Páginas vistas en total

lunes, 15 de septiembre de 2014

Prueba: Pilot 823 Ámbar. La Pluma Total.


Pilot 823 Ámbar. 2013



Material: Resina traslúcida.
Clip: Dorado, tradicional Namiki , en disminución con bolita en el extremo.
Plumín: Oro 14 K
Punto: Grueso
Carga: Bomba manual de vacío
Largo: 148,17 mm. (cerrada)
Ancho: 15,16 mm máximo
Peso: 28 gramos
Precio: Alrededor de 200 euros.

Contexto:

La japonesa Pilot, segunda empresa mundial en instrumentos de escritura, ofrece el catálogo de estilográficas más amplio del mercado pero no sólo eso. Cuando el resto de marcas mundiales abandona cualquier intento por innovar la mecánica de las plumas o, sobre todo, sus plumines, y se dedica al sector del lujo, las empresas japonesas son las únicas que conservan una asombrosa capacidad de desarrollo.  Pilot y Sailor, principalmente, son las dos grandes marcas que aún trabajan y mejoran aquello que constituye la esencia de una estilográfica: el plumín. Alguna pluma de Pilot de gama media, por ejemplo la 743, se ofrece con una increíble opción de 15 plumines.



La numeración de las series de Pilot hace casi siempre referencia al año desde su fundación (1918). Así, los dos primeros dígitos de la 823 quieren decir que la pluma fue lanzada 82 años después. Es una manera muy japonesa de datación y así se hace, por ejemplo, con las "eras", es decir, el cómputo anual en función de los años de reinado de cada emperador. El tercer dígito muestra el precio de lanzamiento en múltiplos de 1000 yenes.

La serie Custom de Pilot es muy larga y contiene plumas asombrosamente asequibles, como la 74, hasta el tope de gama, la 745, con cuerpo de ebonita y lacado en urushi, también por un precio sorprendemente ajustado.

Como veremos, la 823 es una pluma única, incluso para Pilot. Es, para mí, la pluma total.

Presentación.

La pluma se presenta en una fabulosa caja de cartón forrada de satén y acompañada de un bello tintero Pilot de color azul. Una presentación de lujo para subrayar la originalidad y especialidad del modelo.
(foto: nibs.com)


Diseño.

La Custom 823 tiene la típica forma de torpedo o cigarro tan querida por Namiki.  Sus líneas son las clásicas de series tan prestigiosas en otra gama como las Nippon Art. Es una pluma de trazo limpio, pura y armónica, en la que únicamente destacan las elegantes notas doradas del clip, la banda del capuchón y la del culote. La belleza de estos detalles dorados se hace particularmente destacable en el acabado ámbar con el que casa fabulosamente bien.




La característica de diseño más notable es que se trata de una pluma translúcida en dos colores deslumbrantes como son el ámbar y el gris muy oscuro. Tanto el culote móvil como la boquilla y la parte superior del capuchón son de resina negra aunque apenas se advierte.

También hay una versión totalmente transparente pero que, en mi opinión, no llega a tener la armonía de las anteriores. De las dos primeras, la versión en ámbar es la más lograda pues añade, a su belleza intrínseca, la de la tinta contenida en el cuerpo que añade matices, sombras y colores a la espléndida resina dorada.



El magnífico sistema de vacío de esta pluma permite sellar por completo el cuerpo del alimentador de manera que puede llevarse tranquilamente en un avión sin riesgo alguno de pérdida. Cuando se escribe con ella, sin embargo, habrá que abrir la válvula correspondiente desenroscando un par de milímetros el culote como más abajo se verá.

Tamaño y Peso.

La 823 es una pluma de tamaño considerable, la segunda de la gama Custom según se puede apreciar en esta comparativa realizada por KMPN



(foto: KMPN blogspot)

Se trata de un instrumento sólido y con presencia. No es pesada pero sí se nota la existencia de un mecanismo interior potente que aporta aplomo y seguridad.

Plumín

El plumín de la 823 es el nº 15, es decir, el más grande de los estándar de Pilot  como se ve a continuación:

(foto: KMPN blogspot)

Al contrario de lo que ocurre con el de la 843, el plumín es de tono simple aunque eso no le resta belleza sino que se ajusta mejor al conjunto de la pluma, especialmente en la de color ámbar. Más colores en el plumín habrían supuesto un barroquismo innecesario.

Por otro lado, se trata de un plumín que reúne todas las formidables características de Pilot: bello, perfectamente cortado, ajustado al milímetro y con un desempeño intachable. Ofrece una escritura suave y fluida que permite escribir horas seguidas sin el mínimo asomo de cansancio.



El modelo que presento, de punto grueso, no lo es tanto como sus homólogos occidentales, pero permite un trazo agilísimo y húmedo, apto para cualquier uso.

Alimentación:

El sistema de llenado de la 823 es único dentro de la marca Pilot y consiste en un mecanismo de vacío. La parte trasera de la pluma se desenrosca y se extrae el mecanismo tirando hacia atrás del culote. Se sumerge el plumín en el tintero y, a continuación, se empuja de un solo golpe hacia abajo el pistón haciendo que el aire del cuerpo se expulse y la tinta ocupe instantáneamente su lugar.



Este sistema, utilizado en la pasado por marcas históricas como Sheaffer,  es muy raro actualmente. Sus principales valedores son Visconti, Twsbi y Pilot con la pluma que nos ocupa. Se trata de un mecanismo complejo, eficiente y extraordinariamente atractivo para el aficionado y, sobre todo, proporciona ingentes cantidades de tinta cuando se aplica a plumas de buen tamaño como es el caso.

(foto: namiki)

En el esquema anterior se aprecia perfectamente el mecanismo y cómo funciona. A la izquierda, en el segundo dibujo, se señala cómo el culote del cuerpo ha de desenroscarse unos milímetros para permitir que la tinta baje hasta el alimentador. 

La capacidad de la pluma es enorme lo que la convierte en un instrumento perfecto para largas sesiones de escritura sin la preocupación del rellenado. A su vez, el formidable sistema de sellado, permite conservar el conjunto alimentador-plumín en perfecto estado evitando la evaporación de la tinta a su través.

Carrera Corta.

Las cualidades de la 823 se aprecian desde que el plumín toca el papel. Arranque instantáneo, flujo generoso y deslizamiento óptimo sobre la hoja. El plumín es perfecto aunque rígido; no admite presión alguna para ensanchar el trazo. Aun con el culote cerrado, la tinta que hay en el alimentador permite escribir cierto tiempo o, por ejemplo, firmar, sin necesidad de abrirlo.



La pluma se deja sentir en la mano. Es ligera pero no tanto como las que carecen del mecanismo de vacío cuya presencia se advierte. Es una pluma grande, de manera que no es preciso usarla posteada. Su grosor proporciona una increíble comodidad al usuario.

Carrera Larga

Lo que apuntaban las primeras notas lo confirma una escritura continuada con esta hermosa pluma. Las líneas y los párrafos se multiplican sin señal alguna de cansancio para el usuario y sin el mínimo problema en el trazo que permanece constante y jugoso gracias a la generosa entrega que proporciona el alimentador. El tamaño de la pluma se revela perfecto para una mano y postura de agarre normales.



Aunque la pluma es de buen tamaño y grosor, se siente liviana. No obstante, se nota en la mano, lo que le otorga un magnífico aplomo para escribir sin que los trazos se disparen por gestos demasiado fáciles. El punto grueso se complementa perfectamente con la generosidad de flujo y el arranque instantáneo. Se pueden escribir horas con esta pluma sin que se advierta el mínimo problema.
Por otro lado, el sistema de cierre del depósito hace que la pluma no se seque nunca y que escriba instantáneamente. Eso permite tenerla guardada durante días sin que la tinta obstruya el alimentador y, de paso, se evapore.

Conclusiones.

La 823 es la pluma total. Reúne en su armónico cuerpo una increíble belleza y un formidable desempeño. No es una pluma de lujo aunque la pureza de líneas y la elegancia del diseño no permiten que pase desapercibida. Siendo translúcida, aporta al usuario el disfrute de sutiles matices y de sombras que le acompañarán e ilustrarán su trabajo diario.


La eficacia de su plumín permite una escritura incansable, perfecta desde el mismo instante en que se apoya suavemente sobre el papel y continua indesmayable hasta la última gota de tinta que recibe de su generoso depósito.
El sistema de vacío, robusto, impecable, comodísimo, proporciona el mejor sistema de llenado actual y una ingente cantidad de tinta perfectamente controlada y segura en el interior de su cuerpo.
La 823 es pluma que sirve absolutamente para todo. Para viajar, para el trabajo de oficina, para firmar, para tomar apuntes. Incansable, fiable y hermosa, tiene méritos de sobra para convertirse en la pluma de cabecera de cualquier aficionado.

A favor: 

Singular belleza y precisión mecánica.
Sistema de llenado y seguridad.
Plumín.
Autonomía.
Presentación.
Inmejorable relación calidad-precio.

En contra:

No se me ocurre...


