Páginas vistas en total

lunes, 28 de abril de 2014

Grandes Marcas. Por qué sí y por qué no: Conway Stewart



CONWAY STEWART

En los años 20, Jarvis y Garner, dos antiguos empleados de la potente marca inglesa De la Rue, se independizaron para crear su propia marca tomando el nombre, dicen, de un numero de comedia musical famosa en la época. Para competir con De la Rue, que comenzaba a utilizar por entonces el nombre Onoto, se ofrecían estilográficas de calidad y diseño muy vistoso a precio contenido. La fórmula tuvo éxito y aguantó el periodo de guerra y los duros años posteriores con relativa tranquilidad.
Durante los años 50, la firma experimentó su máximo desarrollo, con modelos coloridos fabricados en plástico.
Como otras firmas, Conway Stewart, sufrió la popularización del bolígrafo como instrumento alternativo a la estilográfica, más sencillo y mucho más barato. La empresa no supo anticipar el éxito de este nuevo competidor y, tras intentos desesperados por ajustar precios y modelos, cerró sus puertas en 1.975
En 1998 la marca salió de nuevo al mercado, pero esta vez orientada hacia el segmento superior y de lujo. Fabricó muchas ediciones conmemorativas y especiales y ha conseguido mantenerse a flote hasta hoy con ejemplares de gran calidad y belleza.




¿Por qué comprar?

Conway Stewart ofrece ejemplares que rememoran modelos clásicos de la marca y de los años 20, con una calidad superior y con materiales muy hermosos. Los acabados son extremadamente elegantes y refinados. Casi todos los modelos gozan de un cierto aire antiguo  que les otorga empaque y prestancia. Los modelos grandes son impactantes.
Los sistemas de carga son igualmente clásicos. Aunque se ofrece el ya omnipresente cartucho y/o convertidor, la gama alta de sus modelos pueden elegirse con carga de palanca o sistema twist, lo que añade un toque de originalidad difícil de encontrar.
Los plumines son de gran tamaño y belleza
La calidad mecánica de la pluma es elevada.
Son plumas de gama alta, originales y poco vistas. Atraen la atención inmediatamente.




¿Por qué no comprar?

Son plumas de lujo y, por tanto, de alto precio. Salvo los modelos superiores, los sistemas de carga por convertidor no aportan demasiada complicación ni belleza mecánica al aficionado.
Son plumas grandes y, algún modelo, incluso aparatoso. Si se busca una pluma discreta, no es la mejor opción.
La escritura de las Conway es correcta aunque no excepcional para su gama de precio. Los plumines son bellos pero a veces presentan problemas de flujo por falta de homogeneidad y cortes. Hay quien sostiene que se trata de plumines diseñados por la firma pero fabricados por Bock. Esto no significa nada en especial puesto que Bock fabrica plumines de gran calidad, pero explica en parte los posibles defectos de algunas partidas.
El servicio técnico es caro y obliga a enviar la pluma entera al extranjero para su reparación.



(Todas las fotografías pertenecen a la página oficial de CS y se usan a efectos puramente ilustrativos)


3 comentarios:

  1. Después de 52 años usando plumas, acabo de adquirir una CS mod. 12, color burdeos, plumín 3N, y puedo decir, sin temor a equivocarme que es la puma de escritura más suave con que he escrito nunca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Magnífica pluma la 12, sin duda. Y un buen ejemplo de lo que era capaz de hacer Conway Stewart en plumas de gama asequible. Enhorabuena.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar