Páginas vistas en total

jueves, 16 de febrero de 2017

Wing Sung 659: El Ataque de los Clones.

En una determinada industria, la existencia de clones, copias, homenajes o réplicas, llámese como se quiera, siempre demuestra dos cosas: la pujanza de la industria y quien es su líder. Lo primero, deriva de que nadie copia un producto que no interesa y, lo segundo, que solo merece la pena copiar aquello que tiene mayor aceptación y por lo tanto, genera demanda.

Haciendo un sucinto repaso a la historia de las réplicas, podemos comprobar cómo este tipo de actividad ha ido derivando históricamente en atención a los cambios de líderes en la industria de la estilográfica. El primer gran copiado fue Parker por ser, sin duda alguna, el líder indiscutible de la producción industrial de plumas durante casi cuarenta años. Su sucesor en la imaginería pública de éxito fue Montblanc, cuyas producciones de lujo y éxito en el ámbito representativo, la han convertido en objeto de todo tipo de réplicas o, directamente, falsificaciones.

La industria alemana también tiene otros iconos que han sido reciente objeto de atención. Es el caso de Lamy y su modelo Safari, una pluma copiada hasta la saciedad desde hace poco tiempo.

Pero algo está cambiando en el mercado de la estilográfica moderna porque el sujeto pasivo de las réplicas se está desplazando hacia oriente. China, que pone sus ojos en cualquier parte, empieza a mirar a Japón y lo hace con osadía.


Un ejemplo de lo anterior es la pluma que hoy presento. La Wing Sung 659 es un clon de la Pilot 78G, una pluma de gran éxito en oriente y en USA, aunque no tanto en Europa, donde no se distribuye.  Externamente, la japonesa y la china son idénticas.


Las bondades de la 78G ya han sido expuestas en este espacio. Se trata de una estilográfica sencilla, ligerísima al estar construida toda ella de plástico, con un acabado magnífico y, sobre todo, un desempeño fabuloso, digno del célebre conjunto plumín/alimentador que comparte medida con otros grandes éxitos de Pilot como la Prera, la Plumix y, sobre todo, la Urban/Metropolitan. Por un precio que ronda los 12 euros, con varias e interesantes opciones de plumín, la 78G es casi un icono.


La Wing Sung no oculta su parecido con la 78G y se ofrece, también, en varios colores. A los típicos de la japonés añade un blanco y dos transparentes. La más atractiva, para mi gusto, es esta última. Se ofrece a partir de 8 euros aproximadamente (envío incluido) y se presenta, como mayor reclamo, con doble boquilla, de manera que el usuario dispone de dos grosores diferentes con, simplemente, roscar una u otra.


La 659 es una pluma bien construida y no parece frágil. Se presenta en un correcto embalaje de plástico y cartón al que acompaña una pequeña guía.



Los mecanizados son correctos y no se aprecian roturas, rebabas ni imperfecciones. Es plástico inyectado, pero las paredes son gruesas y, aparentemente, de buena calidad.


Las fornituras son plateadas, aunque hay una versión en dorado. El acabado de las partes metálicas es igualmente correcto y tampoco se detectan defectos. Normalmente, las plumas chinas se delatan por el nivel de los cromados y chapados pero, en este caso, parecen de buena factura.


La pluma es absolutamente transparente y resulta estéticamente muy lograda. No solo el cuerpo y la boquilla son transparentes, sino que también lo es el alimentador, algo que a veces se echa de menos en otras estilográficas muchísimo más caras.


El capuchón, con buena nervadura interior para reforzar su resistencia, está adornado con dos estrechas bandas plateadas, al estilo de la Pilot 78G. El clip, prácticamente idéntico a la japonesa, sólo se diferencia porque en lugar de "pilot" reza "lucky", lo que se supone que es el nombre del modelo aunque hay otras plumas de la marca que también lo ostentan.


Como detalle de gran valor añadido, vemos que el convertidor tiene el mango de accionamiento en color blanco; una solución poco frecuente que resulta de gran atractivo en plumas transparentes.



Pero el convertidor da para más. Resulta que no solo es bello sino que utiliza la misma medida de boca que Pilot. Es decir, no es universal sino que tiene un diámetro idéntico al de la marca japonesa. Aquí podemos verlo entre un CON-70 y el aerométrico estándar que usa la 78G. ¿Una alternativa barata a los convertidores Pilot?...


