Páginas vistas en total

domingo, 3 de julio de 2016

Ilustres desaparecidas. Dos más (Por Bruno Taut)

Contamos hoy de nuevo con la impagable colaboración del maestro  Bruno Taut, fraternal amigo y enorme estilófilo que ha tenido a bien dedicarnos algún tiempo para enriquecer la entrada dedicada a las "Ilustres Desparecidas" con sus vastos conocimientos del mercado japonés, añadiendo dos interesantísimos marcas que, sin duda, serán muy apreciadas por todos los lectores.


Tan solo recientemente, en los últimos 20 años, las plumas japonesas han llegado al público occidental de manera regular. La excepción, dirán algunos, son aquellas primeras plumas con decoración maki-e con marca Dunhill-Namiki de los años 20 y 30 del s. XX. Pero ya entonces eran caras y de difícil adquisición. Sin embargo, en el Japón de aquellos años 20 ya había unas cuantas marcas de mérito que merecen ser recordadas.

Alrededor de 1915, la mayor marca japonesa era Swan, que acaparaba alrededor del 60% del mercado local. Esta empresa fue creada en 1906 por un tal Nobuo Ito, que vio una oportunidad comercial en copiar las entonces prestigiosas plumas inglesas que llegaban a Japón. De hecho, el catálogo de la marca de esos años 10 tiene modelos demasiado parecidos a los de Mabbie Todd. La empresa inglesa intentó la vía legal para parar esa copia de su marca y de sus productos, pero los tribunales japoneses fallaron a favor de la empresa japonesa.



Foto 1. Swan no. 5 de alrededor de 1915. Este modelo en particular es muy japonés.

Afortunadamente, la Swan de Nobuo Itô hizo más que copias de la empresa angloamericana… También fusiló la Parker “Big Red” en los años 30.


Foto 2. Swan “Big Red” de mediados de los 1930.

Pero también hizo plumas más originales en celuloide.


Foto 3. Trío de Swan de celuloide. Principios de los años 1950.


La empresa empieza un lento declinar con la destrucción de la factoría durante los bombardeos de Tokyo del final de la Guerra. Pero podemos encontrar Swan hasta principios de los 70.


Foto 4. Swan de bolsillo de principios de los años 70. El plumín está fabricado por una empresa menor: Teikoku Kinpen.

Hubo un intento posterior, en los 1990, de resucitar la marca a través de una pluma hecha, en realidad, por Pilot que no tuvo éxito. Hoy en día, la empresa Swan se mantiene activa, pero no produce plumas estilográficas.

La segunda marca japonesa que merece un recuerdo es SSS, la competencia directa de Swan.


Foto 5. SSS de cuentagotas japonés, de ca. 1915.


Foto 6. SSS de celuloide azul. 1928.

Fue fundada en 1913 por Asahiro Hosonuma a partir de una empresa de producción de joyas que terminó por vender plumines de oro de muy buena calidad. Entre 1920 y 1940 produjo un buen número de plumas atractivas y de buena calidad. La Segunda Guerra Mundial indujo una crisis en todo el sector del que SSS salió muy maltrecha. Aun fabricó algunas plumas en los años 50, pero hacia los años 60 su producción se limitaba a repuestos y componentes de bolígrafos para otras marcas. La empresa sobrevive hoy en día, pero no produce estilográficas.


Foto 7. SSS de cuentagotas japonés. Pluma de tiempos de la Guerra. Entre 1940 y 1945.



Foto 8. SSS con sistema “bulb-filler”. Ca. 1950.

Ambas marcas, Swan y SSS, merecen un puesto en la historia de las estilográficas. Ambas hicieron productos atractivos que son buscados por los coleccionistas sabedores del papel que jugaron estas empresas en Japón.

Pero su problema fundamental es que no son conocidas fuera de Japón.

Bruno Taut (http://estilofilos.blogspot.com)
Tokyo, 2 de julio de 2016


Espero que los lectores hayan disfrutado como yo de esta interesantísima entrada que nos acerca a un mundo poco conocido pero fascinante. Agradezco a Bruno su generosa participación y espero que siga deleitándonos con sus conocimientos. Aprovecho para recordar que cualquier estilófilo de pro encontrará todo un mundo apasionante en su magnífico blog "estilofilos.blogspot.com". 


7 comentarios:

  1. Maravillosa entrada. Ya comenté desde mi móvil pero al parecer no se publicó. Bruno es un colaborador de lujo y su entrada nos ilustra sobre productos que si no fuera por este y su magnífico bog, en América no se sabría nada de estas marcas y modelos. Creo intuir de que se trata el bulb filler

    ResponderEliminar
  2. Sin embargo me gustaría una breve explicación si está a vuestro alcance. Y lo otro que me gustaría saber si tienen idea de los precios en que se cotizan estas plumas japonesas hoy día.
    Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  3. Paso a responder. Hay plumas de muchos pelajes en este texto:
    1. Cuentagotas japonés. Ca. 1915.
    2. Cuentagotas japonés. Años 30.
    3. Las tres son de llenado por palanca lateral. Años 50.
    4. Cartucho (Platinum).
    5. Cuentagotas japonés. Años 10.
    6. "Sliding filling". La placa matálica se desliza a lo largo del cuerpo y un mecanismo interno presiona el saco. 1928. La hay en varios colores.
    7. Cuantagotas japonés. Años 40, durante la Guerra.
    8. "Bulb filler". Años 50.

    ¿Precios? Son poco comunes y los precios son muy aleatorios. Las SSS de celuloide de 1928 (pluma No. 6) es cara.

    Saludos,

    BT

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bruno gracias por tu respuesta y colaboración, tus conocimientos de las estilográficas en general y erudición de la Japonesas, hacen de tu presencia aquí un verdadero honor, por eso no dudo en aprovechar al tiempo que te felicito por tu fantástico blog al que leo con interés.
      En el hice una revisión de los modelos "super" y sus sistema de llenado ya que tengo tres de las "baratas" que por américa se llamaron,-no se porque- las "Pilot Brasileñas". He tratado de indagar, si es que fueron fabricadas en Brasil, pero la verdad no lo se. Lo cierto es que en dos de ellas el sistema de carga es el denominado, "de Manguera" y la otra es aerométrica. Son, con todo unas dignas Pilot y a pesar de lo baratas que fueron en su tiempo y que se pensase que nacieron para durar poco, pues no solo han soportado los años, sino que en buenas condiciones. Así cuento con tu blog cada vez que necesito saber curiosidades de la Japonesa que por raras, para mi son muy apreciadas. Restaure las dos de Manguera y van a la perfección y la aerométrica, no requirió mas que limpieza. Agradecido y fuerte abrazo.

      Eliminar
    2. Gracias por tus palabras de elogio. Yo, por otro lado, solo cuento lo que veo.

      Pilot sí construyó una planta de producción en Brasil en 1954. Escribí sobre ello en la siguiente crónica: https://estilofilos.blogspot.jp/2013/07/brazilian-pilot.html . No está claro cuánto fabricaron en Brasil y si solo se dedicaron a montar plumas a partir de piezas hechas en Japón. Sí hubo tinta Pilot hecha allí.

      Por las fechas y por lo que cuentas, esas plumas tuyas bien podrían ser modelos Super de finales de los 50 y principios de los 60. Ese llenado de manguera es propio de esos años y se abandona hacia 1964: http://estilofilos.blogspot.jp/2013/09/pilot-filling-systems-in-1960s.html

      Es un sistema un tanto engorroso y poco fiable a medio plazo, pero tiene un lugar en la historia. Por el contrario, esos plumines de las Super, con el alimentador perfectamente oculto, son un prodigio de fiabilidad. El llenado aerométrico, por su parte, estaba reservado para las Super más pequeñas.

      Saludos,

      BT

      Eliminar
  4. El orificio del plumín de la foto 6 me recuerda al de alguna Platinum. Curiosa entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los orificios en forma de corazón son bastante comunes en Japón y allende los mares.

      Saludos,

      BT

      Eliminar