Páginas vistas en total

viernes, 5 de septiembre de 2014

Estilográficas y salud.

Por si no fuera suficiente saber que escribir con pluma mejora nuestra caligrafía o que usar varias de distintos colores permite combinar elegantemente con nuestro traje o nuestra camisa, recordemos que, además, la estilográfica supone un beneficio para la salud.

El clásico bolígrafo obliga al usuario a agarrarlo firmemente y a apretarlo verticalmente sobre el papel para que la tinta fluya. Esta particularidad provoca un esfuerzo muscular en zonas débiles de la mano o del codo que pueden rápidamente verse afectadas ocasionado serios problemas además de un cansancio notable. Si uno sufre, además, alguna dolencia como el síndrome del túnel carpiano, cualquier  tendinitis, artritis o calambres, el bolígrafo no hará más que agravarlas o provocar sufrimiento.

Que una pluma repose delicadamente sobre la mano y que esta se deslice suavemente sobre el papel acompañándola sin esfuerzo alguno para sus compleja estructura, es una óptima solución.

Escribir con estilográfica es salutífero y especialmente recomendable para niños, ancianos, y para cualquier persona con algún tipo de dolencia como las expresadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada