Páginas vistas en total

lunes, 1 de febrero de 2016

Kinsey "Grandes Duelos": las Plumas Joya Españolas

La española Kynsey nace en el año 2000 de la mano de Antonio Sánchez, coleccionista y apasionado del mundo de la escritura. Desde 1987 trabajó en Sacristán, unos de los mejores establecimientos de España. A partir del año 2000, se independiza y crea la marca Safety Pens y luego Kynsey, con la intención de fabricar una pluma española que sea una referencia mundial en el campo del lujo y de las plumas de calidad. En España siempre ha faltado una marca de lujo y, si me apuran, diría que hasta una gran pluma española porque el mercado ha estado casi siempre orientado al segmento más bajo o, como mucho, medio. Lo cierto es que los intentos de comercializar plumas de nivel medio o alto han experimentado rotundos fracasos.




Kynsey optó desde un principio por plumas de segmento muy alto. Solo crea ediciones limitadas, generalmente, de 10 ejemplares, como máximo, numerados por cada serie, lo que las convierte en piezas prácticamente únicas.


Kynsey ha comercializado numerosas colecciones; algunas de ellas corresponden a obras ejecutadas por miniaturistas rusos, artesanos muy especializados, verdaderos maestros en este arte, y sirviéndose de una materia prima exquisita, resinas únicas, oro macizo, esmaltes y lacas.


Las dos plumas que aquí se presentan pertenecen a la colección "Grandes Duelos", una de ellas referida a Aquiles y a la otra a Héctor. Siguiendo la temática propuesta, estos dos soberbios ejemplares están decorados al estilo clásico griego, con los colores y figuras tradicionales de la cerámica helénica del S. V antes de Cristo.


Las plumas están realzadas en resina de color negro luego cubierta con pan de oro sobre el que se pintan las imágenes que la decoran, motivos humanos y geométricos extraídos, como se ha dicho, de la cultura helénica.


En la corona del capuchón se encuentra la letra “K”, logotipo y anagrama de Kynsey, pintada a mano por el artista que decora la estilográfica. El número de la pieza, también pintado a mano, se encuentra en la parte inferior del cuerpo.



Lo motivos están delicadamente pintados con un nivel de detalle asombroso. La mano maestra de los miniaturistas rusos se aprecia en cada rincón del tema, la belleza de la composición y la armonía general del conjunto.






























Ha de advertirse que la composición es original, esto es, que no se corresponde con ningún modelo clásico aunque se base en temas helénicos . Ello realza aún más el trabajo de los artesanos.




El magnífico plumín que portan estas Kinsey son de oro de 18 K.: lleva grabada la “K” de la marca, la palabra “KYNSEY” y “18KT 750” . Se trata de un plumín muy hermoso y elegante, discreto pero de tamaño más que considerable teniendo en cuenta el gran tamaño de estas plumas. Viene acompañado de un espléndido alimentador de ebonita.




El sistema de carga es mediante uso de cartuchos universales y/o convertidor de émbolo. La pluma contiene un soporte propio, muy sólido y protegido, que recuerda en cierta medida al de la Sailor KOP. Todo él está lleno de detalles dorados que hacen gran juego con los rasgos negros de la pluma.


Estas plumas se comercializaron en el año 2009, 5º aniversario de Kynsey, y solo se fabricaron cinco unidades de cada una de ellas. Se trato, por tanto, de ediciones limitadísimas orientadas a coleccionistas. Su precio de lanzamiento superaba los 10.000 euros.


Estas Kynsey son piezas únicas y, desde luego, dignas de una gran colección. A cualquier aficionado le tiemblan las manos al sopesar estas estilográficas que van más allá de su aspecto funcional. Es cierto que su precio supera la media pero no se aparta mucho más del que suele adornar las etiquetas de muchas obras de maki-e de rango mediano. 


