Páginas vistas en total

viernes, 7 de octubre de 2016

La Gran Comparativa: Plumines de Acero (I)

Ya hemos visto en numerosas ocasiones que el material con el que esta construido el plumín no tiene especial incidencia en las cualidades funcionales de la escritura porque éstas derivan, fundamentalmente, de la punta de metal endurecido que conocemos genéricamente por iridio. Es éste material el que se pone en contacto con el papel y, por tanto, el que determina algunas sensaciones fisicas esenciales como la suavidad y la precisión del trazo. En este punto, que el plumín sea de oro o de acero, no genera diferencia alguna.

Claro que hay otros factores que no dependen solo de la punta de iridio, como la regularidad del flujo, su intensidad o la flexibilidad de los gavilanes. Esto último sí guarda más relación con el material con el que está construido el plumín (aunque no es decisivo puesto que hay aceros muy flexibles y aleaciones de oro muy rígidas) Por el contrario, los dos primeros factores tienen que ver con la precisión del ajuste, con las restantes piezas de la pluma y, en definitiva, con la calidad del acabado en la fabricación del plumín.


En resumen, podría decirse que un plumín de oro, aparte de las ventajas estéticas, de duración y de maleabilidad, puede tener un desempeño idéntico a uno de acero. Claro que eso depende también de la calidad de esta pieza y eso es lo que vamos a analizar aquí.

Los plumines de acero son baratos y son, por tanto la opción que utilizan las plumas baratas para contener su precio. Claro que no todas las plumas baratas ofrecen la misma calidad aunque se trate de plumines construidos con el mismo material. Los acabados difieren mucho, las terminaciones son dispares, la calibración no siempre es la correcta, las puntas de iridio son poco parejas y hasta la decoración es diferente. Vamos a analizar diez plumines corrientes de acero y a intentar determinar cuál es el mejor.

Como las candidatas serían interminables, he procedido a seleccionar veinte, diez por cada entrada; las elegidas me parecen representativas de diversos estilos y segmentos. Todas son plumas modernas, en producción, salvo la Inoxcrom y la Parker 45 que, pese a ello, son muy fáciles de conseguir.

Como son veinte plumas y no quería convertir esta entrada en la historia interminable, me he limitado a valorar tres factores en cada plumín: suavidad, flujo y eficacia (consistencia y continuidad en el trazo). Cada aspecto se valora hasta con 10 puntos. Se presentan por orden alfabético.


Caran D'Ache Ecridor


Suavidad:      9
Flujo:            8
Eficacia:       10

Un gran plumín digno de la marca. De pequeño tamaño pero grandes prestaciones. Sin fallos.

Cross Townsend


Suavidad:       8
Flujo:             9
Eficacia:         9

Un gran plumín de igualmente grande eficacia. Muy equilibrado y cómodo, además de bello por su cuidadoso labrado y su chapado en oro. Se trata de un punto grueso por lo que su resistencia a fallos es especialmente notable.

Delta Galleria


Suavidad:       9
Flujo:             10
Eficacia:         10

Los genes alemanes de este plumín se dejan  notar.  Extraordinariamente equilibrado, jugoso y eficaz. Es una pieza sobresaliente en todo.

Faber Castell Ondoro



Suavidad:        9
Flujo:             10
Eficacia:         10

Faber-Castell fabrica plumines de enorme calidad. Es difícil ponerles pegas. Soberbio ejemplar y soberbias prestaciones. En los puntos gruesos, que es donde los plumines se la juegan, destaca por su eficacia


FPR Dilli



Suavidad:      7
Flujo:            6
Eficacia:        7

La marca india Fountain Pen Revolution ofrece estilográficas de bajo precio. El plumín de la Dilli, aprueba en todos los aspectos aunque se trata, evidentemente, de un plumín de baja calidad.  Pero su equilibrio sorprende.


Hero 616



Suavidad:      7
Flujo:            7
Eficacia:        7

Para su precio, ofrece un resultado notable. Es un plumín sencillo pero capaz y la escritura con él resulta muy ligera y agradable.


Inoxcrom Wall Street



Suavidad:      9
Flujo:            9
Eficacia:        9

Inoxcrom fabricó espléndidos plumines de acero. Proporcionan una escritura  suave, suculenta y segura. Este ejemplar responde a todas esas virtudes.


Kaweco Sport



Suavidad:      7
Flujo:            8
Eficacia:        9

Una pieza muy equilibrada. Puede mejorar en suavidad pero, en su gama, sigue siendo un ganador.


