Páginas vistas en total

martes, 18 de noviembre de 2014

Platinum Izumo: El otro lado.

Nakaya es una filial de Platinum, lo sabemos. Nakaya, de vez en cuando, vende las mismas plumas que Platinum como, por ejemplo las Briarwood o las de celuloide. Esto es menos conocido. Los plumines de ambas compañías son idénticos o, en todo caso, están fabricados por Platinum. ¿Hasta qué punto cooperan estas dos compañías actualmente? Es difícil de saber.

Lo que sí resulta patente es que hace ya algunos años que Platinum comienza a competir contra Nakaya, es decir contra sí misma,  en dos formidables terrenos: el maki-e y el urushi, dos campos de batalla que proporcionan pingües beneficios provenientes de su mejor cliente: los Estados Unidos.

En mi opinión, Platinum está intentando cubrir los huecos que Nakaya no puede asumir dada su condición artesanal. Esto permite ofrecer productos de magnífica calidad a los aficionados que no pueden pagar los altos precios de Nakaya o que no desean soportar el tiempo de espera en la entrega de sus estilográficas. Nakaya sigue siendo el paladín de lo artesano, el campeón del "for your hands only" y el receptor de los pedidos "custom made". Pero, al otro lado de la calle, Platinum atiende a los clientes que demandan un producto disponible, a un precio sensiblemente inferior al de Nakaya y con una calidad igual o mejor que la de esta compañía. Estrategias comerciales; aprovechar el momento; diversificar la oferta... probablemente haya de todo un poco, aunque lo seguro es que de ello nos beneficiamos los amantes de estas fabulosas estilográficas.

(foto: maki-e Platinum)

Los modelos maki-e de Platinum son magníficos pero hoy hablaremos del urushi,  materializado en una fantástica pluma: la Izumo. Cuatro modelos de una perfección técnica absoluta y una desconcertante y cautivadora belleza, coronados por una quinta, la Yagumonuri, una soberbia Izumo maki-e.


Izumo es el nombre de un santuario y de una provincia en la que nació el fundador de la compañía Sunichi Nakata y  en la cual tiene profundas raíces. Esta pluma es el modelo más alto de toda la producción de Platinum exceptuando las maki-e.  Unas y otras están muy por encima de los modelos estándar que carecen de acabados especiales a mano.

La Izumo es, además, una pluma que no se basa en ningún modelo anterior de la marca y que aporta un diseño inédito. Su originalidad se basa en la absoluta carencia de líneas rectas y en  el armonioso vaivén de las elegantísimas curvas que la conforman. Algo parecido a lo que hizo Pilot con su Bamboo. La voluptuosidad de sus formas se adapta prodigiosamente bien a la mano del usuario, haciendo de la escritura con ella un auténtico placer.

La Izumo es de gran tamaño, incluso desprovista de su capuchón. Mide 164 mm, más que una Montblanc 149 aunque menos que una Nakaya Cigar Long. Es una pluma poderosa que no pasa desapercibida.



El modelo que presento es el último aparecido: el Biwatame. Junto con la Izumo totalmente negra (Kuro), hay tres colores base diferentes: rojo (Aka), verde (Sora) y amarillo (Biwa). En todos ellos, el color base se deja entrever elegantemente en los extremos de las piezas, el borde superior e inferior del capuchón, la cornisa del cuerpo y los resaltes de la boquilla. Con el tiempo, la laca negra se irá haciendo más transparente y permitirá entrever con más claridad el amarillo de fondo. El lacado urushi e esta pluma es, sencillamente, suntuoso. No hay una mácula o una irregularidad. Perfecto.


La pluma es de madera, no de ebonita como suele creerse. La madera en cuestión es la Tagayasan, también conocida por Madera Negra de Bombay,  extremadamente dura y resistente y parecida al ébano que, como sabemos, es la madera cuyas propiedades pretendía emular, en origen, la ebonita.


La Izumo es, como todas las Platinum, mecánicamente simple puesto que se carga por cartucho o convertidor, de impecable funcionamiento. El clip es único para este modelo, también de formas curvas aunque de notoria presencia. En su parte superior se lee "Platinum". con todo, me quedo con las ganas de ver una Izumo sin clip, modelo que intuyo elegantísimo.


El plumín, por su parte, no es original sino que se trata del mismo que montan las President, un plumín de soberbio desempeño pero que en esta pluma resulta algo pequeño. La formidable presencia de la Izumo parece pedir un plumín de gran tamaño, pero Platinum sigue aquí la misma filosofía que en  Nakaya y opta por montar ejemplares estándar, al contrario de lo que hacen Pilot en sus grandes modelos  maki-e o Sailor en sus KOP, dotadas de plumines grandes y vistosos.


La Izumo es una pluma de altísima calidad y precio asequible. En esta categoría, un coste aproximado de 400 euros es una verdadera oportunidad. La Nakaya más sencilla cuesta cien euros más y cualquier maki-e de este tamaño y calidad, dobla el precio de una Yagumo que se puede conseguir por unos 650 euros aproximadamente. Más barata que una Montblanc 149

Las modernas líneas especiales de Platinum con las Izumo y las 3776 maki-e, están atendiendo a un mercado ansioso de modelos de gran calidad y precio asequible que, hasta ahora, sólo contaba con las otras dos grandes japonesas. Nakaya queda al margen por sus pequeñas dimensiones y por su concepción totalmente artesanal de producción a medida. La matriz se ha dado cuenta y, al otro lado de la misma calle, está asombrando al mundo de la estilográfica con sus soberbios productos.

4 comentarios:

  1. Tengo la suerte de poseer dos ejemplares de esta bonita pluma . Las dos llegaron de Japón.
    Me parece una pieza deliciosa con una belleza de extraña mezcla entre un diseño atrevido, por sus voluptuosas curvas y la serenidad de sus materiales y acabados tradicionales.
    Es muy equilibrada a pesar de lo aparatoso de su presencia y la encuentro apta para largas sesiones de escritura.
    No obstante, las dos mías no escriben bien. Comienzan con trazo húmedo y fiable para ir secándose, e incluso fallar trazos a medida que vas escribiendo. Las han ajustado dos veces, pero aún así, no desempeñan igual que su hermana menor, la President, que monta idénticos plumín, alimentador y convertidor ... misterios...
    Me consuelo pensando que cuando quede bien ajustada, debe ser un inmenso placer escribir con una pieza tan bella.
    Animo, ya queda menos para los mil...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincidimos en la balleza de este diseño. Lamento, sin embargo, las dificultades que has encontrado para las que no encuentro explicación. Si están ajustadas, la cuestión es más sorprendente aún. Puede tratarse de algún resto de fabricación en los canales del alimenador aunque que esto ocurra en los dos ejemplares a la vez resulta asombroso. Si necesitas información de dónde te pueden ayudar, no dudes en hacérmelo saber.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por tu ofrecimiento, pero las ha tocado un buen profesional, aunque creo que con las prisas y limitaciones de medios que existen en los PS no ha podido desarrollar todo su potencial...
      Por cierto, te repito que me encanta tu blog, haces unas entradas amenas, llenas de información, pero a la vez asequibles para los no tenemos vuestro nivel.
      Lo ideal para un aprendiz como yo.

      Eliminar
    3. Muchísimas gracias por tus ánimos. Me alegra saber que el blog es de utilidad y, sobre todo, que sirve para compartir nuestra afición. Un abrazo

      Eliminar