Páginas vistas en total

jueves, 8 de enero de 2015

Pilot 845: En la cima.

La línea Custom de Pilot se ha convertido en la espina dorsal de su producción estándar. En la cima de su catálogo está una pluma que ha revolucionado el mercado: la 845

La 845 es una soberbia pluma de formas tradicionales. Pilot ha dejado en un segundo plano los plumines semicarenados y otras señas de identidad de sus modelos clásicos y ha descubierto que el mercado y los aficionados adoran las líneas clásicas, los plumines descubiertos de gran tamaño y los acabados sobrios y elegantes. La 845 responde a todo eso y añade, ni más ni menos, un acabado en urushi.


Hasta la 845, el lacado urushi se limitaba a plumas especiales, bien por su cantidad bien por su limitada distribución. Tras la aparición de la 845, las otras grandes japonesas han ido incorporando modelos lacados en plumas estándar, si bien se trata de modelos de gama alta o ediciones especiales como la Sailor KOP Urushi o la Platinum Izumo Urushi.  Pilot, aunque también limita este acabado a su pluma tope de gama, sigue caracterizándose por un precio extraordinariamente favorable con relación a competidores. Pero veremos que lo consigue recurriendo a algún atajo.


La 845 es un estilográfica, pues, rotunda y con empaque (146 mm); de formas clásicas, extremos planos, enorme plumín -el mayor de Pilot de la gama estándar, que comparte con la 823- y fornituras doradas que, con el urushi negro, hacen una fabuloso maridaje.  La pluma está construida básicamente en ebonita pero no toda; aquí encontramos el primero de los atajos que ha tomado Pilot para conseguir una pluma de esta categroía a un precio tan asequible: la boquilla es de plástico, la misma que usa la 743 .También lo son el extremo del capuchón y el remate del cuerpo. Apenas se nota, pero tiene su importancia respecto al coste y montaje de la pluma.


Las líneas de la 845 y la belleza del lacado, hacen que el conjunto sea muy atractivo. Su tamaño, además, la convierte en un instrumento formidable. A mi juicio, más impresionante que una MB 149. El capuchón luce la palabra urushi en pequeñas letras doradas. Este tipo de lacado, por si fuera poco, garantiza una gran duración y resistencia a rayados y desgastes aunque ya sabemos que no soporta bien el sol directo.


El plumín de la Pîlot es imponente; un fastuoso número 15 bicolor que comparte con la 823 y con otras plumas de mucha mayor categoría como las Hakase cuyo precio triplica el de la 845. Es un  plumín bellísimo que escribe con absoluta perfección.  El gran tamaño de la pluma y el fabuloso desempeño de este plumín, convierten la escritura en un ejercicio delicioso del que uno nunca se cansa. Todos los plumines de la 845 están datados y el que aquí se presenta, un formidable "doble B" contiene la inscripción "512" lo que quiere decir que ha sido fabricado en Mayo de 2012.


La alimentación se verifica por convertidor, al igual que sus competidoras. Pero Pilot usa el magnífico Con-70 que casi hace olvidar la capacidad del pistón, Es un convertidor comodísimo que puede contener una enorme cantidad de tinta. Si no hubiera pistones, el Con-70 es el sustituto ideal. Aquí aparece pintado en negro para hacer juego con el lacado del cuerpo, lo que añade un toque especial de elegancia.


¿Con qué comparar la 845? Dejando a un lado la Montblanc 149 a la que bate -o iguala- en todos los terrenos, especialmente en el precio, sus principales rivales son japoneses. Su precio la hace más asequible que una KOP o una Izumo aunque, últimamente, éstas han ido ajustando sus precios. La 845 y la KOP estándar siguen pareciendo plumas normales mientras que la Izumo y la KOP Urushi tienden a parecerse a modelos superiores, con poco metal. Las Nakaya más sencillas son también más caras pero son plumas más especializadas, más bellas y más estilizadas, pero también mucho más delicadas que la poderosa 845. Por un precio que ronda los 350 euros en internet, es un autentico peso pesado al que pocos modelos pueden presentar batalla.


En la cima del catálogo estándar de Pilot hay un peso pesado sin rival. Su desempeño es espléndido y su belleza, única en esa categoría y precio. Para comenzar con el urushi, no hay mejor elección.

6 comentarios:

  1. La pinta es excepcional.
    Yo andaba tentado, pero al final he cogido la custom 823 por el sistema de llenado. Me hacía gracia lo del vacío.
    Confío en no haberme equivocado.
    Será mi segunda pilot. La capless que me trajeron de Japón me empujaba a seguir probando plumas de esa marca. Es una estilográfica fantástica para el tipo de trabajo que tengo.
    A ver si llega por EMS, que todavía no he podido probarla.
    Como tenga el mismo desempeño que la otra, y estando muy en el hilo de lo que tú opinas en tu blog, a ver cuál es la próxima. Sailor... Platinum...
    Por cierto. Dado lo que me ha costado la capless traida por un amigo de Japón, lo de los aranceles, tipo de cambio y/o beneficio de los intermediarios es para comentar largo y tendido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adoro la 823, es una pluma perfecta. La 845 es distinta. Yo uso la primera para todo y la segunda para firmar porque la adquirí con un BB idóneo para ello. No se puede querer a una más que a la otra, hay que tenerlas ambas...

      Coincido contigo en que la Capless es una pluma excepcional. Pilot marcó un antes y un después con este modelo.

      En cuanto a los precios, ya conoces mi opinión. Entre la absurda política arancelaria y los márgenes de los distribuidores, están acabando con el comercio tradicional. Tampoco hay que olvidar que hay marcas que imponen estos márgenes y que impiden hacer rebajas, Seguro que se te ocurre alguna.

      Para tu próxima adquisición, te recomiendo una Sailor. Tendrás mucho para comparar

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  2. Es bellísima... Y vuelvo a pensar en aquella Pilot Herringbone que dejé en Tailandia :(

    Me temo que la próxima mía será una 823, que me tiene tentada desde hace tiempo y no tengo ninguna con ese sistema de llenado. Esta 845 es bellísima... La verdad es que el acabado luce muchísimo en tus fotos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las dos son plumas soberbias. Primero una, luego otra...

      Gracias por tu comentario, Papish!

      Eliminar
    2. Actualizo este hiloo porque estoy evaluando comprar una Pilot 845 o una 823.
      El mejor precio que he visto de la 845 es de 320€, aunque el vendedor admite ofertas, y de la 823, 192€.
      Según he leído ambas plumas comparten el plumín, ¿merece la pena entonces la diferencia de 128€ entre una y otra?

      Eliminar
    3. Hola José: el desempeño de ambas plumas es el mismo: magnífico. Una está acabada en urushi y por eso es más cara. Pero la 823 es una pluma espléndida y, además, tiene carga por bomba de vacío lo que es un punto funcional a su favor. Yo elegiría en función de mis preferencias: la estética o la funcional. Un cordial saludo

      Eliminar