Páginas vistas en total

domingo, 1 de junio de 2014

Prueba: Namiki Custom Impressions


Namiki Custom Impressions Gris-Azulado ca. 1998

Material: Celuloide (Acetato de Celulosa).
Clip: Latón dorado
Plumín: Oro 18K
Punto: Medio
Carga: Cartucho específico Pilot/ Convertidos Con-70
Largo: 146 mm.
Ancho: 150 mm (en el capuchón)
Precio: Descatalogada.

Contexto:

Hasta hace muy poco tiempo, Pilot utilizaba la marca Namiki para ciertas líneas de productos, generalmente asociadas a la gama alta o más selecta. Esto no era siempre así en todo el mundo sino que lo hacía en función de los diversos países en los que distribuía sus instrumentos.
En los Estados Unidos, la gama Namiki se ha asociado hasta hace muy poco tiempo a los fabulosos productos Maki-e y a algunas series especiales, pero también para otros modelos normales del catálogo, como la Vanishing Point o la Falcon que, en otros lugares, se distribuían bajo la marca Pilot.
Pilot comenzó a utilizar la denominación Custom en una gran variedad de plumas sin que exista, que yo sepa, un criterio determinado que las distinga de otras. Se trata de plumas de muy variado diseño y entre las que no hay un común denominador que yo pueda apreciar. Todas son, eso sí, plumas de gran calidad y de gama media-alta. 
En los años 90 del pasado siglo, Pilot comenzó a distribuir, sobre todo en los Estados Unidos, una serie especial que denominó Custom Impressions. Se trataba de un modelo de grandes dimensiones, del tamaño de una moderna 845, que se caracterizaba por estar construidas en celuloide italiano.
la Namiki Custom Impressions se ofrecía en tres tonalidades dominantes distintas: azul, marrón y gris. 
Las Custom Impressions tuvieron un grandísimo éxito entre los aficionados de los USA aunque, sorprendentemente, Namiki dejó de fabricarlas a finales de años 90 y, para colmo, nunca más volvió a utilizar el celuloide en sus producciones.

Presentación.

La Namiki Custom Impressions se presenta en una caja de falso cuero acolchado, típica de Namiki de los años 90. Es un modelo simple pero muy bien fabricado y de agradable tacto. La caja viene recubierta por una solapa exterior de cartulina blanca sin ninguna indicación. La pluma incluía el convertidor y varios cartuchos.

Diseño.

La Custom Impressions es muy parecida, en su estructura básica, a la moderna Pilot 845. Es una pluma de extremos planos. Excepto la boquilla, está íntegramente fabricada en celuloide, incluido el remate superior del capuchón.  Presenta detalles dorados en el clip y arandela que lo sujeta, el anillo principal del capuchón, que aparece sin marca alguna salvo "Japan", y la arandela inferior.




El bellísimo celuloide italiano utilizado por Namiki es de altísima calidad. Se trata de un material multicolor, dentro de la gama de los grises y azules desvaídos. Pero la profundidad y riqueza del laminado permite apreciar muchas gradaciones con ligeros rasgos complementarios extraordinariamente sugerentes en verde oscuro y violeta.



La pluma es muy elegante y esbelta, sin estridencias de líneas ni colores, con un diseño clásico e intemporal. El clip muestra una inscripción vertical con el nombre "Namiki" junto al logotipo de la marca.

Tamaño y Peso.

Se trata de una pluma grande, más larga que una Pelikan M800 e igual que una Montblanc 149. Tiene un grosor notable aunque no llega al de esta última. No obstante, resulta muy ligera gracias al material con el que está construida. Por sus generosas dimensiones, se puede utilizar perfectamente sin necesidad de colocar el capuchón.
El gran tamaño pero contenido diseño de sus líneas, hace que se perciba como un instrumento muy estilizado.




Plumín.