No son plumas para ser usadas, sino para ser disfrutadas como de una obra de arte. No son piezas para todo el mundo, desde luego, ni siquiera para aquellos que, pudiendo adquirirlas, gusten más de las piezas funcionales. Pero a poco que uno tenga alguna sensibilidad artística, disfrutar del trabajo artístico de esta calidad en el armónico cuerpo de una estilográfica, resulta una combinación difícilmente resistible.




Gracias a mi buen amigo Ricardo por  haberme permitido hacer esta presentación.



17 comentarios:

  1. Según leía Kynsey una R enorme se cernía sobre el reportaje.
    Voy a irme al lado emocional... Qué se siente pensando que si rueda del paño y cae al suelo reparar eso son unos miles de euros? Esto es una entrada extrema.
    Efectivamente, la pluma es una obra de arte. Pondrán cuidado en el plumín en algo que pierde valor sólo por entintarla? Nunca nadie lo sabrá.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que manejarlas con cuidado, Rafael... en cuanto a su desempeño funcional, como bien dices, es lo de menos. un abrazo

      Eliminar
  2. Muy interesante entrada. Desconocia la marca y el diseno es muy bonito, si pero ni por precio ni por utilidad son para mi. Me encanaria verlas en un museo de plumas por ejemplo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son plumas de colección, en efecto. Un saludo muy cordial

      Eliminar
  3. Bonitos ejemplares, pero no son para mí, no sólo por precio, que también, sino porque a mi me gusta la pluma como herramienta, no la pluma como obra de museo ó artículo de lujo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo ALfonso, pero no podemos olvidar que hay un mercado muy amplio para este tipo de plumas; en realidad, mayor de lo que parece. Un abrazo

      Eliminar
  4. Y pensar que para mí las "plumas de colección" estaban en los quioscos... En fin, interesante, aunque como le sucede a la mayoría, no me interesan las plumas de vitrina.

    Eso sí, no estaría mal alguna entrada sobre otra marca española, Romillo, que esas sí que me llaman la atención.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Magnifico reportaje, Pajarete!!!... plumas preciosas y dignas de una gran coleccion. Bien documentado, magnifica descripcion... y bellisimas fotos. Felicidades. Apoyo la movion de Mario... a por Romillo!!!. ... bonitas plumas e impresionantws plumines, por tamaño, belleza y, lo mas importante, escritura... equiparables sino mejores que los de las Sailor KOP. Mucius Scaevola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mucius. Espero poder presentar pronto una Romillo, ¡Un abrazo!

      Eliminar
  6. Muy interesante el artículo y el producto, pero me quedo con la duda de saber quienes son esos artesanos rusos que pintan esas plumas, pintar así es un arte y creo que merecería la pena conocer el nombre de tamaño artista. ¿ crees que sería posible?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira los comentarios posteriores aunque no puedo confirmarlos porque lo desconocía. Un saludo muy cordial

      Eliminar
    2. Gracias, es una verdadera pena que el nombre sea desconocido.

      Eliminar
  7. " Muchas gracias por haber tenido el detalle de publicar el trabajo tan detallado, realizado en éstas plumas. Gente como tú, que sabe valorar el trabajo realizado con tanto cariño, como al autor, hacen falta en ésta profesión. El único inconveniente que le veo, es que por un ¿descuido?, te has olvidado del nombre de su autora. Esperando que subsanes el error cometido al no nombrarla como autora de éste trabajo, le saludo atentamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ignoraba el nombre del artista concreto que pintó esas plumas porque, salvo error por mi parte, la información no está disponible . Un saludo muy cordial.

      Eliminar
  8. Son plumas dignas de un museo ...y como todo lo que esta en un museo gusta saber quien es su autor ,quiero decir que estas plumas las hace una gran artista llamada Katia Markina y aquí por ningún sitio aparece su nombre....Supongo que sera un descuido ....Si no es mucha molestia pongan el nombre de la autora ...por que da a entender que es otra persona las que las realiza....gracias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. vid. supra. No es descuido, simplemente falta de datos. La pluma no está firmada por la que Vd. dice que es su autora sino que únicamente reza "Na Troyka", com puede fácilmente apreciarse. Un saludo.

      Eliminar