Páginas vistas en total

viernes, 4 de marzo de 2016

Platinum de celuloide: lo mejor de dos mundos.

Nuestro ya bien conocido modelo 3776 de la japonesa Platinum es la base para la mayoría de sus derivados. Es una vieja tradición de las casas japonesas menores: diversificar los modelos, pero casi siempre en base a uno o dos diseños básicos que mantengan bien controlados los costes de producción al mismo tiempo que permitan ensanchar la oferta con numerosos acabados. Es, si el avisado lector recuerda, lo que hacen todos los fabricantes automovilísticos con sus infinitos acabados de un mismo modelo y el uso compartido del 90% de las mismas piezas en todos ellos.


Platinum ha convertido a la ya veterana, exitosa e inteligentemente puesta al día 3776, en un escaparate de versiones a cual más interesante y atractivo. Todas ellas realzan el hermoso y sencillo diseño de esta pluma, contenida de tamaño pero de enormes prestaciones y gran versatilidad.


Las dos versiones que aquí presento, son sendos ejemplares de 3776 fabricados en celuloide. Platinum viene manteniendo esta línea de producción desde hace muchos años, habiendo presentado modelos sumamente atractivos aunque de no mucha duración en los catálogos, lo cual se debe a que las partidas de celuloide que adquiere, una vez agotadas, no se reponen.


Como ya he explicado con relación a la Sailor Mojave, los fabricantes japoneses suelen adquirir partidas concretas y aisladas de celuloide para fabricar modelos determinados o atender peticiones específicas de otras marcas, instituciones o usuarios. Esto hace que las versiones se multipliquen pero que, en la práctica, sean casi ediciones limitadas. No es el caso de estos dos soberbios ejemplares que aquí presento, que se mantienen en el catálogo de Platinum desde hace algún tiempo debido, con toda seguridad, a su gran éxito comercial y a que el celuloide con el que están construidas es de fácil reposición.


No conozco el origen del celuloide utilizado en estas plumas. La mayor fábrica italiana de este material, Mazzuchelli, cerró hace varios años y se rumorea que gran parte de la producción, y de su clientela, fue a parar a China, concretamente a la fábrica que posee la marca Jiujiang, nuevo gigante mundial especializado en el celuloide. Que Platinum consiga en uno u otro lugar el celuloide que utliza, es algo que no me atrevo a asegurar, pero sospecho que, en todo caso, no es italiano.


Lo primero que salta a la vista, es que el celuloide con el que se han construido estas plumas es del tipo laminado. El celuloide puede utilizarse en láminas o en barras (blanks). En el segundo caso, las barras se trabajan a muy baja velocidad en el torno, para evitar que ardan o se deformen. Así se hacen los huecos interiores y se les da la forma exterior. Esto supone un trabajo muy delicado y de gran profesionalidad.


En el caso del celuloide laminado, nos encontramos ante planchas, hojas planas, o láminas, más o menos gruesas, que se enrollan y se sueldan sobre sí mismas. Esto hace que se aproveche todo el material y que el trabajo sea más sencillo; aunque tiene como contrapartida, que la línea de unión de los bordes de la lámina se aprecian a simple vista, como aquí ocurre pues estamos ante dos ejemplares construidos en celuloide laminado. En la foto que sigue se aprecia con toda claridad la línea de unión.



La belleza del celuloide usado en estos dos modelos es patente. La versión Kingyo Koi, o pez dorado, presenta una espléndida combinación de rojos, rosas y perlas. El material añade una increíble profundidad de tonos y riqueza de matices, convirtiendo esta pluma en un verdadero escaparate de sensaciones.


La versión Ishigaki-Calico (percal) juega con una combinación formal parecida aunque en la gama de los negros, grises y perla. Es una pluma menos llamativa que la Koi pero de enorme atractivo y serena elegancia. También aquí la profundidad de los colores es digna del celuloide y del buen trabajo realizado.


