Páginas vistas en total

lunes, 5 de junio de 2017

Ranga 4C: Con paso firme

De las Ranga ya hemos hablado en este blog y, en la entrada más reciente, ya nos hicimos eco de su progresivo aumento de calidad y de las buenas sensaciones que sus últimos productos son capaces de proporcionar a los usuarios.

Recientemente, Ranga utiliza un sistema de distribución muy efectivo que consiste en la creación de grupos de compra conformados por un número determinado de interesados. La casa ofrece un precio ventajoso, inferior al normal, y fabrica las plumas casi a la medida. El resultado es una estilográfica personalizada, de buena calidad, y precio muy atractivo.

El modelo que aquí se presenta es el Ranga 4C. Elegí la mía sin clip y con bordes redondeados aunque también se ofrece con aquél adminículo y con bordes rectos. Me parece, sin embargo, que la calidad y la belleza de la ebonita  lucen mejor bajo formas más limpias y fluidas.

Una vez rellenado el formulario con mis preferencias, se acusó recibo por el fabricante y, tres semanas después, me informó de que la pluma salía para mi domicilio, lo que le llevó un par de semanas más.

La pluma viene correctamente presentada en una simpática caja de terciopelo azul e interior forrado de tela.  No viene acompañada de documentación ni de instrucciones.


El color elegido es un naranja terroso que, en ocasiones, hace que la pluma parezca realizada en cerámica.


La 4C es una pluma de buen tamaño, como casi todas las Ranga. Es patente su semejanza con plumas japonesas de corte tradicional como las Nakaya. Aquí puede verse la india al lado de una Safari.


Y aquí, en comparación con otros modelos de la casa.

(foto: Ranga)

La ebonita de la 4C es de gran calidad y solo con un instrumento de considerable aumento pueden apreciarse mínimas imperfecciones. A la vista y el tacto, la pluma es sólida y bien terminada. Quizá podría pedirse un pulido más afinado, pero le conjunto está muy equilibrado


Los mecanizados son francamente buenos. Se aprecia a primera vista que las roscas están hechas a mano por lo que resulta aún más admirable su perfecta funcionalidad.


Incluso el cierre del capuchón sobre el cuerpo demuestra la maestría del artesano. Cuando la pluma está cerrada, apenas se aprecia la línea de cierre. Ajusta milimétricamente.




La pluma, en esta versión entera, sin clip y con extremos redondeados, tiene una forma muy aerodinámica que, dado su tamaño, otorga a la pieza una evidente gracilidad y esbeltez. Se trata de una pieza muy ligera y manejable.


La pluma no es cilíndrica; tanto el capuchón como el cuerpo, se rebajan ligeramente hacia  los extremos y se rematan en forma redondeada, en un arco de media punta rebajado.


Los huecos de la ebonita muestran a todas luces su origen totalmente artesano. El interior del capuchón es desnudo y no cuenta con caperuza interior de ningún tipo. Esto obliga a estar atento a las manchas de tinta que, inevitablemente, afectarán al interior. Recuérdese que no es aconsejable mojar la ebonita con agua.


La boquilla es muy parecida a la del modelo 3C. Me gusta especialmente el labio inferior con su elegantísimo voladizo, de difícil factura tratándose de un trabajo manual, y que proporciona comodidad y ligereza de líneas.


El apartado mecánico está servido por un conjunto JoWo número 6 y su correspondiente convertidor. El plumín, el alimentador y su alojamiento están atornillados al interior de la boquilla y son, lógicamente, desmontables.



El plumín alemán proporciona a esta pieza un desempeño intachable.


La 4C es una pluma muy bella que, en sólido color anaranjado, toma por inspiración a otras piezas más conocidas pero mucho más caras. En esta configuración, la Ranga cuesta 75 dólares, envío incluido, lo que constituye una competencia feroz para otras plumas de ebonita de calidad.


Ranga continua a paso firme en su servicio a un nicho de mercado exigente que gusta de piezas clásicas, buenos acabados tradicionales y desempeño de calidad.  A sus precios, es difícil resistirse.