El plumín de la Custom Impressions es el número 10 de Pilot, es decir, el segundo más grande de la gama; el mismo que utiliza la Pilot 912. En nuestro caso, eso sí, la inscripción se refiere a la marca Namiki.
Se trata de un plumín de oro de 18K, finamente labrado con la greca superior típica del fabricante y los siguientes datos: Namiki, 18K-750, 10, M.
Es un punto medio aunque escribe, ya se sabe, escribe como un F europeo.
No es un plumín flexible aunque admite una cierta variación en el trazo si se fuerza la presión en la escritura.


Alimentación:

Como todos los modelos Pilot y Namiki de la época, la pluma se carga por convertidor, sirviéndose del mejor de la gama y posiblemente del mundo, el CON-70 de Pilot. Es un convertidor de gran capacidad que se acciona presionando un botón posterior que acciona una bomba para aspirar la tinta.




La pluma también admite cartuchos específicos Pilot.
El alimentador de la pluma es de ebonita de gran calidad. Está dividido en dos partes bien diferenciadas: una inferior con los aletines y una superior curvada pero lisa que contiene el orificio de respiración.



Carrera Corta.

Pese al tamaño de la pluma, o precisamente por eso, resulta de comodísimo manejo. El funcionamiento es impecable y se pone en marcha apenas tocando el papel con una línea fina pero ininterrumpida y jugosa. Los puntos finos, en general,  no facilitan una escritura rápida pues tienden a secar el trazo en las florituras y los extremos. La Custom Impressions, siempre que se use un buen papel, no lo hace.



Carrera Larga

Después de escribir un rato con ella, se aprecian mucho mejor sus muchas cualidades. Su ligereza hace que la escritura sea cómoda, prácticamente incansable.  El desempeño del plumín es magnífico, sin cortes en el trazo ni dudas en los comienzos. La tinta fluye con generosidad pero sin el mínimo exceso, de manera que las líneas se mantienen invariables.



Conclusiones.

Es una verdadera pena que la Custom Impressions haya dejado de fabricarse porque es un modelo de impresionante belleza e intachable desempeño. Rezuma calidad por los cuatro costados y permite ser usada bajo cualquier circunstancia gracias a su ligereza y autonomía.
Es una pluma elegantísima que capta la atención de quien la mira sin tener que recurrir a ninguna estridencia. Admite todo tipo de uso y requerimiento funcional sin fallo alguno.
El excepcional uso del celuloide que llevó a cabo Namiki con este modelo y su corta tirada la convierte en un fantástico objeto de colección.

A favor: 

Belleza del material con que está construida
Tamaño y diseño perfecto para un uso continuo
Exclusividad

En contra:

No haber adquirido en su día la gama completa...






4 comentarios:

  1. Como siempre, Pedro, gran revisión de una pieza preciosa.
    Tengo la moderna 845 en ebonita y urushi negro y siempre he pensado que el alimentador es de plástico. Al fabricar la nueva 845, ¿cambiaron el alimentador de ebonita por uno de plástico?. Si es así , qué pena...
    Cada vez me gusta más el blog, gracias por tu esfuerzo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras. No estoy seguro de que el alimentador de la 845 sea de plástico, especialmente si tenemos en cuenta que todo el cuerpo de la pluma, a excepción de la boquilla, es ebonita. En cualquier caso, el desempeño de ambas plumas es del todo extraordinario gracias, sobre todo, a su fantástico plumín que es, por cierto, el que usa Hakase para sus creaciones de cuatro cifras. Un saludo muy cordial

      Eliminar
  2. Muy buen blog ante todo. Tengo una pregunta, ¿por qué se dice que los alimentadores de ebonita son mejores que los de plastico?, ¿En qué influye el uso de un material u otro en la dosificación de la tinta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ebonita es mucho mas porsa y consigue mejor efecto de capilaridad. En consecuencia, el flujo es mejor y más constante. Un saludo.

      Eliminar