Páginas vistas en total

domingo, 13 de abril de 2014

Sailor Mojave: Una rareza



Hace unos quince años se puso de moda en las tiendas de estilográficos de los Estados Unidos, crear ediciones especiales para sus clientes. La venta por internet comenzaba a despegar pero seguía habiendo muchas tiendas de "cemento y ladrillo" que buscaban fidelizar a su clientela ofreciéndoles productos conmemorativos exquisitos en tiradas muy pequeñas. Hoy la moda continúa, quizá en menor medida, pero aún se encuentran ejemplos en distribuidores como Goulet & Co.

Al inicio de las década de los 2000, Swisher Pen Co, una compañía radicada en Virginia, pujaba en internet junto a otras tan conocidas como la clásica Fountain Pen Hospital, World Lux o Avalon. Durante aquello años, varias de estas empresas encargaron diversas ediciones especiales a Sailor que, a la sazón, comenzaba a introducir sus plumines especiales en el mercado norteamericano y aceptaba cualquier encargo.

Swisher encargó a Sailor una edición limitada no tan cara como lo había sido en su primer intento, una pieza en maki-e que había salido al elevado precio de 1.300 dólares de la época. La nueva pluma debía ser más asequible. Sailor tenía disponible un material acrílico que había ofrecido a otro fabricante que lo había rechazado. Se trataba de una mezcla de colores crema, caramelo y marrón, entrelazados en unas sugerentes figuras quebradas e irregulares. A Jack Swisher le gustó mucho y lo compró, encargando a Sailor la edición limitada que deseaba.




Swisher tenía un sistema privado para comunicarse con sus clientes registrados y se puso en contacto con ellos ofreciéndoles la pluma antes de fabricarla. De esta manera, sabría cuántos ejemplares debía hacer y con qué características. Inició una ronda de consultas para definir el modelo base y el nombre. Alguien sugirió "Joya del Mojave", el desierto californiano cuyos colores parecía evocar perfectamente el modelo, así que éste fue el nombre elegido.




El modelo base utilizado por Sailor para la nueva pluma fue el de la Magellan, una pieza que fabricaba desde 1990 aproximadamente y que había salido al mercado para conmemorar el 990 aniversario de la marca. La Magellan se importaba en los Estados Unidos con dos tipos de plumines, el TIGP (también conocido en España e Italia y que quiere decir "Titanium Gold Plated") y uno de oro de 14K. L a Magellan ocupaba el mismo rango que la 1911 que, finalmente, acabó por desplazarla del catálogo de Sailor en 2005 aproximadamente.




La Mojave Jewel es una pluma más estilizada que la 1911 y un poco más larga pero, como casi todas las Sailor, es de un tamaño contenido, ligera, ágil y apta para escribir mucho con ella sin cansarse. Todos los detalles de la pluma son de oro chapado que casa muy bien con los colores terrosos de la resina. La impresión general de la pieza es muy cálida.

El plumín de la Mojave Jewel es una verdadera joya pues se trata de un Music, modelo que hoy está más extendido pero que resultaba raro de encontrar en 2002, fecha en que se fabricó la pluma. Los Music forman hoy parte de los modelos estándar de Sailor pero antes pertenecían a la gama especial. Al contrario que Platinum, que usa tres gavilanes, el Music de Sailor consiste en una punta plana de iridio, tallada casi como un stub. La escritura es suave, consistente, muy húmeda y con una notable variación de trazo.

Este ejemplar no ha sido muy utilizado y se conserva en perfectas condiciones con todo el material de presentación.



No hay comentarios:

Publicar un comentario