Páginas vistas en total

viernes, 8 de enero de 2016

Noodler's Nib Creaper: Una pluma y tres bazas.

Noodler's es una casa americana que puede calificarse como muy innovadora, al menos al mismo nivel que lo es Twsbi. El fundador de Noodler's, Nathan Tardif, un controvertido y excéntrico personaje de ideas políticas muy definidas que no duda en mezclar con su negocio de vez en cuando, por ejemplo, dando nombres significados a sus productos o apoyando determinadas iniciativas. Tardif también ha sido calificado de una personalidad compleja, incluso paranoide, por quienes intentan explicar su modelo de negocio.

Tardif comenzó con las tintas, habiéndose convertido en poco tiempo en el fabricante con el mayor catálogo del mundo. Sus variantes, cualidades y colores son absolutamente increíbles si bien han sido acogidas con desigual éxito por los expertos. Con todo, su inmensa creatividad, unida a una insólita capacidad de innovación y trabajo, han dejado atónito al mundo estilófilo.

Tras las tintas, Tardif comenzó con las estilográficas. ël las anuncia como "plumas del mundo" y, ciertamente, es muy difícil saber de dónde vienen sus componentes aunque él clama que provienen de Suiza, Massachussets, California, Maryland y la India. En realidad, todos los indicios apuntan a que las plumas Noodler's están fabricadas casi enteramente en la India y así, se ha podido constatar que muchos modelos de Tardif son idénticos a los comercializados por diferentes marcas del subcontinente.


La primera pluma que comercializó Tardif es la Noodler's Nib Creaper, también conocida como Standard Flex Pen, que vio la luz en 2010 y se ha venido fabricando hasta la fecha sin interrupción. Es una pluma que se vende en base a tres bazas, o elementos esenciales, que le sirven de propaganda: un plumín flexible, un alimentador de ebonita y carga por pistón. Todo ello rematado con un precio escandalosamente bajo; en torno a los 16 dólares.


En efecto, la Nib Creaper es todo eso. Claro que la calidad de esta pluma no es nada extraordinaria. Al igual que la mayoría de las plumas indias, la Noodler's es una pluma de acabados ramplones, malos plumines y ajustes francamente mejorables. Pero, al mismo tiempo, la relación calidad-precio es magnífica puesto que por 14 euros, no es posible encontrar ninguna pluma en el mercado que pueda competir con las especificaciones técnicas de esta pequeña y original estilográfica.


Probablemente para acallar las críticas, Tardif sostiene que la Nib Creaper es una pluma para aficionados manitas, es decir, que permite un ajuste personalizado dada su total modularidad y facilidad de desmontaje. Así es, en efecto; la pluma se desmonta con enorme facilidad, permitiendo que el usuario la adapte a su gusto o a sus requerimientos, aunque ello sea la consecuencia de unos acabados muy rústicos y poco técnicos.  A veces la pluma no escribe bien, el trazo se corta o no fluye correctamente, por lo que es necesario calentar el alimentador de ebonita y ajustarlo al plumín, lo que puede hacer uno mismo con agua caliente aunque no siempre es fácil para alguien sin experiencia.


La Nib Creaper es una pluma de tamaño contenido. Algo más corta que una Pilot Metropolitan. No es diminuta pero no sobra casi nada, incluso llama a ser usada con el capuchón puesto dado que, de otra manera, resulta algo pequeña para un uso continuado. El capuchón, por su parte, es de rosca, lo que añade seguridad al instrumento. El clip está grabado longitudinalmente con el nombre del fabricante y rematado con un anillo metálico.



Los colores de la Creaper son casi tan variados y sugerentes como las plumas de Tardif. El Topkapi Amber que aquí se presenta es muy atractivo, traslúcido y rico, con pequeñas ventanas verticales junto a la boquilla para ver mejor la tinta. Ignoro el material con el que está fabricada esta pluma aunque comparte con otras de Noodler's y con muchas indias, una apreciable fetidez que, afortunadamente, desaparece a los pocos días de usarse.



La alimentación se hace por medio de pistón. Totalmente de plástico, funciona, empero, suavemente y sin problemas y parece ser suficientemente estanco y funcional. Mi consejo, con todo,  es desarmarlo por completo y engrasado ligeramente con grasa de silicona. Eso hace que el mecanismo corra con absoluta suavidad y conserve la estanqueidad durante mucho tiempo.


El plumín es singular: se trata de un plumín de acerco sin agujero de ventilación que proporciona una escritura poco memorable aunque sin duda con variación en el trazo. Pero no es un plumín generoso sino seco, como casi todos los indios, y muy poco suave. Si se exprime a conciencia, suele dar problemas de flujo aunque se pueden ajustar como queda dicho más arriba. El diseño, en cambio, es muy moderno y vistoso, con las letras grabadas a lo largo y un tamaño muy proporcionado al de la pluma.



