Páginas vistas en total

lunes, 6 de abril de 2015

Pilot 912: gracia y versatilidad.

Dentro de la serie Custom Heritage, la 912 es la hermana mayor. Se trata de una pluma de calidad, ligeramente más ancha y larga que la 91 (140 mm frente a 137) que se distingue de ésta, sobre todo, por el tamaño del plumín, que es un 10, mientras que la 91 usa un 5. También hay diferencias de peso: 20 gr. frente a 17 de la 91.


Las formas de ambas plumas son, en cambio, muy parecidas. Se trata del conocido perfil Custom Heritage de extremos planos que tan buena acogida ha tenido en el mercado desde las viejas Custom Impressions e incluso antes en modelos de gama media. A mi manera de ver, el actual diseño de la serie Custom Heritage es extraordinariamente agraciado. Dejando aparte la belleza de la 845, las formas de la 912 me parecen de las más logradas en el panorama actual de la estilográfica. Me recuerdan a las Aurora Óptima aunque mucho más esbeltas y con menos adornos que distraigan la atención de sus elegantísimas curvas. Como remate de lujo, la combinación de la resina negra, muy lustrosa, y los sobrios adornos plateados del conjunto, aportan un toque de modernidad y distinción digno de una pluma de mucho mayor rango y precio.


Lo verdaderamente singular de la 912 es la enorme variedad de los plumines con los que se sirve. Es el modelo que ofrece la totalidad de los puntos especiales de Pilot lo que permite disponer, en una pluma de tipo medio pero asequible, de la asombrosa variedad y versatilidad de escritura que permite la casa japonesa.


Dejándome arrastrar por tales cualidades, confieso que dispongo de varios de estos plumines en sendas 912. El que voy a mostrar aquí hoy es el PO o Posting, un plumín verdaderamente atractivo, especialmente para los que gustan de puntos muy finos.


El plumín Posting se creó para escribir en las antiguas tarjetas postales de Japón que eran muy suaves y precisaban de un punto fino y firme a la vez que permitiera un trazo invariable y seguro. El PO tuvo tanto éxito que se sigue fabricando hoy y se trata, en verdad, de un modelo que crea adicción.


El PO es un plumín curvado hacia abajo, como el pico de un ave. Ello permite hacer una buena presión sobre el papel sin que los gavilanes se abran y, además, mantiene el flujo perfectamente regularizado.


Yo no soy un gran usuario de puntos finos pero, cuando se necesita uno, el PO es uno de los reyes indiscutibles. Quizá junto con el Saibi Togi de Sailor. El Posting permite una escritura delicadísima y miniaturizada, con detalles increíbles pero, al mismo tiempo, con una precisión y una seguridad en el trazo asombrosas. Ni un fallo, ni un titubeo, ni un corte de flujo. Simplemente perfecto.


Para colmo de virtudes, el punto es muy suave, algo que no suele ser habitual en los plumines extrafinos por razones obvias, Pero el PO lo es y de qué manera. Con una buena tinta, escribir con este plumín es un ejercicio sencillamente delicioso. Carece de flexibilidad, como es natural, pero para eso ya contamos con el Falcon.


Ni la 912 ni su increíble arsenal de plumines se distribuyen en España. Son, como ya hemos dicho otras veces, plumas que nacieron para el mercado japonés y que allí encuentran su mercado natural teniendo en cuenta la escritura con kanjis. Pero las sensaciones que estos instrumentos proporcionan son inigualables y si alguien es un curioso investigador de sensaciones, encontrará en estos modelos un gran campo donde experimentar.

La 912 puede encontrarse en internet por un precio que ronda los 150 euros, lo que me parece un auténtica oportunidad.


9 comentarios:

  1. ¡Tengo unaaaaa! Es un punto B stub, pero aún así me gusta. Fue de las primeras de alta gama que tuve, me la regaló mi otra naranja . Un tesorito :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues para tí, debería ser obligatorio el PO, le sacarías mejor partido que nadie... ¡enhorabuena!

      Eliminar
  2. El paisaje de las estilográficas en España es desolador, ni siquiera una marca tan potente como Pilot se atreve a distribuir sus productos. Una lástima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este punto no somos los únicos. Tampoco se distribuye en Norteamérica ni en Europa. Posiblemente debido a la sobreabundancia de modelos de gama parecida con los que podría hacer autocompetencia. En cuanto a los plumines especiales, porque es difícil que el usuario no especializado se interese por ellos o, en el peor de los casos, los considere adecuados para un uso común. Gracias por tu comentario, Alfonso.

      Eliminar
  3. Yo tengo una en SM. No os digo más que es la pluma con la que corrijo los trabajos que me entregan los alumnos cada dos semanas. Me gasto un CON-70 cada vez. Con la del año pasado, otra Pilot pero 92 tenía que rellenar (esta lleva un B).
    Lo que no me ha gustado de la 912 es que el plástico se me ha rallado. Es la única de las japonesas en que me ha pasado esto. Igual he tenido mala suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier plástico sometido a un uso intensivo muestra señales al cabo del tiempo. Si el rayado es superficial (micro rayados) se puede pulir fácilmente aplicando pasta con un paño o con un bonete de algodón (ésto con cuidado). Si el rayado es más profundo, no debería ser causa del uso sino de contacto con otros materiales, por llevar la pluma en un bolsillo sin proteger, por ejemplo. También se puedo pulir aunque con mucho más atención para evitar una pérdida irregular de material.
      Un saludo muy cordial, Rafael.

      Eliminar
  4. Sesenta mil visitas. Has recibido 10k en un periquete.
    Enhorabuena.
    La pluma, una maravilla calidad/precio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rfueris; en efecto, es impresionante el apoyo de la comunidad estilófila a estas humildes páginas y me alegra que el tuyo sea uno de los habituales.

      Eliminar
    2. Algo tendrá el agua cuando la bendicen...

      Eliminar