17 comentarios:

  1. ¡¡Aaaah!! ¡Esta está en mi lista "de la compra"! Es una de las que tengo muchas ganas de añadir a mi pequeño elenco de compañeras :)

    No tengo ninguna con este sistema de carga y tuve la opción de verla, tocarla y probarla gracias a un amigo. Me enamoró. Creo que sin duda acabará siendo la próxima :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te arrepentirás. Es una pieza imprescidible, y además, añade el juego estético que da la transparencia del cuerpo con la tinta que uses.

      Eliminar
  2. Tras un fin de semana con ella más un par de jornadas laborales he de decir que se ha ganado inmediatamente un puesto en mi estuche de las dos plumas "titulares". A mi m600 le ha salido una compañera y competidora -descanse en paz en el cajón la lamy 2000-.
    El tamaño es perfecto. Creo que más o menos será como una 146 de Montblanc. El plumín lo elegí de punto M y es fabuloso. Tiene un punto más de feedback que el de la m600 que antes mencionaba, pero es igualmente agradabilísimo.
    Con una tinta edelstein amber, que sombrea bastante, y el flujo del plumín tan jugoso queda una letra muy bonita.
    El llenado es una gozada. Y es muy sencillo conseguir una carga completa. Una pluma de 10 rotundo en ratio calidad/precio.
    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro muchísimo de que te guste. Como has podido apreciar, a mí me entusiasma porque lo hace todo bien. La tinta que le has puesto realza muchísimo el conjunto. Enhorabuena y un abrazo

      Eliminar
    2. Como titulas en la entrada, es la pluma total. Aparte de que a mí me gusten muchos modelos, y pueda apreciar diferentes características en ellos, es la pluma que recomendaría a cualquiera.
      Otro abrazo para tí

      Eliminar
  3. Hola! Cual sería el canal idóneo para adquirirla en España. Pues el distribuidor de Pilot España no dispone de ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te recomendaría cualquier vendedor de eBay. Es lo más barato aunque, desde luego, hay un cierto riesgo a la hora de la importación. Si el envío es detenido en aduanas, calcula un sobreprecio de un 30% aproximadamente, dependiendo del valor declarado. Un saludo muy cordial.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por la información. Muy interesante el blog. Un cordial saludo.

      Eliminar
  4. Buenos días: mi nombre es Ramón Núñez Orjales. Acabo de comprar esta pluma con el plumín F. Escribe fatal. Supongo he tenido mala suerte. La Lamy Safari con plumín EF es una maravilla. Se puede arreglar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ramón. Necesitaría saber algo más de lo que le pasa a la pluma. ¿has probado a desenroscar un poco el culote? Tiene que estar así para que haya flujo. Espero tus noticias con un saludo muy cordial.

      Eliminar
  5. Hola. Gracias por responder. Sí, el culote lo desenrosco. En escritura normal el grosor del trazo no es uniforme y en ocasiones ausente. En caso de escritura rápida muchas veces ausente. Si firmo, escritura muy rápida, al menos el 50% en blanco. Si hago la prueba de trazar rápidamente una línea ondulada, de dcha a izda va casi bien, de izda a derecha en blanco. Si hago una prueba de trazar de arriba a abajo, hacia abajo casi bien, hacia arriba en blanco. La tinta es una típica Watermann. Nada de esto me sucede con la Lamy Safari, incluso con la tinta Parker...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Resulta extraño porque parece que, en efecto, es un problema de alimentación. PUuede ser también un defecto de ajuste y el plumín y el alimentador estén desalineados, o demasiado introducidos en la boquilla, o girados. Es extraño pero podría ocurrir. En cualquier caso, asegúrate de que al girar el culote, el sello del pistón se levanta y deja pasar la tinta adecuadamente. Espero tus noticias con un cordial saludo

      Eliminar
    2. Hola: gracias de nuevo por el interés que muestra. Creo que el problema va por el sello del pistón. Buceando en la web encontré que retirandao una de las dos juntas que hay en el pistón, en concreto la distal, la de pequeño tamaño, el problema se arreglaba. En efecto, la retiré y ahora escribe fantásticamente e incluso no es necesario aflojar el culote. Y no hay pérdida de tinta. Un saludo y enhorabuena por el blog.

      Eliminar
    3. Me alegra mucho que el problema se haya solucionado. Un saludo muy cordial

      Eliminar
  6. ¿es el mismo sistema de carga Touchdown de Sheaffer Imperial?
    Con este modelo no creo que se heche en falta el sistema eyedropper.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No; el de Touchdown se basa en una camisa que comprime un saco interior mientras que la Pilot es una bomba de vacío que se crea cuando el pistón baja, obligando a la tinta a llenar el depósito. En efecto, la capacidad de esta pluma es más que suficiente y no es necesaria la de una cuentagotas. Un saludo cordial y gracias por el comentario

      Eliminar