En ambas plumas, como se ha dicho, se advierte la unión de los extremos de la lámina de celuloide. Esto no resta un ápice a su belleza aunque indica que el trabajo es menos complejo y comprometido que el realizado en una pieza de barra.El resto de los acabados, clip, anillos dorados y piezas interiores, dignos de la extraordinaria calidad de la casa japonesa.


Las cualidades funcionales de estas fantásticas plumas son las que se podrían esperar de un producto Platinum y de su magnífico plumín: escritura suave, continua, con una ligereza que no excluye una cierta y agradibílisima percepción del papel, flujo permanente y generoso. La comodidad de estas plumas, su portabilidad, su versatilidad y su adaptación a todo tipo de trabajos, son otros puntos a destacar.


En todo caso, el producto que nos ofrece Plantinum es de extraordinaria calidad. Los modelos presentados son piezas de incontestable belleza y, quizá por su específica manufactura, muy asequibles para lo que ofrecen. Pueden encontrarse por cantidades  que rondan los 200 euros aunque suelen verse  a precios mucho mayores en otros catálogos.Una compra maestra.








14 comentarios:

  1. Hola. Muchas gracias por todos tus posts, suelen ser muy interesantes y están muy trabajados. Sobre estas dos plumas, no encuentro página alguna que la venda a ese precio que indicas de 200 euros, siendo el habitual en todas las que he visitado el precio de 350 euros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Juan Luis. Te recomiendo usar eBay. Allí verás precios mucho mejores. Un saludo muy cordial

      Eliminar
    2. Precios que ronden los 200 euros sólo se encuentran en USA o Japón y a buen seguro nos tocará lidiar con aduanas donde el precio se incrementará mucho y los problemas también.

      Eliminar
  2. No tengo ninguna pluma de este material, la verdad es que el celuloide es bonito, pero me da la impresión de que debe ser muy delicado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un material delicado, pero perfectamente usable. Sólo se deben tomar las precauciones habituales. Un abrazo, Alfonso.

      Eliminar
  3. Lo primero darte las gracias, no me cansaré de hacerlo, por este blog.

    Un par de comentarios.
    1. soy más clásico y me decanté por el modelo PTB-30000S #45 Jade. Esta tarde busco la línea de soldadura que en la mía no la he descubierto.
    2. un detalle que diferencia estas #3776 de las "normales" es que no tienen el sistema de sellado en el capuchón.
    ¿Platinum es un fabricante menor?
    La mía la conseguí por bastante menos de 200€ (unos 150€ más o menos).Ahora mismo no la tiene a la venta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu participación Rafael, una presencia que siempre enriquece. El modelo de jade es muy bonito. Yo tengo, en cambio, un azul marino que salió hace ya unos cuantos años y que me parece una verdadera preciosidad.
      en efecto, estas versiones no se basan en las modernas Century y son, por tanto, algo más cortas además de que les falten los avances como el que mencionas.
      En cuanto a precios, yo también las he visto por esos precios aunque en ocasiones especiales, como el penshow. Sin embargo, rondando los 200 se pueden encontrar todavía en varias tiendas de eBay.
      Un fuerte abrazo, amigo mío

      Eliminar
    2. La azul marino la busqué pero encontré la jade a buen precio y no me pude resistir. La jade como no tiene tanta variación de color presenta una línea de soldadura casi invisible. En el capuchón no consigo verla.

      Eliminar
    3. Se me olvidaba: en términos de dimensión empresarial, Platinum es una casa relativamente pequeña y, de las tres grandes japonesas, la menor con gran diferencia. Un saludo

      Eliminar
  4. Preciosas plumas y preciosas fotos. No tienen mucho que envidiar a las italianas por lo que veo.
    Un saludo y gracias por tu trabajo en este blog modelico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo Trevor, un saludo muy cordial.

      Eliminar
  5. Preciosas plumas Platinum, de una belleza increíble, bien trabajadas y de plumines espectaculares. Pienso que como muchas veces dices tú, los japoneses están a la cabeza.
    Enhorabuena por el post Pedro, como siempre excelente.

    ResponderEliminar
  6. ...leyéndote, Pedro, lo de "la última" se transmuta en "la próxima". Espléndida entrada como siempre.

    ResponderEliminar