Páginas vistas en total

domingo, 7 de mayo de 2017

Estilografía para zurdos

Las plumas no son para zurdos. Este prejuicio resulta contradicho por el hecho de que muchos zurdos las usan, incluso me atrevería a decir que más que los diestros, en proporción. Pero no se puede negar que hay algunos datos que merecen ser analizados. Comencemos por lo más sencillo:

1. Los diestros escriben ejecutando dos movimientos: el de inscripción y  el cursivo:
  • La inscripción, o formación de las letras, es un movimiento de extensión-flexión-rotación, apoyado en los dedos que sostienen el instrumento de escritura, es decir,  el extremo del pulgar y tres primeras falanges del índice y del  corazón. La mano reposa sobre el anular y el meñique. 
  • El movimiento cursivo, o de traslación de la mano, tiene lugar cuando se desliza el antebrazo.
2.  Los zurdos ejecutan con la mano ambos movimientos a la vez. Las letras se inscriben con los dedos que sujeten el instrumentos al tiempo que la mano se mueve hacia la derecha. Es, por tanto, la mano la que arrastra el brazo, cubriendo el texto que se acaba de escribir, barriéndolo.


Estos factores físicos han de ser tenidos en cuenta para determinar sus efectos porque, en su mayoría, derivan del hecho de que no se tira de la pluma sobre el papel sino que se empuja.
  • La punta de iridio tiende a rascar
  • Los plumines flexibles no son idóneos
  • Pueden darse posibles problemas de flujo por un defectuoso encuentro del iridio sobre la superficie.
  • Otras incidencias relativas al ángulo de ataque del plumín sobre el papel y el trazo resultante.
Pero, como se ha dicho, el gran problema práctico de los zurdos guarda relación con el fenómeno del barrido. Cuando se escribe de izquierda a derecha, el texto va quedando fuera del movimiento de la mano y de los dedos pero, cuando se hace al revés, la mano que porta la pluma barre las líneas recién depositadas. Si la tinta no está seca, se correrá manchando la mano o la bocamanga del amanuense.


Los zurdos evitan este problema instintivamente, recurriendo a diversas técnicas. Algunos suelen colocar la mano por encima de la línea, flexionándola.  Otros, se acostumbran a mantener el antebrazo en posición normal e inclinar la hoja a la derecha, lo que coloca automáticamente la mano bajo la línea. Pero si se coloca la mano por debajo de la línea sin inclinar la hoja adecuadamente, no se puede escribir rápido porque la posición impide ejecutar el movimiento de progresión.

Así pues, lo primero que es preciso hacer es identificar qué técnica utilizamos y, en consecuencia, qué tipo de escritores somos y qué nos conviene de cara a la utilización de una estilográfica.

Empezaremos por decir que el ángulo ideal para la escritura es la de 45 grados. Lo normal es que los zurdos usen ángulos más rectos. Las posiciones básicas son tres:

A) Escritura superior

La mano se mueve por debajo del texto; es un método especular del que usan los diestros en el que no se plantea ningún problema de barrido. Es la posición más versátil y adecuada para el uso de la estilográfica. El movimiento es neutro, ni empuja ni tira. No suele ser necesario usar plumines ni puntas especiales aunque existe tendencia a rascar si se usan plumines flexiones o itálicos. Para obtener el mejor resultado, el papel debe usarse inclinado a la derecha.

(imagen: tecnología para todos)




B) Escritura lateral

La mano está en línea con la escritura y, por tanto, es la que más provoca el fenómeno de barrido en el texto. Para evitar sus efectos, es imprescindible usar tintas de secado ultra rápido y escribir lentamente. Mejor con puntos finos aunque deben ser de flujo constante para evitar problemas de rascado e interrupción. Los puntos itálicos o stub pueden resultar en una caligrafía algo extraña.



C) Escritura inferior

En este caso, la mano se mueve sobre la línea de texto. Sigue habiendo riesgo de barrido aunque no tanto como en el caso anterior. No se pueden usar plumines flexibles pero sí itálicos o stub porque el resultado sería el mismo que el de un diestro ya que el trazo es el mismo aunque provenga de direcciones opuestas. En ocasiones, el papel llega a girarse hacia la izquierda hasta posiciones exageradas si se usa esta técnica.



D) Cinco consejos prácticos

Aunque en unos casos son más necesarios que en otros, terminamos con algunos consejos básicos para hacer de la escritura con estilográfica un placer para zurdos:

  • No utilizar papeles satinados. En ellos, la tinta tarda mucho más en secar y se corre el riesgo del borrado. Mejor papeles porosos de buena calidad que favorezcan la penetración de la tinta y un secado rápido.
  • No usar plumines flexibles sino preferentemente rígidos. Se minimizará el rascado, mejorará el flujo y se evitará el riesgo de doblar los gavilanes.

(foto: Sailor)


  • Escribir pausadamente La velocidad no suele ser buena compañera en la escritura con la mano izquierda. Es preferible un ritmo regular pero tranquilo, para que la tinta se seque adecuadamente y la pluma se deslice sin brusquedades en direcciones poco naturales
  • Usar tintas de secado rápido. Las hay especiales al efecto como la  Noodler's Bernanke. Eliminarán las desagradables consecuencias del barrido si llega a producirse y facilitarán la escritura a los zurdos de escritura lateral.

(foto: jetpens)



  • Usar plumines finos o de flujo contenido. Mejor finos pero, en todo caso, que no suden ni depositen una gran cantidad de tinta en el papel. Húmedos para no rascar pero no excesivamente jugosos. Ello contribuirá a un mejor secado a la vez que hará la escritura más fluida.
Espero que estas notas apresuradas sirvan para conocer mejor la relación de los escritores zurdos con las estilográficas y, en todo caso, que animen a los que no las usan a intentarlo.