El plumín viene acompañado por un buen alimentador de ebonita que ayuda a conseguir un buen flujo, imprescindible para un plumín flexible.



La Nib Creaper es una pluma con una relación calidad-precio soberbia y permite al aficionado jugar con su mecánica y con su plumín flexible sin riesgo alguno. Quizá su desempeño sea mejorable pero, en conjunto, es una pluma con bellos colores, elementos muy originales y que, si se sabe hacer,  permite un ajuste a la medida. No es poco para los tiempos que corren.


21 comentarios:

  1. Hola de nuevo. Como te puedes imagimar, hoy no tengo mucho trabajo, je je... He estado muchas veces tentado por estas Noodler's y, posiblemente, y de nuevo gracias a tus comentarios, es muy posible que caiga alguna (tengo que dejar de visitar tu blog...). Es cierto que tienen unos acrílicos muy llamativos, una gama inmensa y unos precios tentadores, pero hasta ahora había preferido la seguridad de otras económicas, tipo Safari, Urban, etc. En fin, otra que va a venirse a casa... Como curiosidad, te comento que he visto un modelo que desconocía, con forma "torpedil" y plumín tipo "music", bastante llamativa, lo que ocurre es que ya sube bastante el precio. Entre la pluma y el envío se pone casi en 70 € y, lógicamente, por ese precio hay otras muchísimas opciones que te aseguran calidad. Un saludo y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose Manuel; Este es un buen día para reincorporarse y pensar en nuevas adquisiciones. Tengo la misma sensación que tú; ;-). Te ruego que me des más datos de esa pluma "torpedil" a la que aludes, me has dejado intrigado. Un fuerte abrazo, amigo mío y disfruta del fin de semana.

      Eliminar
    2. Te pongo un enlace. No creo contravenir ninguna norma. Si lo crees necesario, lo borras tras haberlo consultado:
      http://www.ebay.es/itm/NOODLERS-HIMALAYAN-RUBY-ACRYLIC-NEPONSET-PISTON-FLEX-NIB-FOUNTAIN-PEN-/231786085257?hash=item35f786fb89

      Eliminar
  2. ¿Esta es la mejor pluma calidad precio con plumin flexible? Es que me hace ilusión tener una pluma con plumin flexible,pero si dices que se para,no escribe bien eso me echa hacia atrás

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me atrevería a decir la mejor, pero sí la más asequible junto con la Ahab. Las mejores plumas flexibles son, sin duda alguna, las plumas antiguas, algunas japonesas especiales modernas y, desde luego, los plumines hechos a medida; pero el presupuesto se dispararía. Cualquiera de las Noodler's nombradas servirá para comenzar y experimentar. El trazo se cortará si abres demasiado los gavilanes, pero para jugar con ellas y ver en qué consiste la flexibilidad, harán juego. Un abrazo, Jaime.

      Eliminar
    2. Buenas Pedro,¿los plumines flexibles están destinados a hacer letras bonitas en dedicatorias o dibujar no? Una idea muy buena, a no ser que ya la hayas hecho,cosa que no me sorprendería, sería un post de como ajustar la pluma,tal y como dices en este artículo, para los usuarios más principiantes como yo.¿Entre la Ahab y esta con cual te quedarías? Un enorme saludo Pedro

      Eliminar
    3. Los plumines flexibles sirven para conseguir variaciones en el trazo. Son especialmente apreciados para ciertas manos caligráficas como la letra Spencerian o la Copper Plate.
      La Ahab es una pluma mucho más grande y carece de un pistón como el de la NC, pero son plumas cualitativamente muy parecidas.
      Tomo nota de tu sugerencia para futuras entradas.UN abrazo, amigo mío.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Apestosamente. Es lo que confirma su procedencia india. Tengo una Wality con el mismo perfume. Parece ser que se debe a la resina vegetal con la que están construidas y no hay manera de evitarlo salvo con el paso de tiempo y el aire libre.