Aquí vemos la 78G con el convertidor chino, perfectamente encajado. Adviértase que en el depósito hay una pequeña pieza metálica para facilitar que la tinta fluya sin quedarse adherida a las paredes. La solución es conocida, pero añade un inevitable traqueteo que no a todos les puede resultar agradable.


La Win Sung no solo depara esta sorpresa. También el conjunto plumín alimentador es idéntico al de Pilot.


El conjunto Win Sung se fija mejor en la Pilot que al revés, pero pueden utilizarse indistintamente  sin problemas. Aquí abajo los vemos intercambiados.


Todas las roscas son idénticas y, por tanto, perfectamente intercambiables


El conjunto de boquilla, alimentador y plumín tiene una sólida apariencia y está muy bien acabado. El soporte interior de la boquilla es también transparente.



Los dos plumines que trae la Win Sung son F y EF. Son piezas sencillos de acero pero, al carecer de chapados, es previsible que aguanten mejor el paso del tiempo que los dorados, los cuales suelen desaparecer al mero contacto con la tinta


Si la intención de Win Sung era competir con la 78G, no le será fácil desbancarla. Tampoco la diferencia de precio es abrumadora aunque en ciertos mercados en los que un par de euros marcan la diferencia, la china tiene ventaja. Además, a diferencia de la japonesa, ofrece un terminado transparente que siempre es atractivo, una calidad muy aceptable, dos boquillas completas y, sobre todo, permite contar con ella como banco de repuestos de bajo precio y buen resultado para complementar a la 78G. Teniendo en cuenta todo lo anterior, la Win Sung tiene una relación calidad/precio más que favorable. Decididamente, los clones atacan y lo hacen razonablemente bien.






13 comentarios:

  1. Interesante entrada, como siempre. Tengo la blanca y la transparente, y he de confesar que, pese al obvio parecido, jamás se me había ocurrido intercambiar las piezas entre las 659 y las 78G (sí entre varios ejemplares del mismo modelo). También ignoraba que el convertidor pudiera ser utilizado en las Pilot. Con esto me has dado una estupenda solución para cuando quiera usar alguna Pilot con convertidor (creo que no tengo ninguno...). Por último, añadir que me parece una plumilla muy recomendable por todo lo que ofrece a ese precio.
    Nada más que añadir. Muchas gracias por la entrada y un fuerte abrazo, capitán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jose Manuel. Es un placer saludarte. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  2. Los de Pilot parece que han contratacado sacando la 78G+ en el mercado chino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Aunque añadiendo colores y limitando puntos no parece una estrategia ganadora si mantienes el precio. Un saludo muy cordial, Rafa.

      Eliminar
  3. ¿Y QUE HAY DEL DESEMPEÑO DEL PLUMIN DE LA WING SUNG ? ¿SE ACERCA AL DE PILOT?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En una cata a ciegas yo no los distingo.

      Eliminar
    2. Queda pendiente esa comparativa detallada. Un saludo cordial

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Gracias Leonardo; un fuerte abrazo, amigo mío.

      Eliminar
  5. Queria una 78g pero cuando vi esta transparente la compré y estoy contento con ella (para su precio)
    ¿Habeis visto la wing sung 698? Con el mismo plumín y alimentador pero de émbolo. Estos chinos están atacando fuerte.
    Buena review

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, amigo Jorge. La 698 será analizada en una próxima entrada. Es una pluma muy interesante, como bien dices. Un cordial saludo.

      Eliminar
  6. Hola.
    Yo compre una hace unos meses que todavía no he probado, pero después de leer tu entrada la he sacado del cajón. Mi sorpresa ha sido que efectivamente las roscas son iguales que la 78G pero el convertidor no es compatible con Pilot, El de esta última marca no cabe en la Wing Sung, y el de procedencia china queda holgado en la Pilot.
    En la bahía he visto un conjunto, a primera vista muy parecido, modelo Yiren 358 pero a un precio inferior, alrededor de cuatro euros. Yo he comprado una pero no la he recibido.
    Saludos y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Andrés. Es posible que haya pequeñas diferencias en el diámetro de los convertidores. En mi caso, encajaban perfectamente en uno y otro sitio. Creo que Yiren es una segunda marcaq de WingSung aunque, a veces, con la complicada industria china es difícil de discernir. En todo caso, tienen precios muy baratos y se dedican, en su mayor parte, a la clonación de modelos famosos. Un saludo muy cordial

      Eliminar