les remito al artículo monográfico del propio Pedro: http://elpajareteorquidiado.blogspot.com.es/2014/09/pilot-urban-metropolitan-2014-la-mejor.html
    Ahí mismo podéis ver una de mis dos adquisiciones: la segunda pluma por la izquierda de la segunda foto. Pensaba que el elemento "pitón" me iba a desconcertar pero reconozco que tiene su aquél. En principio estaba decidido por la tigre blanco, que aún me sigue gustando una barbaridad, pero creo que la elección ha sido buena. Mejor ha sido, eso sí, la Gold ZigZag. La pluma, estilísticamente hablando, me parece una preciosidad, en diseño y en estética. Estoy maravillado con ella. Me parece sencilla, elegante y con presencia. Desde luego no pasa desapercibida en mi escritorio.
    Comencé utilizando esta última, con su plumín M. La sensación fue increíble. Acostumbrado a escribir durante años con una Véctor y una Urban normal, la diferencia fue extraordinaria. Aunque compartan mismo plumín (o tamaño, más bien), ya ha comentado Pedro y algunos seguidores que existen diferencias entre los plumines europeos y los americanos, más semejantes a los japoneses (si no me equivoco), ergo más finos. Esto me sorprendió gratamente puesto que los plumines de mis Véctor y Urban me parecían suficientemente gruesos para no poder utilizarlos asiduamente en mis quehaceres cotidianos. Así pues, las primeras líneas de escritura fueron una auténtica delicia.
    Posteriormente había que probar la Silver con su plumín F. He de confesar que los primeros segundos de escritura fueron de horror. La desazón me invadió, pensé que me había equivocado al calibrar los consejos de muchos de vosotros acerca de la finura del plumín. No desgarra, ni mucho menos, no tiene problema de fluidez, en modo alguno; era algo sensorial, casi me producía dentera la escritura por el sonido de la pluma con el papel. Me parecía que el punto de escritura ya era demasiado fino y que en un momento dado la fluidez de la tinta fallaría. Cuán equivocado me hallaba. Pasado un buen rato y tras algunos folios de escritura, adaptados mis sentidos, la pluma me pareció un auténtico descubrimiento. Seguramente mi ideal sería algo intermedio entre ambos plumines, pero he de confesar que desde el primer día la que más utilizo es esta de plumín fino. Me parece una maravilla. De hecho, obsesionado ya con el tema, he llegado a pensar que la otra ahora me parece "gruesa" en el trazo. Qué cosas.
    Sea como fuere, he de reconocer que ha sido una gran inversión. Estoy muy contento con ambas adquisiciones. Y, sobre todo, muy agradecido por el enriquecedor espacio que he podido encontrar aquí para adquirir plumas "buenas, bonitas, baratas... y perfectas para escribir".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por tus interesantísimas y generosas reflexiones, Santiago. Tu experiencia me parece valiosísima para cualquiera que comience y me alegra especialmente que hayas encontrado en las Metropolitan todos los valores que las hacen excepcionales. Comparto todo lo que cuentas. Celebro muy especialmente ver en ti ese entusiasmo que conocemos tan bien los estilófilos cuando damos con un instrumento que nos transmite algo más que sensaciones. Que las disfrutes mucho con un fuerte abrazo.

      Eliminar
    2. Por cierto, en la web de compras conjuntas massdrop hay ahora una organizada para conseguir 2 ejemplares de ese modelo que incluso con el envido desde EEUU sale a muy buen precio

      Eliminar
  2. Gracias Pedro por tu magnifico blog, y por cada artículo que escribes en él. Con el presente artículo me siento totalmente identificado.Hace unos años empecé mi pasión por las estilográficas, llevo mucho tiempo escribiendo con rollerball sobre todo de la marca Pilot, hasta que un día en una papelería me recomendaron mejor utilizar una estilográfica. Mi mujer aprovechó la ocasión y me regaló una fantástica Lamy Studio en color negro en punto F. Después me compré yo en el CI una Pilot Urban cuyo punto M es casi más F que el de la Lamy. Hasta aquí bien, pero últimamente debido a cambios en mi trabajo utilizo más el iPad para escribir a mano tomando notas y por la calidad del papel que tengo a mano diariamente utilizo un Lamy Swift y un Pilot G2. También tengo que reconocer que con el tema de la crisis me parece un poco ostentoso el utilizar estilográfica. Por lo cual Pedro me parece muy interesante ésta entrada y no sé si debería de volver a empezar las estilográficas, aunque también me echa un poco para atrás el utilizar instrumentos de escritura con capuchón. En fin, gracias Pedro por tu blog, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido amigo: te animo a que vuelvas a la estilográfica. Estoy seguro de que redescubrirás las ventajas y satisfacciones que un día descubriste y volverás a experimentar con un buen instrumento. Que no sea impedimento el capuchón. Hay espléndidas estilográficas que carecen de él como la Pilot Vanishing Point, una pluma excepcional en todos los sentidos y que no es ostentosa. Espero tus noticias con un fuerte abrazo

      Eliminar
  3. El punto 4 no la cumplo. Ayas! :-D

    ResponderEliminar
  4. Como siempre, un placer leerte. Una maravilla de blog, que leo cada día, desde las entradas más antiguas hasta las más actuales. ¡Sigue así, por favor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan Carlos; seguro que tendremos ocasiones para compartir nuestra afición.

      Eliminar
  5. Fantástica entrada me ha emocionado y todo y no es coña. Yo empecé con la estilográfica a los 7 años tuve la suerte de que me regalaran varias para mi Comunión y desde entonces aunque con intermitencias han estado conmigo, además tengo la suerte de que a mii mujer también le gustan y las usa. Los consejos de Pedro son básicos y esperó que gracias a su magnífico blog haya mucha más gente que se apasione y las use.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Javier. Es un placer tenerte por aquí

      Eliminar
  6. Cuanto me hubiese ayudado esta entrada hace no demasiado tiempo... Pero estoy con Zaida: es tan difícil cumplir con el punto 4!!!!!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo confieso: también a mí me pasa... un abrazo, Mario

      Eliminar
  7. Muchas gracias por el artículo, Pedro. Yo creo que la emoción que evoca una estilográfica cuando la usas la hace insuperable ante cualquier roller; pero en la vorágine cotidiana de hoy en día, donde todo parece conjurarse para que no te detengas en los pequeños detalles de la vida, es cada vez más difícil que la gente use con normalidad este bello instrumento en el día a día. Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paco. Hay que perseverar en el uso. Casi siempre hay un momento para escribir, garabatear, tomar alguna nota o jugar con las plumas. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  8. Es una gran guía. En breve tengo pensado (no sé si lo llegaré a hacer) invertir algún dinero en mi primera pluma medio buena. Aunque tengo algunas escolares y no soy nueva en la escritura con pluma, disto mucho de ser una experta, así que gracias por este tipo de post :D

    ResponderEliminar
  9. Hola Pedro!
    Bueno para empezar soy una completa neofita en el tema.
    He leído tu Blog, el primer post por casualidad ya que llevo algunos días buscando información acerca de una buena pluma ✒
    Pues eso el primer post lo leí por casualidad pero el segundo y el resto por gusto (casi que placer) ya que están escritos con dedicación y experiencia.
    Aunque admito que están tan bien explicados ya que te tomas el tiempo de hablar de las propiedades de cada marca y su "categoría" (no se si se le pueda llamar así) que al final yo sigo con dudas sobre cual es la mejor opción para regalar... Porque claro recuerda que soy una completa neofita en el tema :/
    En fin... Me gustaría que me aconsejaras, quiero hacerle un regalo a mi novio que se gradúa "Doctorado"
    Al principio comencé a mirar por un buen bolígrafo,luego leí comentarios que decían que los roller son mejores pero al final una elegante pluma siempre es una buena opción.
    Así que me he decidido a regalarle una pluma, a él le gustan los trazos medios y algunos finos, su escritura es grande haciendo énfasis siempre en las letras de "palito" L-T-F
    Mi presupuesto: máximo 100€. Ojalá menos ( que en esta época esta el agregado de la navidad) ��
    Ojala también si se pudiera grabar su nombre.
    He visto algunos de madera que me parecen bonitos pero no tienen grabado.
    Cual me aconsejarias tu?

    Gracias gracias :)
    Loe. K


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Loe! Bienvenida al blog y gracias por tu comentario. Para el presupuesto que tienes y habida cuenta de que se trata de un regalo para una ocasión especial, yo optaría por una Pilot 91. Es una pluma muy elegante, en varios colores para elegir y con un plumín de oro estupendo. En eBay no te debería costar más de 80 ó 90 euros con transporte incluido. El único punto negativo es que no te la podrán grabar. Pero sugiero que, en cuanto la recibas, te acerques a cualquier joyero o cualquier tienda de llaves, donde te la grabarán a tu gusto.
      La 91 es una pluma de buen tamaño aunque nunca excesivo y puedes elegir el plumín que quieras. Por lo que dices, yo te aconsejo un B, que equivale a un medio europeo. Pero si tienes dudas, opta por un M que servirá para todo.
      Espero haber sido útil y quedo a tus disposición para cualquier otra cosa en la que pueda ayudar.
      Recibe un cordial saludo