20 comentarios:

  1. Amigo Pedro, como zurdo, zurdisimo te agradezco esta entrada que racionaliza mi amor por los puntos finos y jugosos. Ahora, gracias a ti, ya se por que...

    Mil gracias amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Alfre. Me alegra que te haya sido útil. Un fuerte abrazo, amigo mío

      Eliminar
  2. Una opción es usar un zuaderno (www.imborrable.es)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He visto por el mercado varios cuadernos para zurdos, con una trama de líneas de inclinación específica. Gracias por el dato, Rafa. Un saludo muy cordial.

      Eliminar
  3. Esperaba con ansia esta entrada... Otro zurdo zudisimo, y ya en bachiller me recomendó un profesor pasarme a la pluma, despues de que ni con tropecientos cuadernillos Rubio mejorara mi letra. Y efectivamente, cierta mejoría hubo con la pluma.
    En mi caso, siempre he sido de escritura inferior con un gancho extremo, llegando a ser ininteligible hasta para mi. Con voluntad he conseguido ser capaz de escribir por debajo del texto (pero sigue siendo una postura algo forzada para mi) y de rebote he vuelto a tener una letra 100% entendible en escritura inferior (mi postura natural)
    También me siento mucho mas cómodo con puntos finos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por compartir tu experiencia Maño Errante y enhorabuena por esa técnica que te permite una buena letra. Un fuerte abrazo, amigo mío.

      Eliminar
  4. La culpa no es de la pluma, es de la caligrafía latina, supongo que un zurdo debe tener menos problemas escribiendo en caligrafía árabe o japonesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente observación, Alfonso. La escritura árabe se hace de derecha a izquierda por lo que el problema pasa, especularmente, a los diestros. En cuanto a la china o japonesa, se hace de arriba abajo con los kanjis salvo ciertas caligrafías niponas como el hiragana o katakana que se pueden escribir de izquierda a derecha como en la grafía occidental. Un saludo muy cordial

      Eliminar
  5. Magnífico artículo, como siempre. Soy diestro, pero lo leí con atención, para comprender un poco mejor la problemática de escribir con la mano izquierda. Siendo tan grande el abanico de plumas que se pueden encontrar, espero que cada zurdo estilófilo encuentre la suya. Me permito sugerir (con toda humildad, y en base a lo que he aprendido leyendo El Pajarete) que probéis los zurdos una pluma que puede cumplir con los requisitos que enumera Pedro: la Waterman Carenne. Su plumín es rígido, pero a la vez muy, muy suave. Gracias, Pedro, por compartir tu pasión y conocimientos con tus lectores. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu generoso comentario, amigo Juan Carlos y por tu buena sugerencia. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  6. Llevo algunos meses leyendo con avidez cada entrada del blog, lo descubrí navegando por la red buscando información sobre este maravilloso hobby. Con cada entrada he ido descifrando por qué una vez que das el paso y decides utilizar una pluma estilográfica como tu pluma de diario, entras a un camino de no retorno, que te engancha y llena de satisfacción. Soy zurdo, y definitivamente escribo colocando la mano sobre el texto, como gancho (escritura inferior) y en efecto prefiero los puntos M.
    Seguiré leyendo con entusiasmo cada nueva entrada, y releyendo el acervo histórico.
    Gracias capitán por poner en cada entrada un toque de ésa pasión que contagia el gusto por las estilográficas.

    Ignacio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu amabilísimo comentario, amigo Ignacio. Es un placer contar contigo y saber de tus experiencias como zurdo. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. En "Il postino", una hermosa película que narra los días de exilio de Neruda en Italia, una de sus lindas habitantes es seducida por la poesía “Nuda” de Pablo. La madre de la chica, le reclama al poeta, diciéndole que por culpa de esa poesía, su hija cayó a los brazos del cartero. Pablo después habla con éste y le dice que ha plagiado sus letras y, el ingenuo “postino”, le dice que la poesía no es de quien la hace, sino de quien la necesita. Así mi querido Pedro con esta entrada, queda claro que, las plumas son de quien las usa. Excelente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preciosa película, querido Leonardo. Muchas gracias por la cita y, como siempre, por estar ahí. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  8. Hola, como zurdo (o siniestro que decía mi suegro), yo la inclino apuntando el extremo derecho hacia arriba, de forma que mi mano descansa por encima de mi escritura. Utilizo plumines EF y aún así alguna vez me retrato la mano...
    Mil gracias por este maravilloso blog, que hizo renacer mi pasión por las plumas heredada de los regalos de mi padre...Es maravilloso lo que compartes, y espero sea lo gratificante que apuntas en el siguiente post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, por tus generosas palabras y por compartir tu experiencia. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. No conocía la Noodler´s Bernanke, y cuando he visto que en la foto estaba el famoso helicóptero se me ha escapado la cocacola por la nariz. Acabo de leer el por qué se llama así, y aparte de la mala baba que rezuma la etiqueta (no sin razón), es una suma de factores curiosa. Gracias por la entrada y por las carcajadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Zeta, por tu comentario. Me alegra haberte divertido; un fuerte abrazo.

      Eliminar
  10. Muchas gracias por el excelente artículo, Don Pedro! Para mí es un desafío animar a mis hijos a usar la estilográfica y que compartamos esta afición que tanto me apasiona. En Chile hay algunas LH disponibles, como la austríaca Jolly y Lamy Safari u AlStar con su plumín especial. Ahora queda observar cual es su técnica y "ángulo de ataque" y seguir sus consejos. Cariños, Raquel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, amiga Raquel. Mucho ánimo con esa labor de proselitismo. Un cordial saludo a la espera de sus experiencias.

      Eliminar