Laban Celebration



Suavidad:      7
Flujo:             8
Eficacia:         9

Es un plumín de buena calidad, propia de su origen germano; no destaca especialmente por nada pero su rendimiento general es muy bueno.

Lamy Safari


Suavidad:      7
Flujo:            9
Eficacia:        9

Otra económica de primera línea. Los modelos modernos han perdido algo de suavidad con los años, pero su trazo es continuo y seguro. Cuenta con puntos generosos y un flujo sobresaliente.

En una próxima entrada acabaremos con el resto de candidatas y daremos la valoración final.



14 comentarios:

  1. Muy buena entrada, doy fe del buen hacer de muchos de los plumines de acero que aquí expones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Alfonso. un saludo muy cordial

      Eliminar
  2. Las Inoxcrom clásicas son un win win. Conforme se vaya acabando el stock, la gente las echará de menos. Y la grande, grande, la Sirocco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo Novarado. Se revalorizarán sin duda. Un abrazo

      Eliminar
  3. Mi Kaweco Al sport, rasca un poco, pero tiene un excelente flujo, aunque siempre la utilizo en mis viajes para notas rápidas. Un detalle que he notado, es que con movimientos muy bruscos los cartuchos se salen de lugar y lamentablemente se vuelve cuentagotas , para mi suerte no he generado manchas; jamás volví a cargarla en la maleta, mochila, etc, etc. Mejor en el bolsillo de la chaqueta, camisa, (tuve que comprar el clip aparte). Creo que compraré un ligero estuche de cuero de la marca. Saludos Capitán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Miguel. En efecto, las Kaweco no son especialmente suaves. EL ajuste de los cartuchos ya me parece algo más preocupante que puedes intentar solventar utilizando otras marcas. Aunque todos los universales debieran ser iguales, no lo son. Un cordial saludo, amigo mío.

      Eliminar
  4. En este segmento, me declaro fan a ultranza de los plumines de Faber Castell. Mejores que algunos de oro y titanio que tengo. Infalibles y suaves. En tamaño y diseño no destacan (los encuentro pequeños y, en algunos modelos, algo fuera de proporción con la pieza), pero el desempeño es excelente.

    Sólo he probado F y M en varios modelos, todos excelentes. El F con una tinta fluida (por ejemplo, la Diamine Kensington Blue que tengo cargada ahora mismo) es una delicia.

    Las Lamy, en cambio, me han dado experiencias dispares. Salvando la Lamy 2000, excelente (y oro), las Safari/All-Star me escriben en general, "bien". Y unas mejor que otras.

    Un abrazo y gracias por la entrada, excelente como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Participo de tu admiración por los plumines Faber-Castell de acero. Los de la Lamy, en cierta medida, pueden dar alguna sorpresa aunque, generalmente, son de calidad para el segmento de precio del que se trata. Gracias por compartir tu experiencia y un fuerte abrazo, amigo Nobokakin.

      Eliminar
  5. Gracias por la comparativa! espero ansioso las otras 10, que conociendote vendrán con el sol naciente. De acuerdo con los comentarios en torno a los Faber Castell. He tenido la posibilidad de hacerme de distintos modelos y el plumín siempre me ha encantado, coincido también en cuanto a las disparidad en los lamy, tengo y he tenido buenos y malos.
    Saludos
    Martín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Martín. Un saludo muy cordial.

      Eliminar
  6. Me quedo claramente con la Inoxcrom Wall Street, cumple de sobra con su cometido, es tremendamente práctica y versátil y todo ello lo hace a precios de derribo, no hay que rascarse mucho el bolsillo con ella para conseguir reflejar en el papel kilómetros y kilómetros de sentimientos, pensamientos….

    La Inoxcrom Wall Street no nació para exhibirse, es una pluma ideal para los tiempos modernos, sin florituras ni adornos que encarecen su precio, es la pluma espartana cuya carga de tinta a modo de lanza siempre estará presta y dispuesta para plasmar en papel los pensamientos que flotan en el aire y la dura realidad del día a día.

    Saludos...:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Apolino. Bien dicho y mejor "trovato". Un saludo muy cordial

      Eliminar
  7. Tengo ganas de conseguir una inoxcrom pero me asalta la duda de si lhay dos wal street una antigua con plumin español y otra moderna con plumin chino... Es asi?
    Maravilloso blog que asíduamente leo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que me consta, ninguna de las dos actuales "Inoxcrom" fabrica la Wall Street por lo que, las que encuentres, serán de origen español. Un cordial saludo.

      Eliminar