24 comentarios:

  1. Bonita y discreta, algo raro en cualquier cosa diseñada y fabricada en la India, en las que suelen ser habituales los dorados a borbotones y unas combinaciones de color imposibles, que hacen que te entren ganas de arrancarte los globos oculares con una navaja para dejar de contemplar tanto horror.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Alfonso. En efecto, las Ranga han mejorado mucho con estos últimos y depurados diseños. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  2. Lo bueno de Ranga es su precio y su calidad... respecto a la gama de colores hay modelos con un solo color y otros que son combinaciones (aquí que cada uno elija lo que más le guste)... El tacto de la ebonita es asombroso, muy cálido y suave. Son plumas hechas completamente a mano, lo cual siempre es de admirar. Yo poseo una, obviamente no es la que mejor escribe, que no lo hace nada mal, por cierto, pero es de las más bonitas y originales (una combinación de colores bastante discreta) y un tacto impresionante (mucho más fino y suave que las resinas y plásticos de otras plumas). En definitiva, una muy buena compra por un precio bastante justo para lo que ofrece. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón, amigo Jaime. Creo, como tú, que la relación precio/calidad de estas plumas es francamente favorable, Un cordial saludo.

      Eliminar
  3. Yo tengo una bamboo y estoy encantada con ella. Eso sí, no es ebonita, sino una demonstrator con acabado bakul. Me gusta mucho la tuya, el acabado tienes razón que parece cerámico. Preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho saludarte, querida amiga. Veo que compartimos el gusto por estas piezas. Un fortísimo abrazo.

      Eliminar
  4. Es el mismo plumín que el que montan las Wancher Crystal? Así a ojo. Porque el rendimiento de las Wancher es magnífico (goterones aparte, que creo que derivan del hecho de cargar directamente el barril y el aumento de temperatura al tenerlas mucho tiempo en la mano).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, ambas plumas montan plumines JoWo y me inclino a pensar que se trata del mismo modelo que es, por otro lado, un estándar. Gracias por tu comentario, amigo Nobokakin. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  5. Os gusta porque es de Ebonita y eso os parece cool, pero en realidad no es más que un cacho de material anticuado por su pésimo mantenimiento, torneado a toda prisa y con un plumin "Iridium Point Germany". Todo ello por 75 euros. Vamos, ni con tu dinero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente... fue con mi dinero... pero acostumbrado a materiales mucho más modernos la sensación del tacto de la ebonita fue toda una sorpresa... Creo que lo bueno de este blog es la humildad del que lo escribe y luego que cada uno interprete las cosas a su manera. De todas maneras, en otras entradas de este blog se mencionan plumas mucho más baratas, mucho más caras, todas con un desempeño magnífico donde elegir...Atentamente

      Eliminar
    2. Lo bueno de las estilográficas es que las hay para todos los gustos, incluidos materiales anticuados y ejemplares con más de 100 años a sus espaldas. En eso consiste el coleccionismo y la libertad de elegir.Un saludo.

      Eliminar
    3. Ni en este remanso de paz que es "El Pajarete" nos libramos de los "Anónimos" y sus habituales comentarios negativos hacia el autor y los lectores. Ni caso, Pedro y compañía.

      Eliminar
    4. Gracias por tu apoyo, Jose Manuel, siempre es un placer saludarte. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  6. Mi capitán ... ¿cómo se puede acceder a los grupos de compra de Ranga? Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado amigo: escríbeles directamente o revisa su tienda en eBay. Allí suelen anunciarlo. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
    2. Se me olvidaba: también lo suelen publicar en FPN. Utiliza el buscador con su nombre y lo encontrarás.

      Eliminar
  7. ¡Hola! Perdonad que haga un pregunta de novata.Si la ebonita no conviene mojarla ¿cómo se limpia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por hacerlo breve, diré que un trapo húmedo puede servir. Lo peligroso es sumergir en agua las piezas, especialmente durante largo tiempo. Si lo que se quiere limpiar es una boquilla hay que ser más cuidadoso pero un poco de agua por breve tiempo no debería suponer ningún peligro. el principal problema es que la ebonita pierde brillo que se puede recuperar lustrando de nuevo o aplicando aceite de silicona (no grasa). Espero haberte sido útil, Un saludo muy cordial.

