Páginas vistas en total

jueves, 13 de noviembre de 2014

Las Mejores Plumas del Mundo

El mundo de la estilográfica es enormemente variado y se ha desarrollado durante más de cien años. En este lapso de tiempo y con el volumen de piezas fabricado, se han podido ver auténticas obras maestras del diseño, de la mecánica o del arte. A veces, de las tres cosas a la vez.


(Plumín Sailor King Cobra)

Hoy en día, la industria de la estilográfica es residual aunque asistimos al curioso fenómeno del coleccionismo y al del aficionado. Ahora que la pluma es un producto obsoleto, renace para unos pocos entendidos y amantes de esta manera tan especial de escribir y de entender la vida. No es un fenómeno aislado y, así, junto a él, vemos reverdecer los viejos discos de vinilo, el afeitado a navaja, los relojes manuales, los coches antiguos o la encuadernación manual, todo ello cosas superadas pero con las que se recuperan ciertos valores o experiencias que el mundo actual no contempla.


(Sailor 1911 Realo)

La escritura a mano, reducida hoy a los años de formación, discurre por un sendero oscuro hacia un más que probable destino liminar, arrinconado, apenas testimonial. La comunicación del futuro será -si no lo es ya- completamente digital, en el que ni siquiera la firma personal será la prueba máxima de la personalidad. Grabaciones, dictados, huellas, chips, todo esto es lo que late en el futuro de los contratos y de las relaciones jurídicas relevantes. En este ámbito, la estilográfica es un grito de afirmación y una reivindicación de ciertos valores que no interesa perder. Como en el arte o en la belleza, la utilidad no siempre es el baremo ni la garantía.



(Maki-e de Nakaya)

El resurgir de la estilográfica en un mundo digital se ha visto encuadrado por esta nueva concepción del instrumento. Ya no se trata de encontrar la funcionalidad sino el placer de la artesanía, la belleza de lo perfecto. Y en este orden de cosas, surgen dos grandes ramas industriales contemporáneas: la del lujo, que se centra, sobre todo, en la exclusividad y en la belleza, y la de la funcionalidad que se centra en la perfección. Hay un lugar donde ambas cosas se hacen a la par.


(Sailor Professional Gear)

Plumas bellas las hay por todas partes y es cuestión de que cada aficionado seleccione la que se adecue a sus gustos o preferencias. Plumas perfectas hay menos, si por ello entendemos aquéllas que cumplen su cometido con absoluta eficacia y funcionalidad. Y aunque hablando de modelos, sería posible escoger aquí y allá un gran número de ellos que cumplen este requisito, hay marcas enteras que lo consiguen con todos y cada uno de sus productos que son, al mismo tiempo,  bellos y  perfectos. De estas plumas hablaré ahora.


(Sailor King of Pens)

Las mejores plumas del mundo son, a mi juicio, las japonesas. Las tres grandes marcas, Pilot, Sailor y Platinum, fabrican instrumentos de incomparable perfección y, cuando de ello se trata, de suprema belleza. No hay nada que haga una marca europea o americana que no sea superado en todos sus parámetros comparativos por una japonesa que, al mismo tiempo, se ofrece a un precio sustancialmente menor.


(Pilot: modelos Emperor maki-e)

Hay grandes plumines alemanes, pero ninguno como los Sailor Nagahara. Hay bellas creaciones italianas, pero ninguna resplandece como el urushi de las Nakaya o las Pilot Emperor. Hay mecánicas sólidas en Europa pero ninguna con la fiabilidad de una humilde Pilot 823 o la robustez y eficacia de una Realo. Y eso sin contar con la infinidad de diseños novedosos y creativos, capaces de ofrecer desde una Pilot Vanishing Point hasta una  Petit pasando por las Murex, los increíbles plumines especiales Sailor o las extraordinarias creaciones de Platinum y Nakaya que, junto con el mundo maki-e, ofrecen genuinas maravillas en el humilde cuerpo de una estilográfica.


(Platinum Izumo)

Cuando el aficionado colecciona plumas de todo el mundo, es porque su interés o su peculio le permiten adquirir las piezas que le gustan o que encajan en el diseño de su colección. Pero si un usuario desea encontrar la pluma perfecta, la que le acompañará toda su vida y aún más allá, con un desempeño impecable y fiel como una vieja amiga, deberá mirar a Oriente. De su presupuesto dependerá que esta pluma sea un simple aunque formidable ejemplar o, además,  una auténtica obra de arte.

(todas las fotografías son propiedad de las marcas)


7 comentarios:

  1. Hola Pedro, tu artículo me hizo preguntarme sobre otras marcas japonesas que quizás sean buenas pero no las conocemos en occidente por la contundencia de las tres gigantes. ¿Tienes experiencia con alguna otra? Yo tengo un MUJI que entiendo es de allá también.
    Saludos.
    Martín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, hay otras marcas aunque pocas tienen la proyección internacional y, sobre todo, la potencia de las tres grandes. Pero estoy seguro de que conocerás Pentel, Ohto o Tombow cuyos productos se distribuyen mundialmente. Hay otras más locales y más difíciles de conocer como Hakase, Masahiro, Tsuge o Kawakugo. Muji es una compañía de objetos para el hogar cuyo nombre significa "sin marca" es decir, "marca blanca". Ha fabricado varias estilográficas aunque ahora, que me conste, solo tiene una en el mercado, de formas limpias y sencillas, al estilo Ohto. Todas estas compañías son de tamaño mucho más pequeño que las tres mencionadas en la entrada o, en algún caso, fabrican pocas estilográficas.

      Eliminar
  2. Gracias por la respuesta, buscaré un poco sobre ellas, curiosamente regalé hace tiempo una pentel buena, bonita y barata a mi esposa y hoy me entero que es japonesa.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Buenas tardes Pedro, enhorabuena por tan excelente blog muy comprensible por la detallada y sencilla manera de explicar que tienes. Así como la vasta información. .
    Por lo que he leído, de todo lo que se comenta es acerca de las plumas. En mi caso yo no quiero regalar una pluma sino algo parecido, bonito, de calidad. para alguien que se gradúa de médico. Para esa persona es un poco engorroso trabajar con las tintas es la razón por la que no me decanto por una pluma. Yo no sé nada de este tema, buscando información encontré este magnífico blog. Agradecería tus sugerencias o recomendaciones.
    Saludos cordiales
    A.Rojas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido amigo: preguntarle a un estilófilo como yo por algo que no sean plumas es algo aventurado. Conozco muchísimos médicos que escriben con estilográfica así que permíteme que insista en las bondades de este instrumento. Si buscas algo fácil de mantener y sin demasiadas complicaciones con la tinta, busca alguna pluma de cartuchos que dará el resultado apetecido. Hay infinidad de buenos modelos y hallarás una entrada del blog dedicada a ellas. Creo que la licenciatura es una óptima ocasión para regalar una buena estilográfica. En caso contrario, cualquier bolígrafo o roller de calidad (y hay cientos) cubrirá el expediente aunque, a mi juicio, de manera mucho menos excitante. Un saludo muy cordial.

      Eliminar
    2. Muchísimas gracias por su respuesta y amabilidad. Y que en la red se puedan seguir encontrando personas como usted.
      Saludos cordiales.A.Rojas

      Eliminar
    3. Muchas suerte y un saludo, amigo mío

      Eliminar