      Eliminar
  4. Qué buena serie de entradas para comenzar el año. No se si es adrede o no, pero estos tres artículos son tremendamente adecuados para pasar la cuesta de enero. Arrancamos con uno de mantenimiento. Seguimos con un ramillete de plumas de menos de 5 euros y tras ello una flex por menos de 20.
    Para que luego digan que esta afición es elitista.
    Pasarlo bien con nuestras plumas no tiene que significar necesariamente ir con un presupuesto desmedido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Rafael, me conoces demasiado... ;-) Un fuerte abrazo, amigo mío

      Eliminar
  5. Hace tiempo compré un par de Ahabs con resultado mediano. Flexibles, pero poco. Muy vistosas, eso sí. Y hará un par de años tras ver en Youtube una revisión de la Neponset caí en la tentación del plumín musical. Curioso, pero no pasa de ahí. De momento no voy a profundizar más en el submundo de las Noodler. Para mi gusto lo más atractivo de ellas son los festivos acrílicos con los que se confeccionan. La flexibilidad de los plumines es discreta, y en concreto el plumín musical de la Neponset necesita una presión inaceptable para conseguir variedad de trazo. Si se busca flexibilidad como toca lo suyo es ir a ejemplares antiguos. A mí particularmente me agradan las veteranas Swan británicas. Sobre el asunto de la flexibilidad, sobre el que Pedro ya ha hablado y reconociendo que un stub/itálico te proporciona una variabilidad de trazo excelente, yo quería añadir mi personal granito de arena. A mí me gustan los plumines flexibles por la sensación física que produce la escritura con ellos, además de por la variación de trazo conseguida. La sensación física del itálico es otra, diferente y grata. Es como una diferencia en los ejes de trabajo. Los flexibles es arriba-abajo y los stubs es rotación derecha-rotación izquierda, siempre en términos micro. Ya digo, son sensaciones físicas diferentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y cual es la diferencia entre Stub e itálica? ¿Alguna pluma por menos de 20 para entrar en ese mundo? saludos!

      Eliminar
    2. Gracias por compartir tu experiencia Sachse. Estoy de acuerdo en que son plumas de regular calidad y moderado desempeño, con el peligro de encontrar, de vez en cuando, ejemplares poco utilizables. De hecho, algunas tiendas dejaron de distribuirlas por dicha razón. Si alguien quiere un plumín flexible de calidad tendrá, como muy bien dices, que mirar al pasado. UN saludo muy cordial

      Eliminar
    3. Jaime, por hacerlo corto: un itálico es un plumín de punta cuadrada sin iridio. Un stub es un itálico con las aristas redondeadas o con iridio. Encontrarás en el blog más información al respecto. Por debajo de 20 euros hay muchas opciones de plumines itálicos y stub, siempre de acero e incluso formando parte de juegos caligráficos. Un cordial saludo

      Eliminar
    4. Las Lamy Safari son fáciles de encontrar y tienen la opción de plumín itálico por unos 20 euros

      Eliminar
    5. Quizás sea lo mejor de las Safari: la facilidad de encontrar a buen precio casi todo el set de plumínes, desde el EF hasta el itálico. Son fáciles de intercambiar y se aprende muchísimo.

      Eliminar
    6. Al final me he hecho con un italico, pero me lo han dado muy gordo,1,9. ¿La escritura tiene que ser la misma que con un plumin cualquiera? Tengo entendido que cuanto más fino más difícil es ecribir,así que me aconstumbrare al 1,9 y ya me pasaré al 1,1

      Eliminar
    7. La escritura es la misma. LA variación del trazo se consigue al cambiar la dirección, no hace falta que muevas la pluma mientras escribes. Por tanto, actúa como si fuese una pluma normal. Espero tus comentarios sobre qué te parece. Un saludo muy cordial.

      Eliminar
  6. De 16 en 16 dólares se hace uno con una pequeña colección más que interesante de estilográficas. Pero yo creo que voy a ir guardándolos en algún lugar para hacerme con alguna pequeña joya de Oriente, allende el mar de China: Japón. Supongo que no soy un coleccionista y lo que me pueda aportar la Noodler´s ya lo ha hecho alguna otra (Kaküno o Plaisir, por decir alguna), y sobradamente. La calidad japonesa, tan merecidamente estudiada en este blog, se merece ya una oportunidad, llámese Platinum 3776 o Sailor 1911 o cualquier otra. Aunque mi verdadero objeto de deseo (prohibido) se encuentre en tierras germanas en forma de Pelikan-o, ya sea la M800, la M1000, la... Pero como dijo alguien una vez: los sueños...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Santiago. En efecto, en esta franja de precios, la Noodler's tiene competidoras enormemente poderosas como las que has nombrado y, además y sobre todo, la espléndida Pilot Metropolitan. Sin necesidad de acudir a las superiores 3776 o 1911, hay ejemplares de Sailor, Pilot y Platinum de gran calidad en torno a los 50 euros como la Pilot Prera, la Sailor Promenade o la Platinum Balance. Con un pequeño esfuerzo más y ya con plumín de oro, encontrarás grandes plumas de estas tres marcas en torno a los 75 euros. En cuanto a tus sueños, no desesperares, es cuestión de ahorrar poco a poco. Pueden conseguirse Pelikan 800 en torno a los 250 euros, nuevas. Y no hay que irse al extranjero para comprarlas...

      Eliminar