      Eliminar
  10. Hola Pedro!
    Gracias por la recomendación, en cuanto leí tu respuesta busque inmediatamente la Pilot 91 en ebay y Amazon, pero... "Mi gozo en un pozo"
    La entrega aproximada hasta el 7 de enero :(
    Muy tarde, la necesito máximo para el 14 de diciembre :/
    Podrías recomendarme otra pluma con características parecidas a la Pilot 91?
    Gracias,
    Saludos
    Loe.K

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón por el retraso, Loe. Intenta con la Pilot 74 que es incluso más barata que la 91. También puedes probar con la 82 aunque el problema va a ser, me temo, el tiempo de entrega. Si quieres mantener esos precios, tendrás que contar con eBay y, al menos, una semana. Un cordial saludo

      Eliminar
  11. Que opinas de la marca Senator Tizio 6252 de madera... ¿?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se trata de plumas chinas que se fabrican para tiradas fundamentalmente comerciales, es decir, regalos de empresa o similar. Su calidad es la propia de estos productos, o sea, no demasiado elevada.

      Eliminar
    2. ¿Las Senator no son Made in Germany?

      Eliminar
    3. En efecto, pero las de referencia utilizan el mismo nombre siendo chinas.

      Eliminar
    4. Gracias por sacarme del error. Entonces, de Senator, ¿solo interesa la President?

      Eliminar
    5. Es la mejor con muchísima diferencia. Tiene otras plumas de rango inferior pero la President es la de mayor empaque. Un saludo muy cordial

      Eliminar
    6. Muchas gracias, Pedro.

      Un saludo.

      Luis

      Eliminar
  12. Hola Pedro,
    Excelente Blog!
    Quiero iniciarme en este mundillo de las plumas pero todavía tengo dudas...
    He visto ya unas cuantas, por nombrarte algunas:
    Platinum 3776 century
    Faber-Castell E-motion
    Pelikan M200
    Si hablamos de calidad, cual de las 3 me recomendarías?
    Gracias :)
    Isa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Isa. Si dependiera de mí, optaría por la Platinum. Es una pluma soberbia con plumín de oro y con un precio mejor que las otras a cambio de una mayor calidad. Un abrazo

      Eliminar
  13. Ahh me olvide de escribir la kaweco Dial 2
    Isa :)

    ResponderEliminar
  14. Aunque resulte de nuevo intempestivo, creo que puede ser interesante exponer sucintamente mi convivencia con las plumas estilográficas: un caso probablemente frecuente al que viene al dedillo, con alguna particularidad, su valioso decálogo.
    Cuando murió mi padre heredé su pluma, una hermosa Sama de celuloide verde, y poco después me regalaron una Pan, del mismo material y color (por cierto, no he podido encontrar información acerca de ella), ambas de émbolo: las conservo desde entonces (han pasado sesenta años) con devoción pero sin uso. Al ir naciendo mis hijos me propuse adquirir una buena pluma para cada uno de ellos; así me hice con una Parker Duofold Centennial (edición 1987), una MB 146, una Omas Paragon y una Pelikan Souverän 800, que no serán una mala herencia.
    Al tiempo, fui acumulando una heterogénea colección por capricho y afición a las artes y los instrumentos de escritura en general, usando alguna de vez en cuando pero sin prestar la atención y constancia necesarias, ... y cumplir la recomendación 4ª de su decálogo. Con lo cual he llegado a cometer un montón de errores y algún horror.
    ¿Sería oportuno dedicar algún apunte a esta tipología de aficionado sobrevenido o revivido, cargado de nostalgias (e incluso de remordimientos), dotado de alguna pieza de interés, digno de ser redimido, y deseoso de dedicar su tiempo jubilar a aprender y practicar un arte bello por mero placer, mucha satisfacción personal y ninguna utilidad?
    También es verdad que a lo largo de todo este cuaderno de bitácora, tan magistralmente pilotado por usted, hay material y enseñanzas suficientes, pero de su generosidad, amigo Pedro, es de esperar cualquier agradable sorpresa.
    Muchas gracias siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado amigo Juan: agradezco enormemente su comentario y su simpatía. Le felicito por la buena idea de transmitir a sus hijos tanto el amor por las estilográficas como esos magníficos ejemplares que, sin duda, serán entrañables recuerdos. Enhorabuena también por esas preciosas Sama y Pan (una marca alemana) que cumplen la misma función consigo.
      Gracias por su idea de dedicar algún tiempo a los coleccionistas tardíos aunque apasionados; tomo nota a los efectos oportunos aunque también aquí me permito apelar a la regla 4ª para evitar prematuras decepciones.
      Es un placer recibirle por aquí.
      Un fuerte abrazo, amigo mío.

      Eliminar