Páginas vistas en total

viernes, 26 de mayo de 2017

POP Art y estilográficas: The Crown

Nueva entrada de Leonardo Izaguirre correspondiente a la serie Pop Art y Estilográficas y un nuevo ejercicio de estilo y gozoso entretenimiento.


Contexto

El arte pop surgió a mediados del siglo XX y se caracteriza por el uso de imágenes tomadas de la cultura popular, usando fotografías o dibujos de revistas, comics, anuncios publicitarios o fotogramas de películas, sacadas de contexto.

Nos gustan las estilográficas y en este espacio en pequeñas líneas trataremos de asociar a éstas con alguna forma de expresión del POP Art. No se extrañen si algún día mostramos arte hecho con estilográficas.


The Crown


Una fantástica producción televisiva que relata los años en que la corona inglesa es heredada por la actual reina Isabel II.

Su padre, Jorge VI, ya presa de un avanzado cáncer pulmonar, la envía en misión oficial a las “colonias” y en mitad del viaje, cuando se encontraba en Kenia, sucede lo inevitable. En 1952, al momento de recibir la noticia la, para entonces, joven princesa escribía notas y cartas de su viaje con una conocida estilográfica.

A continuación las capturas de pantalla. ¿Adivinen de quien se trata?


Es el uso de estilográficas, para dar contexto temporal, es decir ambientación y no con fines publicitarios.


Me parece interesante esta aplicación y la verdad debo decir que en toda la serie se muestran una buena cantidad de diversas y bellas estilográficas usadas por Sir Winston Churchill entre otros.
Pero de esta americana, y por la fecha, estoy seguro que ya han dado con el modelo y marca.


Efectivamente, se trata de una Parker 51 Aerométrica “Burgundy & Gold cap”.


La verdad no sé si esto ocurrió en realidad, pero la Reina Isabel II de Inglaterra, es ciertamente conocida por su afición a las estilográficas y alguna vez leí que ésta era una de sus favoritas. La casa real inglesa adora a las “51”, al punto que esta es la estilográfica de uso oficial de los príncipes de Gales.

En todo caso esta mini-entrada, no pretende ser más que una diversión amena.
Saludos y Gracias

Leonardo Izaguirre.

8 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho el artículo. He visto la serie y siempre he prestado atención a las estilográficas que aparecen. Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Mario. Ciertamente es una muy buena puesta en escena.

      Eliminar
  2. La serie es excelente y me parece que son muy cuidadosos con los detalles de ambientación. Yo me fijo en los pañuelos, prendedores...y plumas, por supuesto. Hermosa la Parker 51. Muchas gracias por el artículo. Saludos atentos, Raquel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raquel. Efectivamente de vestuario y joyería es una muy cuidada serie. Esperamos por la segunda temporada. Fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Aunque parezca una redundancia, me atrevo a escribir aquí para felicitar a Leonardo por este trabajo y la serie de la que forma parte. Creo que supone un soplo de frescura y una original aproximación al mundo de la estilofilia que, como se ve, alcanza a muchas otras manifestaciones artísticas. Centrar el foco en las estilográficas y en la escritura en general, enriquece la visión de fenómenos culturales como el cine o la televisión. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro grande honor el de tenerte como lector. hahahah. Muy agradecido, como siempre. A por el millón de visitantes.

      Eliminar
  4. En mi país (México) reza el dicho que "en los detalles está el diablo" una serie tan cuidada como The Crown tenía que llegar, desde luego, a ese nivel de detalle, lo maravilloso de esta nueva entrada es la agudeza de distinguir la estilográfica en comento, y darnos la oportunidad de disfrutar no sólo las actuaciones sino también los detalles de la ambientación desde la óptica de la afición por las Estilográficas. Enhorabuena.
    Ignacio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ignacio, muchos saludos a mis hermanos de México. Lectores como usted merecen eso y mas. Fuerte abrazo.

      Eliminar