      Eliminar
  8. Como el Capitán, yo también me sumé a un grupo de compra de Ranga, pero organizado (o difundido) por el blog de Mehandiratta (https://mehandiratta.wordpress.com). Y como él, tras pagar, recibí el paquete en aproximadamente un mes. Pero yo encargué la variante "india" y pobre de la Ranga 4 (extremos planos, levemente apuntados y con clip; plumin Kanwrite y el barril como depósito) por lo que el costo total no llegó a 36€, envío incluido. Lo que recibí es una pluma grande, más larga y pesada que una Safari, pero bien equilibrada; su color es verde jungla, menos vistosa que la del Capitan y ciertamente menos escandalosa que otras del catálogo de Ranga. Como comenta el Capitán, el ajuste de las piezas es excelente, lo que es de agradecer porque la estanqueidad del tintero solo depende de la rosca. El plumín que encargué es el M, más jugoso de lo que estoy habituado a usar (me gusta el F japonés), pero escribe bien y al ser de cuentagotas, su capacidad rebasa los 3ml de tinta; me ha venido de maravilla para corregir casi 200 exámenes y solo empezó a lagrimear cuando el barril se quedó a menos de un tercio de su capacidad. Me preocupaba que soltara tinta por la rosca del astil o por el plumín, porque la Montblanc de pistón que he usado durante años lo hacía tan sistemáticamente que mi mujer me obligó a elegir entre las camisas y la pluma.
    El envío de Ranga me llegó con un cuentagotas, con un plumín F de marca india (Wality, creo) y otra pluma, evidentemente de las baratas en India y también de cuentagotas; el estuche donde todo venía es como dice el Capitán, pero lo que a mí me emocionó es el embalaje era un bolsa de algodón, apretadamente cosida y con la dirección y el remite escrito a boli: una vuelta a mi infancia, cuando aquí se hacía lo mismo con los envíos caros.
    Es curioso, porque simultáneamente al pedido de Ranga, también hice otro a Fountain Pen Revolution, que ahora está en USA: pedí una Himalaya de celuloide color azafrán (tipo duofold) y que merecería la pena que el Capitán la juzgase, entre otras cosas porque en rebajas salió por 20€, envío incluido.
    Concurro en que la relación calidad-precio de la Ranga (pero también la FPR) es asombrosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir tu experiencia, amigo Comes (esto es una cierta redundancia...). Tomo nota de lo que cuentas sobre la Himalaya. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
    2. Cierto, los comites Augusti acabaron siendo los que cortaban el bacalao... Yo sólo espero llegar a guardamarina. Por ello me permito una una pregunta al puente: he visto que el pumin en tu Ranga va roscado en la boquilla; en la mía en cambio, plumín y alimentador no son solidarios, sino que van a presión, pero he sido incapaz de extraerlos para probar el otro juego que me mandaron. Recuerdo haber leído quizá que en casos así, el remedio es una vela y un suave calentamiento de la boquilla. Es correcto?

      Eliminar
    3. En efecto, Comes. Cuando las Ranga utilizan conjuntos Schmidt, se sirven del sistema completo que va roscado al interior de la boquilla. En caso contrario, el conjunto plumón/alimentador va simplemente a presión. Ojo con el truco de la vela; puede servir pero es peligroso si no se hace correctamente. Hay que acercar la pluma al lateral de la vela y no por encima y es preciso controlar muy bien la temperatura. Hay quien prefiere un chorro de aire caliente como el de un secador de pelo. Un cordial saludo

      Eliminar
  9. Muy linda. Es un color que recuerda al de los de Fiat 500, naranja pero pastel. Yo tengo una buena relación con Ranga en ebonita negra, son realmente seductoras. Mejor sin clip, pero si les interesa este aditamento yo recomiendo el plata. lo dorados terminan pasando a plateado.

    ResponderEliminar