Páginas vistas en total

jueves, 21 de mayo de 2015

Personajes con Estilográfica: José Antonio Primo de Rivera


El controvertido creador de la Falange Española, fue indudable protagonista de trascendentales hechos que tuvieron lugar en la España de las primeras décadas del Siglo XX. Su figura, alabada por unos y denostada por otros, no deja indiferente a nadie. Su trágica muerte, tampoco. Sea como fuere, lo cierto es que es un personaje histórico de considerable magnitud en el reciente pasado político español.

Jose Antonio Primo de Rivera escribía habitualmente con estilográfica . El día anterior a su muerte en la cárcel de Alicante, escribió su testamento ológrafo en cuatro folios y lo hizo con esta pluma. Se trataba de una Astoria, pluma de gran calidad y alto precio que no estaba al alcance de cualquiera.


En las últimas horas antes de su muerte, un miliciano llamado Guillermo Toscano Rodríguez se hizo con aquella estilográfica y con un abrigo de paño. Según contaba, todo ello se lo había regalado el mismo José Antonio como agradecimiento al buen trato de él recibido. Según otros, se había apoderado de ambas cosas.

Pero lo verdaderamente interesante es que, tras la muerte de Jose Antonio en la cárcel de Alicante, todas sus pertenencias se guardaron en una maleta en la que también estaba depositado el testamento. La maleta fue a parar a manos de Indalecio Prieto, que la llevó consigo a su exilio mejicano. A la muerte de Prieto en 1962, la maleta pasó a manos de Víctor Salazar, un socialista histórico afín a Prieto. En 1977, las pertenencias de José Antonio fueron entregadas a su sobrino y ahijado, Miguel, hijo de Fernando, que es su actual depositario.


El contenido de la maleta incluye diversos objetos personales. El mono es el mismo que viste José Antonio en la famosa foto de la cárcel modelo madrileña, en la que también luce unas botas de fútbol. Las gafas son las mismas que inspiraron a Adriano Gómez Molina su libro "Las gafas de José Antonio".


Lo curioso es que también en la maleta aparece la pluma que, según decía Toscano, estaba en su poder. ¿Había dos plumas?, ¿la tuvo alguna vez Toscano?. Lo cierto es que nunca la mostró, mientras que la de la maleta coincide con el modelo que usaba el político.


Se trata, como se ha dicho, de una Astoria #6, una pluma de considerable tamaño y gran calidad que competía con la gama alta de Montblanc. He oído decir que la pluma en cuestión es de "color verde" cuando, en realidad, ocurre que la ebonita negra se ha decolorado hasta adquirir ese tono gris verdoso tan característico de este material. La estilográfica tiene plumín de oro de 14K y carga por palanca con saco interior.

No hay datos sobre su funcionamiento porque parece que se conserva tal y como se encontró, sin reparación ni comprobación alguna. Se trata, en todo caso, de una pieza histórica de valor incalculable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario