Páginas vistas en total

martes, 16 de junio de 2015

Pelikan M1000 Maki-e: Una obra de arte dentro de una obra maestra

Pocas veces es posible rematar el análisis de una pluma extraordinaria con un complemento que la supere. La estilográfica que aquí se presenta es la misma que hemos visto en la entrada anterior pero es mucho más.

Hace ya algunos años que Pelikan dio un giro hacia oriente para elaborar sus ediciones limitadas. Hoy, las plumas más lujosas, caras y extraordinarias de la marca alemana son, precisamente, sus ediciones maki-e.

Y lo que hace Pelikan está muy bien hecho. No cuenta con artistas externos sino con su propio taller, o kokokai, dirigido por maestros en plantilla. La casa diseña sus planes a largo plazo, escoge cuidadosamente los motivos, elabora los diseños y dirige todo el proceso. El resultado de todo ello es una de las colecciones maki-e más importantes del mundo.

Por si fuera poco, las producciones de Pelikan se elaboran sobre la base de plumas soberbias como la M1000 Souverän dando como resultado obras de arte pintadas sobre obras maestras de la escritura.


La pluma que aquí se presenta es una de las dos correspondientes al año 2.014: Gran Ola a la Orilla del Mar. Su autor es el gran Shozo Nakamura que, a su vez, se ha inspirado en el celebérrimo cuadro La Gran Ola del pintor  Hokusai Katsushika.

Veamos una selección fotográfica que permita al curioso lector disfrutar de esta fabulosa pieza.


La belleza de esta pluma es impresionante.


Se trata de una edición de 88 piezas para todo el mundo.


La pluma está llena de delicadísimos detalles como los pájaros volando sobre el mar.


O las cometas en la playa.


El motivo central es, como se ha dicho, la gran ola en un exquisito taka maki-e con sutiles matices de diversos colores.




La pluma está llena de otros detalles fascinantes. Adviértase el salpicado en raden.


La ola salpica cuando rompe sobre la playa.


El artista no solo ha utilizado las mejores técnicas de  maki-e sino también la cáscara de huevo para ciertos detalles cautivadores como la cima del Monte Fuji.


El capuchón es un complemento magnifico al tema principal que aparece en el cuerpo.


Hasta el extremo superior del capuchón está decorada por el artista.


La firma de Nakamura aparece en la parte superior del cuerpo.


Y aquí aparecen las dos piezas juntas. Una pareja de infarto.



La M1000 maki-e no sólo es una pluma fabulosa en términos mecánicos y funcionales sino que, en esta edición limitada,  lleva consigo una genuina y absolutamente cautivadora obra de arte.

(En esta ocasión, mi amigo Ricardo ha sido especialmente generoso, permitiéndome examinar esta fabulosa pieza para todos los lectores)

8 comentarios:

  1. Es verdaderamente preciosa, quien tuviera el dinero para tenerla jeje que no tiene pinta de ser muy barata. Aunque de las que he visto en la pagina de pelikan la que me conquista es esta. http://www.pelikan.com/pulse/Pulsar/es_ES.FWI.displayShop.102483./maki-e-sea-world
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Jorge, aunque no es de los maki-e más caros. En proporción a la calidad de la pluma y el trabajo del maestro, me parecen de las más proporcionadas. Un cordial saludo

      Eliminar
  2. El acabado de la pluma es todo una obra de arte. Gracias por mostrarla.
    La mayoría de nosotros envidiamos un poco a tu amigo Ricardo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando sea mayor, yo también quiero ser como Ricardo. Esta vez se ha arriesgado mucho dejándome esta maravilla porque no estoy muy seguro de devolvérsela... un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Estimados Pedro y Ricardo. Estoy montando una ONG que libera a los plumíferos compulsivos de su pulsión a adquirir, cuidad y almacenar sus maravillosas plumas. En la parte de la adquisición no hago promesas de curación inmediata, pero en cuanto al almacenaje podéis contar conmigo para quitaros esa terrible responsabilidad. No dudéis en llamarme... En resumen, dais una envidia notable.

    Fuera de bromas, es una de mis plumas grial. Enhorabuena por disfrutarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario amigo mío; yo también le envidio... y, en efecto, es una pluma extraordinaria bajo todo punto de vista. Un saludo muy cordial

      Eliminar
  4. Son plumas preciosas... Pero me gustan más las Namiki.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como elegir un cuadro de entre todo el Museo del Prado... difícil elección. Gracias por tu comentario.

      Eliminar