Páginas vistas en total

domingo, 14 de mayo de 2017

STYB; una historia en España

En nuestros días, y desaparecida Inoxcrom, la única marca industrial de estilográficas netamente española es la casi desconocida STYB de la cual nos ocuparemos brevemente en esta entrada.

La casa fue fundada por Juan Sánchez Navarro en Albacete, en 1948, con 9.000 pesetas prestadas (unos  3.000 euros a día de hoy) y  la solicitud de apertura siguiente:

“El que suscribe, Juan Sánchez Navarro, deseando abrir en esta capital una pequeña industria destinada a la reparación de plumas y arreglos mecánicos en general, en la que desea instalar un pequeño torno mecánico y una piedra de esmeril, accionado todo ello por un motor de dos caballos, a usía suplica se sirva dar las oportunas órdenes para que sea autorizado para ello”, 

Su primera marca de estilográficas fue JABALINA que luego compartió catálogo con Skriss que compró en 1963. Decidido a abandonar las estilográficas en favor del bolígrafo como instrumento de futuro, el hijo de Sanchez Navarro, Eduardo, creó en 1964 la empresa STYB Sociedad Unipersonal lo que marcó el inicio del declive en la producción de estilográficas La marca Jabalina desapareció en 1986 y la empresa pasó a constituirse como sociedad anónima en 1978



Styb es el acrónimo de eSTilográfica Y Bolígrafo aunque a los propietarios de la casa les gusta interpretarlo mejor como Siempre Trabajando y Batallando. Desde finales de los años 80 del pasado siglo, la mayoría de las fábricas de plumas y bolígrafos de España quebraron. Los gerentes de Styb decidieron competir de la única manera posible: transformando el negocio en una industria a gran escala y alta productividad.

Hoy, la marca española es uno de los mayores fabricantes del mundo pues pone en el mercado más de 100 millones de productos al año. Actualmente, está muy centrada en la producción de bolígrafos, sobre todo orientados al ámbito publicitario. Pero también fabrica rollers, marcadores fluorescentes, portaminas y rotuladores.nicialmente hacia un mercado más elevado y personal, STYB desde un principio apostó por el mercado promocional y de “Regalo de Empresa”. Su presencia en papelerías y venta al por menor fue muy reducido. Su mercado eran las ventas en grandes cantidades a precios imbatibles (hoteles, bancos y tabacaleras son sus principales clientes, además de numerosas pequeñas y medianas empresas), y una fuerte vocación exportadora. De hecho, su ratio de exportación ha llegado a ser del 75% en más de 100 países, con 10 millones de unidades mensuales.

STYB cuenta con un edificio industrial de primera magnitud en Albacete, con más de 20.000 m2 de superficie,  y dispone de una tecnología puntera que le permite, por ejemplo, fabricar bolígrafos de tinta líquida. Por cierto que "bolìgrafo" es una marca registrada en 1946 por Amadeo Arboles, un industrial de Barcelona dedicado a las estilográficas,  en 1946, (boli de bola, y grafo de escritura).


Aunque ha fabricado muchos modelos a lo largo de su historia, Styb apenas cuenta hoy con dos modelos: la Regatta y la Compact. Ambas son plumas muy baratas, enteramente fabricadas en plástico y pertenecientes al segmento llamado de consumo, o sea, plumas de menos de 5 euros y prácticamente destinadas a los estantes de los supermercados con los que tiene acuerdos de distribución.



Pero lo anterior no debe ocultar el dato de que Styb es una marca que diseña y fabrica íntegramente sus instrumentos en España y que corre además con la comercialización de sus productos en todo el mundo donde compite con gigantes como Pilot o Bic, por nombrar algunos de los grandes.



Las dos plumas que aún se pueden encontrar en el catálogo de Styb cuentan con una construcción de calidad, dentro de la gama baja, cuuyo punto flaco podría considerarse el plumín que no está rematado con iridio sino que está simplemente doblado. Es una solución que hemos visto en muchas otras plumas, pero que tiene sus consecuencias en términos de falta de suavidad y escasa duración. Nada grave en plumas de apenas unos euros, prácticamente desechables, pero que compiten con grandes enemigas como la VPen de Pilot, por citar una.

Respecto a las estilográficas, todas son plásticas de carga por cartucho (aunque pueden aceptar un convertidor estándar), y desde 1989 todas llevan un único alimentador estándar, que puede montar todos plumines, con o sin iridio según el objetivo de mercado.

Styb es la última de las grandes marcas españolas de estilográficas. Un modelo industrial de éxito y unos productos de prestigio en todo el mundo. Lástima que las plumas casi hayan desaparecido de su catálogo y que sus modelos sean tan modestos. En todo caso, merece un recuerdo agradecido de todos los aficionados.

9 comentarios:

  1. Bonita historia y trayectoria. Siempre he admirado la producción industrial o artesanal que se hace puertas adentro. Demuestra espíritu de emprendimiento y merece todo nuestro respeto, reconocimiento y elogio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias de nuevo Leonardo. Es, desde luego, admirable que una empresa de este tipo haya conseguido colocarse en puestos sobresalientes. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  2. Se rumoreaba que Styb preparaba una pluma de gran presencia para su 70 aniversario. ¿Sabe algo al respecto? Me gustaría tener una pluma de calidad española y nueva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo leí en algún algún foro, pero creo que no es más que un caso de "wishful thinking"

      Eliminar
    2. No tengo constancia de nada al respecto, por desgracia y tampoco me parece muy verosímil porque Styb carece de maquinaria específica para fabricar plumas de alta gama. un saludo muy cordial.

      Eliminar
  3. Una gran historia. Es una verdadera lástima que no existan más plumas estilográficas fabricadas integramente en España.
    Gracias por compartirla.
    Un saludo

    www.miplumier.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, es un placer saludarte por aquí. Un abrazo

      Eliminar
  4. La pluma de unicef de navidad 2016 a 17 es Styb con plumín inoxcrom. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Gracias por el dato y un cordial saludo.

    ResponderEliminar