Páginas vistas en total

lunes, 9 de marzo de 2015

Platinum 3776 King of Tigers in the Bamboo Forest.

El Sumiko es la técnica de lacado que consiste en aplicar diversas capas de polvo de carbón sobre la superficide lacada con urushi. Con ello se consigue un apreciable relieve que puede apreciarse mejor girando la pluma sobre sí misma bajo una luz lateral.


El efecto de la técnica sumiko es enormemente sutil. No estamos aquí ante un brillante maki-e ni ante la paleta multicolor de un miniaturista. Por el contrario, el relieve negro sobre fondo negro otorga a la pieza una delicadeza singular que se aprecia, en primer lugar, al tacto y, seguidamente, descubriendo las formas del motivo sobresaliendo virtuosamente sobre el fondo, como un bajorrelieve. Se trata de una técnica compleja y trabajosa pero muy poco evidente. Los especialistas la valoran enormemente y las piezas acabadas en sumiko adquieren precios elevados por tratarse de obras muy apreciadas entre los aficionados.


La pluma que aquí se presenta es una Platinum 3776 que la marca puso en el mercado como edición limitada de 300 ejemplares para todo el mundo. Cada pluma está firmada por el artista y numerada.


El tigre se muestra verticalmente a lo largo del capuchón y el cuerpo de la pluma. A su alrededor se aprecian las hojas de bambú dispuestas muy sutilmente, añadiendo, al motivo enunciado, los aspectos simbólicos de esta planta: humildad, simplicidad, eternidad y misericordia. Todo el motivo es fuertemente simbólico. El tigre representa a las personas y el bosque de bambú al mundo, de modo que se quiere expresar cómo  la humanidad camina libremente y sin límites por toda la tierra.


El clip de la pluma tiene un color plata pero sin pulir, muy apagado, para resaltar el negro de la estilográfica. También el plumín es rodiado, junto con el anillo metálico que protege el borde de la boquilla.


En el interior sigue habiendo sorpresas pues, si bien encontramos el tradicional convertidor Platinum, éste aparece portando los kanjis correspondientes  a la frase "Rey de Tigres".


La pluma se fabricó para conmemorar que 2012 fue el Año del Dragón, que se da una vez cada sesenta años en el calendario chino.


Esta pieza singularísima se puede encontrar aún a la venta en algunos distribuidores aunque su precio, no especialmente alto en su momento, puede haber experimentado notables revalorizaciones.



No puedo ofrecer muestras de escritura ya que se trata de una pluma sin usar, prestada para la ocasión por mi buen amigo Ricardo, mejor persona y coleccionista extraordinario, a quien agradezco desde aquí su desbordante generosidad.

8 comentarios:

  1. Esta si es de las mías, elegante y discreta. Me encanta.

    ResponderEliminar
  2. Qué belleza! Me ha encantado. Gracias a ambos por mostrarla.
    Y muy bien las fotografiada.
    Con esta pieza el menos es más se lleva a su máxima expresión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, amigo mío, es una pieza delicadísima.

      Eliminar
  3. ¡Madre mía! Vaya belleza... Muchas gracias a los dos por mostrarla :)

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti por tus comentarios, querida amiga.

    ResponderEliminar
  5. En efecto, querido y apreciado Pedro, pieza bellísima así como discreta... tienes que saber (como magníficamente lo demuestras) que técnica maki e es, como se utiliza, su bonita facturación para darte cuenta de lo que tienes en las manos... discreta y a la vez muy, pero muy bella y, técnicamente, inmejorable. Mucius Scaevola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Mucius; es, en efecto, una pieza absolutamente singular.

      Eliminar