Páginas vistas en total

domingo, 6 de septiembre de 2015

Nemosine Singularity: La otra Taiwanesa

"Plumín de precisión hecho en Alemania; Cuerpo de la pluma hecho en Taiwan; Inspeccionada y empaquetada en USA". Este es el motto publicitario que aparece en las cajas de las Nemosine, una marca que sigue, en cierta medida, los pasos de las Twisbi aunque de manera un tanto original.

Nemosine es una marca norteamericana, concretamente de Pittsburg aunque es obvio que su producción es enteramente taiwanesa. Ignoro en qué términos se gestionó el sistema pero es obvio que se trata de una externalización productiva en la que la casa matriz diseña el producto para que lo fabrique otra en un país distinto. Nada nuevo en estos tiempos.

Nemosine parece latin. Nemo sine, o sea, nadie sin. Quiero entender que se refiere a que nadie ha de quedarse sin  estilográfica pues la marca  pretende ofrecer un ejemplar para cada necesidad. Sea cual sea su significado real, lo cierto es que, con este modelo, la casa ofrece un producto muy digno a un precio muy interesante.


Se trata de una estilográfica de buen tamaño, 137,5 mm. con el capuchón colocado, es decir, igual que una Parker 51,  algo a medio camino entre la Pelikan 600 y la 800. Un tamaño perfectamente funcional sin necesidad de utilizarla con el capuchón colocado.



El modelo se ofrece en múltiples colores aunque aquí se presenta la demonstrator, una pluma muy atractiva y especialmente bien diseñada que permite apreciar completamente sus entrañas  sin capuchones interiores ni dibujos exteriores que entorpezcan la visión.


La construcción general de la pluma es buena. En la mano, es una pluma sólida, fabricada con plástico de calidad y absoluta transparencia. El cuerpo tiene algunas nervaduras de refuerzo en la parte superior y el capuchón las tiene igualmente en su parte central, junto al plumín. En general, ofrece sensaciones muy parecidas a las Twsbi.


Todo el metal de la pluma es cromado, lo que casa muy bien con las demonstrator. El capuchón está provisto de un clip muy elegante y de líneas muy limpias, generoso de tamaño, discreto y muy bien realizado, sin rebabas ni imperfecciones. Ofrece, además, una sujeción segura. El capuchón se une a rosca con el cuerpo, lo que no suele ser habitual en este segmento.


El plumín es de gran tamaño y magnífica apariencia. Es de acero pero está bellamente grabado con una filigrana vegetal junto a la que aparece una "N" inicial de la marca, el grosor del plumín y la leyenda "Made in Germany". No es el clásico "iridium point germany" sino la certificación de que l a pieza entera es alemana. Siendo de un tamaño #6, admite plumines de otras marcas como Goulet, Monteverde o Jinhao y, según dicen quienes lo han probado, funciona aún mejor que con los originales que, ciertamente, funcionan bien y no rascan pero suelen ser algo secos.


El conjunto se completa con una boquilla de las mejores y más cómodas que existen en esta categoría.  Perfectamente diseñada, recuerda mucho en las formas a las Visconti y otras que, de manera muy similar, ofrecen una notable ergonomía.


Finalmente, un alimentador de plástico pero bien diseñado y sin defectos, cumple su cometido en el conjunto esencial de la pluma.


La carga de la pluma se realiza con cartucho/convertidor universal. Cada ejemplar viene servido con un convertidor que resulta ser de gran calidad de construcción, nada que ver con sus homólogos chinos. Desmontable, con estrías en la parte metálica para facilitar el desenroscado y un pistón monolabio muy eficaz.


La Singularity es una pluma muy atractiva y muy bien construida. Por un precio aproximado de 15 euros, es una buena competencia para la Lamy Safari que me parece su enemiga natural aunque la alemana juega con su tradicional calidad y su mayor proyección mundial, a su favor. La Nemosine, en cambio, supera con mucho a las Noodler's Ahab en calidad y en apariencia. En realidad, su campo de juego está más con las Sailor Profit Junior o las Pilot Crystal, plumas de un desempeño superior aunque no por mucho.



8 comentarios:

  1. Argh... Pues yo compré una en el color "purple" con un punto 0.8 y... bueno... Ni fu ni fa :(

    En mano las de color se sienten "baratujas", seguramente la demo luzca más. Yo la quería por el color también, por eso cogí la que cogí, pero la verdad es que me decepcionó un poco.

    En cuanto al punto, creo que calculé con el 1.1 de Lamy y debe ser el único no estándar, porque cada uno que comparo con él, siempre es más ancho. Este es un 0.8 y es más ancho que el de Lamy. Además es más redondeado y hay que ajustarle el flujo, porque va seco que da miedo...

    En conjunto: a mí no me ha gustado, la verdad, a ver si cuando vea a alguno de los "manitas" me ayuda a mejorar el desempeño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conozco las versiones en colores aunque, viéndolas por internet, sí parecen de un material más ordinario. El transparente de la demostradora es, desde luego, de una más que razonable calidad en nada parecida, por ejemplo, a las plumas indias o a las Ahab. Gracias por tu comentario, querida Papish.

      Eliminar
  2. Hay quien dice que el nombre de la marca hace referencia a la diosa griega Mnemósine. Se basan en que la secuencia de rayas y puntos que se ven en la caja (-- . -- --- .-. -.--) es el código Morse para memory (comprobado en: http://www.unit-conversion.info/texttools/morse-code/).
    Lo que no entiendo es por qué no lo han escrito bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil de saber, en efecto. A veces los amigos americanos hacen adaptaciones simpáticas de los clásicos griegos y latinos. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. No sé si será la pluma o que las fotos son muy buenas pero me parece muy atractiva. Lo único malo que le veo es que aunque tenga el cuerpo transparente el sistema de carga es por convertidor. Tengo la Lamy vista y la verdad es que con ese sistema el color de la tinta no se aprecia bien, como por ejemplo ocurre en las TWSBI. Además, al tener la boquilla opaca tampoco se verá como la tinta pasa por ahí. En mi opinión es una demonstrator un poco recatada, jejeje, pero es bonita, me la apunto.

    Enhorabuena de nuevo por tu trabajo, Pedro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Antonio; Es un placer tenerte aquí. Tienes razón en tus objeciones pero no olvides que es una pluma muy barata y que el problema de las plumas demostradoras con cartucho se aplica a infinidad de ellas. Solo algunas pocas funcionan con pistón, que es un mecanismo más caro y raro de ver en plumas del rango de los 15 euros. A partir de los 50 ya encontrarás algunas más interesantes y, claro, de mayor calidad. En todo caso, en mi opinión, la Nemosine tiene una relación calidad-precio muy favorable.

      Eliminar
  4. La curiosidad ha pidido conmigo. He consultado los precios y van de 49€. a 74€. Se ha revalorizado en poco tiempo. Sin haber probado ni esta ni la Twisbi, me quedo con la segunda, me da la impresión, sobre todo por criticas, que es mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento, parece que sí, se han revalorizado. Pero Twsbi tiene plumas absolutamente recomendables. Un saludo muy cordial, Emiliano.

      Eliminar